Por fin, a recuperar el techo del Estadio, aunque falta el fútbol

Por fin, a recuperar el techo del Estadio, aunque falta el fútbol

Foto / Pablo Bohórquez

Después de las remodelaciones que se le hicieron al Estadio Hernán Ramírez Villegas de Pereira para el Mundial sub 20 de fútbol, el techo ha sido un calvario para las administraciones locales, ya que cada aguacero o vendaval, provoca daños peores. Poco a poco, el costo de reparación se ha ido incrementando y hasta ahora se calcula un presupuesto que supera los 3.500 millones de pesos para recuperarlo.

En octubre de 2015 un vendaval ocasionó graves daños en la cubierta  y desde entonces se ha convertido en todo un reto para los encargados del mantenimiento. Tres años después, cuando se disputaba uno de los zonales semifinales de fútbol femenino, otro aguacero empeoró lo poco o nada que se había intentado solucionar.

Luego de lo ocurrido, tanto la CORDEP (entidad encargada del escenario deportivo) como el Alcalde de Pereira Juan Pablo Gallo Maya, prometieron priorizar acciones que permitieran iniciar los procesos de licitación para los arreglos definitivos, y hasta la fecha se determinó que el 30 de agosto será el momento para otorgar, mediante licitación, el recurso y la responsabilidad de realizar los arreglos respectivos.

Una inversión que requiere más de 3.500 millones de pesos y que con urgencia necesita solucionar problemas de filtraciones, deterioro y mantenimiento correctivo, con algunas grietas preocupantes; aun así, varias de las aseguradoras en su momento dijeron que solo se trataba de un ‘deterioro prematuro del techo’, entendiendo esto como algo de lo cual se advirtió que podría pasar, para prevenir su avance en el deterioro, pero sin recibir la atención oportuna.

El tema vuelve a calar y sigue apareciendo la pregunta ¿hasta cuando se tendrá un techo digno de un estadio, considerado como uno de los mejores del país?, aunque se le de respuesta con el proceso de licitación previsto, la pregunta se extiende a otros escenarios deportivos, que requieren quizá menor o mayor inversión, pero que sin duda necesitan procesos de remodelación, reconstrucción, mantenimiento preventivo y correctivo, para dar respuesta a la gran demanda de eventos y procesos deportivos en la ciudad y en la región.

También cabe la pregunta por la prioridad y la pertinencia

Si bien, el Estadio Hernán Ramírez Villegas es un símbolo y patrimonio de la ciudad, su uso tiende a estar sub utilizado para los fines deportivos, pese a que varios torneos aficionados de fútbol tienen lugar allí, es extraño y poco frecuente ver sus graderías copadas de aficionados como en épocas anteriores; señal evidente de la crisis del fútbol y el distanciamiento del hincha al respecto del espectáculo futbolístico. No hay duda de que la inversión es necesaria, pero también es necesario recuperar otros escenarios de la ciudad que no pueden caer en el olvido.

Será un proceso, primero identificar las prioridades (si es que no las tienen), segundo establecer los presupuestos requeridos, y tercero lograr las voluntades para que los recursos se asignen.

La comunidad deportiva queda a la espera de que a ésta administración, le alcance su gestión para recuperar algo más que el techo del Estadio, y es la posibilidad de ampliar los servicios de formación y competencia deportiva en escenarios deportivos tan dignos y relevantes como el mismo Estadio Hernán Ramírez Villegas.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *