Deportistas, a llevar a la región en el corazón para Juegos Nacionales

Presentación de deportistas quindianos a Juegos Nacionales

Foto / Valentina Jiménez Rivera / Presentación de deportistas quindianos a Juegos Nacionales

Desde el 16 de noviembre se dará inicio a los XXI Juegos Deportivos Nacionales y el 1 de diciembre iniciarán los V Juegos Paranacionales, un evento al que se tendrá que ir con todo el sentido de pertenencia. 

Pese a que hay departamentos que llegarán con presupuestos más ajustados que otros, donde el hospedaje, la alimentación y la preparación previa no fueron tareas sencillas; el honor y el orgullo deberán relucir en las justas más importantes para Colombia.

En el caso del Eje Cafetero, Caldas, Quindío y Risaralda, tendrán todas las condiciones necesarias para asistir, tanto para deportistas que tienen expectativa de medalla, como para quienes apenas iniciarán un ciclo olímpico en la posteridad, o sencillamente son proyección a Juegos Nacionales 2023.

El orgullo, el amor por la camiseta, el cariño por los territorios serán la constante en los Juegos Nacionales, un escenario ideado para medir el potencial deportivo que se cultiva en las regiones; pero a su vez, para dar cuenta de la satisfacción de sus ciudadanos con los procesos internos.

Antioquia, que llega con 823 deportistas, lo hará sabiéndose un departamento potencia, de eso hace gala en cada participación nacional con sus atletas; sin embargo departamentos más pequeños que asistirán con delegaciones que no superan los 250 representantes, deberán buscar ese apoyo en el espíritu deportivo, la resiliencia y el amor por el deporte, para lograr niveles de motivación.

Mística al representar al Eje Cafetero

Lucir la camiseta de una selección involucra poder manifestar con acciones todo cuanto ocurre en los territorios que se representan. Es por eso que los atletas son llamados a dejar en alto los nombres de los departamentos y ojo, porque esto no necesariamente los obliga a estar en el podio, se puede competir con el honor, sin la obligación de estar entre los tres primeros.

La identidad y el nivel de identificación jugarán un papel fundamental en el camino de las pruebas, donde Valle, Bogotá, Antioquia y Bolívar por ser anfitrión, querrán denotar una superioridad, a la que otras zonas tendrán que hacer frente con valor, sacrificio y actitud. El poderío del más capacitado se mide con voluntad y el orgullo del menos favorecido.

Unión de fuerzas

Serán unos juegos para trabajar de manera unida, pensando en la articulación de fuerzas para Caldas, Quindío y Risaralda; de Armenia, Manizales y Pereira como capitales, Bolívar 2019, será el inicio de un gran proceso hacia el evento que reunirá nuevamente a los más selecto del deporte en estas tierras. En Bolívar se inicia el trabajo que se debe concluir en el Eje Cafetero en el 2023.

Es importante que quienes van a tener el privilegio de viajar comprendan que sus viáticos, los recursos y la oportunidad de estar allá, se materializan como recompensa a su trabajo y con recursos de la ciudadanía, esa que los premia por verlos crecer y aportarle a esta linda zona del país.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *