¿Sin semilleros? Ni la Sub 20 de Reyes, ni la Sub 17 de Cárdenas

...coinciden las convocatorias, casi siempre de las mismas regiones y hasta de los mismos clubes que aportan sus jugadores al seleccionado nacional.

Foto/FCF

Se encienden las alarmas en los procesos de divisiones inferiores de los combinados Sub 17, Sub 20 y por qué no, Sub 15 de fútbol en Colombia.

Es cierto que la Selección Sub 15 dirigida por el profesor Jorge Serna hasta ahora no entra en competencia, dado que su participación sudamericana se espera en el mes de noviembre en territorio boliviano (aunque tendrá participación del 1 al 5 de abril en el Torneo UEFA Development Sub-16 en Polonia), pero seguramente sus jugadores ya comienzan a cargar el peso que deja la cuestionable  presentación de la Selección Sub 17 dirigida por Héctor Cárdenas en territorio peruano, la cual quedó prematuramente eliminada del Torneo Sudamericano que otorga cupo al Campeonato Mundial de la categoría.

A ello se suma también, la preocupante ausencia de gol que dejó ver la categorías Sub 20 en el mismo evento internacional jugado en Chile, pese a que logró su clasificación al Mundial de la FIFA en Polonia, en cuatro juegos solo marcó dos goles, ganó un partido, empató otro y perdió dos.

Ni los resultados respaldan y mucho menos los goles a favor, que ante su evidente ausencia, hacen más complejo el panorama con las desventajas defensivas que han permitido recibir anotaciones en contra; por lo cual la situación en los semilleros del fútbol nacional ya exige revisar a fondo los procesos de convocatoria, de selección, conformación y preparación de los equipos nacionales para las competencias internacionales.

Foto/FCF

Desde Perú, se vio caer ayer la esperanza de Colombia en la categoría Sub 17, luego de perder ante Brasil por un marcador que deja grandes preocupaciones en materia defensiva y ofensiva; más allá de analizar las actitudes de los jugadores, que en principio se asumen como positivas y de entrega total por la representación nacional, pero que a la hora de enfrentar la competencia no alcanzaron, ni siquiera para pelear por el hexagonal final.

También es cierto que los procesos requieren tiempo, pero de estas selecciones se estiman previamente y con suficiencia los micro ciclos convocados por los cuerpos técnicos, donde se tiene la oportunidad de observar con suficiente antelación, los talentos nacionales provenientes de varias regiones del país, incluso de jugadores que en el orden internacional tienen participación con clubes de reconocida trayectoria.

Sin embargo, coinciden las convocatorias, casi siempre de las mismas regiones y hasta de los mismos clubes que aportan sus jugadores al seleccionado nacional. Lo que también ha generado un panorama de descontento, por no incluirse jugadores que han tenido la oportunidad de ser protagonistas en eventos de interligas nacionales o que pertenecen a clubes de menor «prestigio» en el país.

No es muy halagador el panorama a nivel de semilleros en el combinado nacional de fútbol, y la preocupación seguramente se extienda a los seguidores nacionales del fútbol tricolor y al periodismo deportivo, pero también debe tocar los clubes de fútbol aficionado y profesional, incluso la misma preocupación debe llegar al cuerpo técnico de la Selección  Colombia de mayores, encabezado por Carlos Queiroz, quien ha expresado su interés por articular los procesos de competencia élite, con las bases y los que vienen desde las divisiones inferiores del combinado patrio.

Panorama complejo que hace méritos para revisarse, replantearse y reestructurarse y responder con la expectativa de mejores selecciones nacionales.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *