Deportivo Pereira trasciende el plano de los goles

He leído el libro que acaba de publicar el reconocido periodista deportivo Danilo Gómez Herrera titulado: Deportivo Pereira… la historia continúa. Y quiero dedicarle unas líneas para apreciar con quienes lean estas palabras, algunas de las sensaciones y reflexiones que me deja su producción.

El sentido por lo humano en Deportivo Pereira

La historia más reciente, que bien contextualiza el primer capítulo, apoyado en los relatos de Alejandro Cardona, Jefe de Comunicaciones del Deportivo Pereira, tiene esa connotación que el periodismo debe defender sin tapujos ante los seguidores y amantes del cuadro Matecaña o cualquier otro equipo de fútbol en el mundo y es, ese sentido por lo humano.

Los jugadores, más allá de los triunfos y derrotas, son ante todo personas, y en sus vidas hay situaciones con las que han debido lidiar para emerger, muchas veces, en medio de la adversidad.

Si me preguntan cuál fue la clave para el regreso del Deportivo Pereira a la primera división, bien podría responder que la respuesta se encuentra en ese primer capítulo del libro. En lo personal lo interpreto desde la cohesión de grupo y el trabajo en equipo. Allí todos fueron claves, pero el sentido de lo humano fue determinante para conformar una familia.

Sobreponerse a la frustración

Si usted no sabe quiénes son Maye y Lu en la vida de Harlem Castillo, tiene que leer el libro para entender por qué ellas son parte de su inspiración; de pronto desconozca el ejemplo de superación que describe a Jhony Vásquez el capitán, por eso debe leer su historia para entender por qué hubo suficientes argumentos para ganarse una oportunidad en la plantilla titular. Auqnue desconozca las condiciones de vida que superó Jairo Molina en Envigado con su esposa Marcela, lea el libro para entender por qué la ausencia de gol tenía que revertirse en anotaciones y que a la postre fueran claves para el ascenso Matecaña. Y así, sucesivamente, cada jugador tiene una historia tras de sí y que, como toda persona, está marcada por su trayectoria de vida

Según interpreto en el libro de Danilo Gómez, el Director Técnico Óscar Craviotto y su asistente Pablo Bidde, apelaron a la frustración (tal vez de forma inconsciente), para resignificarla en el propósito del ascenso.

Lea más sobre: Libro: Deportivo Pereira… la historia continúa

Los “nuevos” jugadores que llegaron para la temporada 2019, venían todos de sufrir diferentes frustraciones. Lesiones, bajo rendimiento, enfermedad, pérdidas familiares y sueños truncados. Y los estrategas argentinos al servicio del Deportivo Pereira, también traían su propia frustración, en especial aquella de no lograr el ascenso en el 2016. Esto sin mencionar la frustración administrativa y jurídica del equipo.

Un ultimátum en sus vidas profesionales

¿Qué hubiera sucedido si no hubiesen logrado el ascenso?. Tanta frustración acumulada sirvió como un ultimátun en sus vidas profesionales.

Era asumir la responsabilidad del todo o el nada. Dice el relato, que Pablo Bidde se convirtió en el “carpintero del ascenso” y que en su rol, asumió la responsabilidad de conocer a fondo sus jugadores “se convirtió en padre y amigo, notó la tristeza de los que venían mal, encontró los mejores consejos para motivarlos…”, al punto que logra darle vida a un personaje reencarnado desde la metáfora de Sancho Panza, por ser ese amigo aventurero, fiel y bondadoso, presente hasta en las peores crisis.

Craviotto cargaba su propia frustración.

Esa que no lo dejó dormir en los últimos tres años y que le recordaba la necesidad de lograr el ascenso para borrar de su memoria la derrota sufrida un 28 noviembre del 2016, cuando en un segundo, perdió la posibilidad de ascender con el cuadro pereirano.

Pero si usted no sabe quién es “la gladiadora Roxanna” en la vida de Néstor Oscar Craviotto, tiene que leer el libro para entender que además de Pablo Bidde su amigo, y sus hijas Yani y Lorenna, existe una familia con otros tres personajes inspiradores en su vida “Mora, Bella y Felipe” y donde Roxanna por supuesto dirige al pie de la raya.

Entre tantas oportunidades que Craviotto le ha dado a su vida, está la brindada a Felipe: “A Felipe lo adoptó en Chile, después de una noche triste cuando su equipo perdió un partido definitivo…” y Felipe terminó en La Plata, Argentina, convirtiéndose en otro de sus consentidos. Si usted quiere saber quién es Felipe, entonces debe leer el libro.

En definitiva, Craviotto confió en la capacidad de un plantel conformado y precedido de múltiples frustraciones que bien pueden identificarse en los relatos. Y que, en su conjunto, tuvieron que traducirse en armas letales dentro del campo de juego, para romper las redes y gritar, más que goles, el camino de superación personal de cada uno de sus actores.

En adelante, esta bella publicación, que plasma la impronta del ascenso en cortos relatos, recupera la historia y el significado de otros personajes que se sumaron a ese de cúmulo de frustraciones en la historia del Grande Matecaña, para exaltar en las pequeñas victorias esos sentimientos de grandeza que mantienen viva la esperanza y que a lo largo de los años han dejado en su testimonio los nombres de personajes anecdotarios como el caso de doña Cecilia Monsalve “Chila”, los periodistas más reconocidos, sus ambiciosos y acuciosos dirigentes, los jugadores trascendentales desde Casimiro Ávalos hasta la más reciente generación, y por supuesto la hinchada de la barra Lobo Sur que poco a poco ha venido dando muestras de su organización y la posibilidad de ser referente nacional por el sentido social al que le apuesta.

En definitiva, Deportivo Pereira… la historia continúa es una publicación que hay que leer, para entender que Deportivo Pereira trasciende el plano de los goles, ratifica la identidad de un pueblo y lleva el sello de una ciudad para la cual su equipo de fútbol, como se interpreta en este libro, es símbolo de esperanza y sobre todo, de capacidad para reponerse ante la frustración.

Eso es hoy Deportivo Pereira, una esperanza con capacidad de reponerse ante la frustración. Por eso hay que leerlo…

“Unidos somos más. Más deporte, más región”
Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *