Atletismo, con justa causa pide su pista en Risaralda

Carlos Marín / Periodista Deportivo

Tener una pista y ser despojada de ella para favorecer a un evento de fútbol, no es un gesto que se tenga que aceptar a través de los años, por el contrario, el Atletismo del departamento  ha tenido paciencia. 

Ocho años sin escenario deportivo, así es el presente de la Liga Risaraldense de Atletismo. Un organismo que desde su interior se ha estructurado mejor desde inicios del 2018 y busca a través de actividades deportivas, participación en eventos regionales y nacionales, sustentar el trabajo que le entrega al deporte regional.

Por estos días resurge en el departamento la discusión sobre la carencia que existe en relación a la pista. El organismo a través de una carta que hace extensiva a los medios de comunicación, manifiesta sentirse “frustrados, insatisfechos y tristes por el panorama de la pista de Atletismo que tanto necesita Pereira y Risaralda”.

Cómo no si desde la Administración de Enrique Vásquez se viene prometiendo, engañando y endulzando el oído sin hechos concretos. No existe una sola maquinaria de obras en el estadio Hernán Ramírez Villegas para devolver la pista a los risaraldenses, ni siquiera un documento que de cuenta de una licitación, menos un llamado a los medios de comunicación para notificar sobre la destinación de recursos para este propósito.

Foto / Carlos Marín

Si bien existen otros organismos que no cuentan con escenario como la Liga de Bádminton de Risaralda, la Liga Risaraldense de Béisbol, es claro que la prioridad la tiene Atletismo; primero porque fue un deporte al que le vulneraron sus derechos por encima de un evento internacional como el Mundial Sub 20 de la FIFA 2011. Después del torneo, en el gobierno de Vásquez Zuleta, los atletas tuvieron que entrenar en los alrededores del Hernán Ramírez Villegas. Segundo porque el Atletismo es la madre de todos los deportes, de allí se desprenden otras disciplinas; tercero y no menos importante, es por la labor responsable, juiciosa e incluso investigativa y colaborativa que vienen haciendo sus dirigentes. Atletismo se ha convertido en una liga con credibilidad, respaldo e impacto, impacto que podría ser mayor si tuvieran donde materializar sus ideas.

Foto / Carlos Marín

El reclamo se sustenta en la mirada que hay de Armenia y Manizales, dos municipios que parecen tener el tema solucionado, por lo menos la capital quindiana. Manizales está en camino de hacerlo con una inversión cercana a los $ 1800 millones. La desventaja en la que se sumiría el departamento es más que evidente.

Hoy sabemos que la opción de reactivar el Atletismo en el Hernán Ramírez Villagas es posible técnicamente, precisamente porque el organismo se ha encargado de justificar desde el análisis, la consulta y la investigación, con argumentos suficientes para determinar que es una alternativa viable. Por supuesto que el estadio también lo es; pero pensar en un estadio de Atletismo es ponerle más trabas al asunto, ponerle más frases a las promesas incumplidas.

Como periodista deportivo, como seguidor del Atletismo desde el antiguo Olímpico Hernán Ramírez Villegas, hago un llamado a la unión, al esfuerzo colaborativo, al trabajo conjunto para devolverle lo que una vez se le arrebató a este deporte. Si realmente no existen los recursos, hay ideas que pueden soltarse sobre la mesa, como una donación, a modo de campaña colectiva para sumar esfuerzos. La ciudad tiene antecedentes en la materia, como el Centro de Convenciones con la campaña ‘El primer ladrillo’, o el más reciente promovido por el Alcalde Juan Pablo Gallo Maya,  ‘Vaca pa’ las Jirafas’. Si bien desde la Ley del Deporte, el gobierno tiene que brindar garantías para la recreación, el deporte y el aprovechamiento del tiempo libre, también es cierto que si trabajamos unidos, nos va mejor, pues la responsabilidad no puede recaer solo al ente territorial.

Existen los caminos, faltan las voluntades. Todo al final, nos dejará una aprendizaje.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *