Ciclismo: una capacidad increíble para reponerse a la adversidad

Andrea Mesa Quiceno
Asociada Acord Risaralda

Los triunfos deportivos en nuestro país, se convierten en un detonante de la pasión y el sentido de patriotismo. La satisfacción de unos, se convierte en la alegría de un pueblo que se debate entre la dualidad de una Colombia posible, con sueños y metas y el país violento y desigual que nos corresponde. En esta historia de victorias, los ciclistas nos han sacado una gran sonrisa, se han convertido en un emblema nacional.

Y es que al hablar de nuestros ciclistas perfectamente podríamos referirnos a una raza verraca, una herencia de campesinos que han hecho posible un sueño nacional. Gente echada pa’ lante, que han irradiado la fuerza del campo a las bielas y los pedales, y así se han formado otros en distintas partes del territorio nacional, con verraquera. Hoy una vuelta ciclística no se imagina sin los colombianos, hoy son un referente internacional, no en vano tenemos unos escarabajos destacados que se dedicaron a marcar la historia del ciclismo colombiano.

Fotos / Egan Bernal (Eje Pedal) / Nairo, Urán y Gaviria (Pablo Bohórquez).

De forma generalizada podríamos decir que el país tiene un sentido patriótico hacia los ciclistas, pero también algunos han sido despectivos y en mi concepto, con una crítica salida de tono, al referirse a los más destacados ciclistas, como unos perdedores, el caso más reciente es el de Nairo Quintana que no logró su prometido de ganar el Tour de Francia. Se requiere mucha apatía al no reconocer los tan grandes esfuerzos realizados y los logros ya alcanzados, es que son hasta 21 días sobre  la bicicleta, en los más exigentes terrenos y hasta allá,  el nombre de nuestro país ha sido reconocido en un sentido positivo.

Es necesario entender la verdadera dimensión de los triunfos del ciclismo colombiano, lo que han logrado cada uno de los escarabajos es toda una proeza, desde los primeros hasta los actuales, los ciclistas nos han enseñado que se puede caer y levantarse, que es posible salir de las más difíciles situaciones para alcanzar los sueños. Ellos enseñan acerca de la fuerza y la dedicación, del ímpetu, la valentía y no es que los otros deportes no lo permitan, pero en ellos, los ciclistas encuentro una capacidad increíble para reponerse a la adversidad.

Lea también En imágenes: prólogo de la Vuelta a Colombia 2018

Foto/Nicolás Arbeláez

Por estos días que se realiza la Vuelta a Colombia, podemos ver los nuevos rostros del ciclismo, valientes escarabajos cimentados en una historia y unos sueños compartidos. Las Vueltas internacionales siguen y allí nuestros colombianos dan de qué hablar con sus resultados, nuestra campeona de Ciclismo se ganó la montaña en la Vuelta Femenina a Guatemala y así, este exigente deporte cada vez está más vigente, me refiero netamente a la Ruta, porque en sus otras modalidades también abundan los triunfos.

Que lleguen más escarabajos, que haya más ciclismo para todos, nuevamente cito a Natalia Muñoz que se ha dedicado a extender el deporte en e municipio industrial de Risaralda, que lleguen más Vuelta a Colombia a nuestra región, que se repita la Colombia Oro y Paz. Mi admiración total por esos deportistas que recorren bellos paisajes, que sortean todo tipo de clima y dificultad para llegar a la meta, una raza pujante, una raza verraca.

 

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

 

 

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

Andrea Mesa

Comunicadora Social - Periodista, Especialista en Mercadeo Estratégico de Servicios. Asociada Acord

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *