Tengo claro que el Torneo Chiquitines, es una maravilla. Eduardo Struvay

Tengo claro que el Torneo Chiquitines, es una maravilla. Eduardo Struvay

Foto/Pablo Bohórquez

Con 26 años, dos torneos Challenger ganados en sencillos (Bogotá en 2015 y Puebla en 2016), participaciones en Copa Davis y Grand Slam, este pereirano recuerda que el tenis llegó a su vida por cosas del destino.

Por: Pablo Bohórquez

“yo comencé a jugar a los 8 años, siempre he jugado en el Club Campestre, empecé recibiendo clases de 20 mil pesos de una clase que recibía mi mamá los sábados y poco a poco fui yendo cada vez más y como a los 10 ú 11 años, ya fui a participar en las primeras competencias que habían por acá, fui a los regionales, los nacionales” comenta el tenista.

http://recreacionydeportes.comfamiliar.com/noticias-y-novedades/117-matricúlate-en-la-nueva-escuela-de-bolo.html

De a poco el tenis se convertiría en su deporte favorito y a lo que más adelante se dedicaría “a los 12 ya mis entrenamientos los comenzamos a apuntar de una forma más competitiva” recuerda. A los 15 años se fue a vivir a Barcelona, España, donde duró un año, a su regreso a Colombia, llegó a integrar el equipo de la Federación en Bogotá, para luego pasar al equipo de Colsanitas, donde posteriormente decidió a sus 21 años, seguir siendo un jugador independiente en el circuito.

Foto/Pablo Bohórquez

Al hablar de los partidos o torneos que más recuerda en su vida, obviamente las victorias hablan mejor por uno y por eso no duda en decir que “han sido los dos Challenger que me gané, la Copa Milo en Bogotá y un Challenger en Puebla, pero luego también están los torneos más grandes en los que un tenista aspira a jugar, que son estar en un Grand Slam y jugar Copa Davis y yo tuve la oportunidad de jugarlos ambos el año pasado también”, puntualizó.

Con el Torneo Chiquitines tiene escasos recuerdos, pero Eduardo igual afirmó que “ese torneo en especial es una maravilla, sobre todo por el ambiente, porque a esa edad como es hasta los 12 años, que el Club te ofrece unas instalaciones muy buenas y aparte de eso le brinden a los niños, una especie de ‘vacaciones’ por llamarlo de algún modo, en donde juegan partidos, están con las familias, disfrutan el ambiente, consiguen amigos, etc., por eso es que es tan bueno, además que sirve para que los futuros talentos de este deporte, le cojan mucho más cariño al tenis y esa parte para mí, es lo mejor que tiene el torneo”.

http://recreacionydeportes.comfamiliar.com/noticias-y-novedades/117-matricúlate-en-la-nueva-escuela-de-bolo.html

Por lo que resta de este año, Eduardo no tendrá mayores competencias en su calendario, debido a que estuvo lesionado  y hace poco volvió a los entrenamientos, aunque está pendiente de su convocatoria a los Juegos Bolivarianos en noviembre, en Santa Marta, que sería la única competición oficial en la que tendría presencia, si fuera el caso.

Finalmente quiso dejar un mensaje a los niños que apenas comienzan sus carreras en el tenis “sobre todo que nunca dejen de disfrutarlo y que no lo dejen de ver como lo que es, un juego, un deporte y una pasión”, concluyó.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *