Final de Copa Ciudad Pereira, ¿En el Mora Mora o el Hernán Ramírez Villegas?

Foto / Pablo Bohórquez. Otra de las graderías totalmente llena en el Estadio.

Por estos días se estudian ambas posibilidades, pues los dos escenarios ha acogido al evento de fútbol aficionado a lo largo de la historia; sin embargo la importancia que tiene el Alberto Mora Mora despierta singular interés entre los amantes a la pecosa. 

La discusión radica en el concepto de la Dirección Operativa para la Atención y Prevención de Desastres de Pereira, DOPAD, en la cual se recomienda escenarios idóneos para eventos de asistencia masiva, con la premisa que cuenten con garantías suficientes para resguardar la seguridad de los espectadores.

Lo anterior, debido a la poca capacidad del escenario ubicado en el barrio Kennedy, al oriente de Pereira, el cual además no cuenta con elementos físicos que permitan a la asistencia poder gozar de las garantías de seguridad necesarias al momento de una emergencia. Sin bien al escenario se le han invertido recursos en los últimos 20 años (53.000.000 para los Juegos Bolivarianos 2005), y una serie de adecuaciones subsiguientes a esa fecha; el ‘Fortín de Libaré’ no ha recibido una inversión mayúscula que le permita una modernización como la que vivió su vecino, el Hernán Ramírez Villegas para el 2011, que cumple con estándares de la Federación Internacional de Fútbol Asociado, FIFA.

Lo cierto es que el Alberto Mora Mora fue el que le dio vida a la Copa Ciudad Pereira, y la Copa Ciudad Pereira revivió al escenario desde que Deportivo Pereira se alojó en su nueva casa en los años 70. Existe una relación especial entre el escenario y el fútbol aficionado que alberga el lugar en diferentes épocas del año.  Por ello se relaciona al fútbol amateur más con este lugar que con el ubicado en la Villa Olímpica.

Foto / Pablo Bohórquez

El ‘Fortín de Libaré’ ha sido escenario de grandes historias, de personajes importantes en el relato del fútbol nacional; ha sido este lugar el hospedaje de anécdotas del Deportivo Pereira, ese que ha tenido grandes momentos ante referentes del balompié colombiano como Millonarios y Atlético Nacional. En el cerro de la comuna Villa Santana, la hinchada matecaña ha aprendido a apreciar el fútbol, y los habitantes del sector de Kennedy, Líbaré, Pimpollo, a congraciarse con la pecosa en épocas donde la oferta deportiva escasea.

Incluso el sector del oriente de la ciudad permite a personas de diferentes estratos poder disfrutar de la Copa Ciudad Pereira. Llegan habitantes de Villa Santana, El Danubio, El Japón, Frailes (Dosquebradas), así como sectores mejor favorecidos como Los Alpes, La Rebeca, Álamos, Pinares, es decir, confluyen diferentes sectores para apreciar lo mejor del fútbol aficionado.

Aunque como lo señala el periodista e historiador, Danilo Gómez Herrera, no hay que generar un “drama” con la situación, pues el estadio Hernán Ramírez Villegas ha sido escenario alterno de la copa desde su primera versión en 1982-1983, cuando la primera final la ganó Heladería Tropical ante Cuba, precisamente en el Hernán Ramírez. “En Heladería Tropical jugaba Augusto Ramírez, jugaba Gustavo Santa, entre otros”, agregó Goméz Herrera.

Danilo Gómez, tiene amplia experiencia en la Copa, la cubrió desde 1984 hasta el 2002, tiempo que le alcanzó para darle el rédito necesario al máximo escenario de los risaraldenses que se ha servido como opción para cuando las inclemencias del clima, o alguna otra razón, impiden que el Alberto Mora Mora reciba algunas jornadas del certamen.

Semilleros Deportivos consultó también a Francisco Benítez, uno de periodistas más experimentados de la ciudad. En su trayectoria ha cubierto 25 de las 36 versiones, esto le confiere un criterio claro sobre la duda que se tiene:

“La Copa Ciudad Pereira es del Mora Mora; pero hoy el Mora Mora no brinda las garantías suficientes para una final de la Copa. El estadio seguramente se volverá a llenar, y esperemos que no pase nada; pero en caso de algún tipo de situación como un temblor, o algún pánico, la gente no tiene por dónde salir en el sector norte de la tribuna principal, porque no hay escalinatas, la gente tendría que saltar o tendría que apretujarse en la única salida que hay de la tribuna principal. Entonces para evitarse problemas, la DOPAD, ha manifestado que el partido de la final se debería jugar, por situaciones de seguridad, en el estadio Hernán Ramírez Villegas, cosa que yo avalo. Ahora, si los organizadores quieren jugar en el Mora Mora, están advertidos”.

Foto / Pablo Bohórquez. Hasta parado y por las rejas la gente observó el partido.

La decisión final sobre la sede de la gran final se tomará este jueves 27 de diciembre, justamente después de las semifinales del evento, con el fin de tener tiempo suficiente para estudiar bien las posibilidades que se tejen entre uno y otro lugar. Esto sin duda tiene hablando a los expertos, a los aficionados y a quienes se han dedicado a cubrir durante décadas este deporte.

El mismo Uber Montoya Zúñiga, (RCN) que hace parte de los periodistas que más copas ha cubierto en toda su historia, 31 de las 36 versiones, alude a que es un gesto innecesario trasladar este cotejo definitivo hasta el occidente del municipio:

“No estoy de acuerdo con el cambio de sede, yo respeto mucho la determinación, el concepto que haya dado la DOPAD, pero considero que nadie puede prever cuando va a temblar, y si es por capacidad de gente, pues me parece que los equipos que han llegado a la final no son tan taquilleros para decir que va a haber un lleno como el año anterior. No está Cuba, no está Dosquebradas, no está Macol que también lleva mucha gente, la UTP. Creo que es innecesario el cambio de sede de la final de la Copa Ciudad Pereira”.

Voces señalan que se debe respetar el escenario ideal del Mora Mora por la importancia que tiene en esta competencia que no corresponde al fútbol profesional colombiano. Situaciones que ambienta así un verdadero mar de opiniones sobre el escenario ideal.

“Prefiero una final de copa en el estadio Mora Mora, pero con una cancha y un escenario digno, la cuestión es que en caso que la cancha no esté en optimas condiciones, la segunda opción sería el estadio Hernán Ramírez Villegas; pero yo quisiera ver la final porque la Copa es del Mora, por lo que se vive en el Mora, porque estamos pegados ahí a la cancha; pero si no hay condiciones optimas para jugar tiene que ser el estadio”, comentó el presidente de La Cantera, Jorge Iván Montoya.

Finalmente será la organización quien tome la determinación final este jueves y la de a conocer al público, así hayan connotaciones sociales, conceptos técnicos y de infraestructura que privilegien a cualquiera de estas opciones.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *