Visita de Coldeportes deja prioridades en infraestructura deportiva

Mientras Coldeportes da el paso a una rigurosa evaluación, a nivel de los tres departamentos quedarán también reflexiones y aprendizajes, pero sobre todo la identificación de prioridades de inversión y atención.

Foto / Pablo Bohórquez

Finalizó la visita encomendada a la Comisión de Verificación de Coldeportes para su recorrido por los principales escenarios deportivos del Eje Cafetero.

La región integrada por Caldas, Quindío y Risaralda, atendió esta semana el requisito de mostrar sus principales escenarios deportivos en la fase tres, como parte de su aspiración a ser sede de los Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales 2023.

Otras regiones aspirantes ya habían recibido la misma visita, caso de Tolima – Ibagué, Boyacá – Tunja  y Meta – Villavicencio. Mientras Valledupar en el Cesar, espera la visita los próximos días.

Con seguridad para las autoridades, gobernadores, alcaldes, secretarios de deportes y demás actores institucionales que han estado cerca del proceso en el Eje Cafetero, queda ahora la tranquilidad de una labor cumplida.

Cuando menos se concibieron las iniciativas, se emprendieron los diálogos y se ha correspondido con el debido proceso que en el mes de mayo espera tener respuesta oficial y definitiva sobre el resultado final.

Más allá de ser sede, se evidenciaron oportunidades de mejora

Mientras Coldeportes da el paso a una rigurosa evaluación, a nivel de los tres departamentos quedarán también reflexiones y aprendizajes, pero sobre todo la identificación de prioridades de inversión y atención, especialmente para la transición de los gobiernos territoriales que supone este año.

Las mismas deben seguir siendo relevantes, independiente de que el Eje Cafetero reciba o no la sede de las justas deportivas 2023.

Entre los criterios de evaluación de la propuesta, los aspectos relacionados con baterías sanitarias y espacios para la comodidad de los deportistas (ítem con el 15% de peso porcentual para Infraestructura), más la accesibilidad a la población con movilidad reducida (ítem que suma el 5%), siguen siendo asuntos prioritarios para ésta y futuras administraciones territoriales.

De igual manera, siguen teniendo peso las condiciones de algunos escenarios deportivos que no alcanzan a cumplir con medidas reglamentarias o con aspectos idóneos para las disciplinas.

En otros casos, los camerinos no son suficientes y los baños para deportistas, deben ser independientes de los espectadores, por un asunto también relacionados con las pruebas antidopaje.

Para concluir

En materia de infraestructura tenemos varios escenarios que responden técnicamente a unas disciplinas y otros que en la materia deben y pueden ser adecuados, porque en su momento no fueron construidos bajo las actuales exigencias técnicas, especialmente establecidas por las federaciones para la práctica de las diferentes disciplinas.

No existe en Colombia una candidatura que cumpla el 100% de los requisitos que se exigen en los 10 componentes de evaluación y que al final plantea tres criterios gruesos de evaluación: Infraestructura – Servicios a ofertar para la estadía de las delegaciones deportivas – y – Capacidad financiera y administrativa.

Sin embargo, la visita de la Comisión de Verificación de Coldeportes, deberá argumentarle al país cuál de las seis candidaturas se acerca con criterios técnicos al cumplimiento de las exigencias establecidas en la Resolución 2273, por medio de la cual se promulgaron los requisitos para la postulación de los entes territoriales a los XXII Juegos Deportivos Nacionales y VI Juegos Deportivos Paranacionales 2023.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *