Pereira acogió las mejores jugadoras de voleibol menores de Colombia

Foto/Susana Echeverry

Una histórica participación sumó la Liga Risaraldense de Voleibol con el desarrollo de la versión No. 46 del Campeonato Nacional en categoría menores.

Los representativos de Risaralda, Antioquia, Valle y Bogotá expusieron el mejor nivel competitivo del voleibol nacional, mientras delegaciones como Bolívar, Cundinamarca, Cesar, Meta, Tolima, Caldas y Quindío buscaron fortalecer sus procesos en la categoría más estratégica del voleibol colombiano.

Un balance satisfactorio deja la organización del evento que acogió 11 delegaciones, cerca de 225 deportistas entre jugadoras y cuerpos técnicos, 14 equipos representativos que desarrollaron 42 encuentros en el Coliseo Menor de Pereira.

Los nuevos talentos del voleibol nacional

Las delegaciones se caracterizaron por la motivación y esfuerzo de sus jugadoras, entre las cuáles ya se observan los talentos que con certeza llegarán a la élite del voleibol en nuestro país.

Semilleros Deportivos destaca los nombres y las posiciones de jugadoras que sorprendieron por su tenacidad en el juego, por su técnica o por la comprensión de la estrategia de juego.

Delegaciones como Antioquia, Valle, Risaralda y Bogotá sin duda protagonizaron la contienda, pero en otras delegaciones hay talento para cultivar. Aquí las queremos destacar.

Selección Cesar

Presentó un equipo muy joven, con un promedio de estatura de 1,63 mts y lideradas por la capitana Nelvis Orozco. Con un proceso aún por consolidar, el equipo cesarense tuvo una valiosa participación con jugadoras como María Luisa Barrero y Salma Sofía Rojano, ambas de muy buena talla y buen desempeño táctico.

Delegación del Meta

14 jugadoras presentó el departamento del Meta, con la orientación del profesor Andrés Manrique ante la ausencia forzada el DT, Jair Díaz; y donde se destacaron jugadoras como Gabriela Ramírez su capitana y Camila Diaz. La primera con el liderazgo para alentar a su equipo y la segunda con la seguridad para defender y la potencia para atacar. Camila Rojas, con su #6 en la espalda mostró técnica y potencia en el remate por ambas puntas.

Liga del Tolima

Dirigidas por Juan David Tafur, el combinado vino tinto y oro presentó en Lanni Sánchez su mejor defensora y a la vez una gran atacante.  Con 1,69 de estatura, la jugadora adscrita al club CAF de voleibol, mostró integralidad en su juego al lograr seguridad en sus servicios y además ubicar con sutileza y estrategia la pelota, en el campo contrario.

Foto/Susana Echeverry

Seleccionado de Cundinamarca

Sin mucho protagonismo, la delegación de Cundinamarca mostró jugadoras interesantes como es el caso de Karen López Salgado, la No. 9 se caracterizó por su habilidad y velocidad para llegar a la pelota, lo que le permitió gran desempeño en la defensa, de igual forma mostró buen servicio en el saque con riesgo corto, una virtud que sin duda exigió la mayor atención de sus rivales.

Otra de sus jugadoras que sobresale es Sofía García en la posición de líbero. Potencia, determinación y buena técnica en la recepción le permitió a su equipo tener el armado de juego para sumar puntos.

Liga caldense

Caldas al igual que Quindío y Risaralda aspira a consolidar un proceso que le permita llegar con solidez a los Juegos Nacionales 2023, donde jugadoras como Dana Sánchez y Yisley Valencia alentaron a su equipo, pese a que su delegación no tuvo mayor protagonismo en el evento. Se resalta también la recepción de la líbero Mikaela Armero, con su juego permitió el armado de ataque y el logro de puntos para su equipo.

Departamento del Quindío

El departamento cuyabro presentó igualmente una nomina muy joven con miras a los Juegos Nacionales 2023, donde vuelve a resaltar la potencia en el ataque de Jessica Valderrama, la No. 1 que ya había mostrado protagonismo en el campeonato nacional mayores, volvió a surgir como gran atacante con su potente surda.

Pero no fue la única jugadora destacada, entre la delegación quindiana también sobresalieron otros talentos como el de Valentina Jiménez. La No. 10 demostró inteligencia en su juego, se ubicó bien en la defensa del mismo pero siempre respondió con liderazgo en los ataques por ambas puntas.

Foto/Susana Echeverry

Las capitalinas – Bogotá

Dirigidas por Néstor Lara, las bogotanas mostraron tenacidad en su juego, avanzaron hasta la instancia final y dejaron ver talentos como el de Angie Bobadilla, la No 9 que logró impactar con fuerza varios de sus remates para convertir anotaciones en favor de su escuadra. A ella se suman los nombres de Catalina Leal, su capitana, fuerte y contundente, además de Valeria Casasnuevas, quien mostró técnica en su recepción.

Representativo de Bolívar

Las bolivarenses presentaron dos equipos A y B, ambos con jugadoras de muy buena talla, lo cual se refleja en su promedio de estatura con 1,76 mts y donde el liderazgo de Génesis Rodríguez mostró además seguridad en el servicio y potencia en el ataque, este último también fortalecido por la central Renata Diaz quien hizo respetar la red con su presencia de 1,75 mts, además de su potente remate.

Foto/Susana Echeverry

Selección Valle

Sin duda Valle sigue siendo potencia nacional en esta disciplina. Su delegación presentó un promedio de estatura con 1,75 mts. Sin duda entre las más altas del torneo, donde Salomé Bocanegra demostró potencia en el ataque por ambas puntas, además de velocidad de reacción junto a Catalina Arce, la No. 7 que también fue contundente con su ataque.

Entre otras jugadoras, los nombres de su capitana Sara Sinisterra al pie de la red, sonó con contundencia, mientras en el ataque la estatura de Gabriela Martenson y Katerine Ramírez mostraron fuerza en el ataque valluno y quienes además registraron la estatura más alta del torneo 1,86 mts.

Selección Antioquia

Las antioqueñas, al igual que Bolívar y Risaralda, presentaron dos equipos (A y B) donde emergieron jugadoras de profunda formación técnica y experiencia, como es el caso de su líbero Katiana Mejía y el potente remate, infalible para sus capitanas Manuela Echeverry y Juanita Hernández. En el grupo, llamó la atención la precisión como levantadora de Doris Sofia Manco, firme y sutil para ubicar la pelota en los costados y permitir la fuerte arremetida antioqueña.

Foto/Liga Risaraldense de Voleibol

Selección Risaralda

Sin duda la sorpresa del campeonato se la lleva la delegación risaraldense. Aunque también mostró dos equipos en la competencia, el grupo A es definitivamente la proyección de este seleccionado hacia Juegos Nacionales 2023.

Los nombres de Laura Sofía Rojas, Maria Antonia Osorio, Sara Castrillón y Salomé Giraldo brillan por la potencia en su ataque, el respaldo de Laura Zapata como líbero que se debate ante cada ataque rival y la precisión de Válery Guzmán, dejaron ver la integralidad y cohesión de grupo que les permitió avanzar hasta la instancia final.

En conclusión, los nombres destacados son solo algunos de las más atractivos en lo visto para cada encuentro, sin embargo el balance del voleibol nacional deja buenas sensaciones, nuevos prospectos y un camino promisorio para el voleibol élite nacional.

«Unidos somos más. Mas deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *