¡Osorio, que grande!

¡Osorio, que grande!

Andrea Mesa Quiceno Periodista Asociada Acord

Hace 8 años, un jueves de diciembre, para ser más exactos el 17 de diciembre de 2009, Deportivo Pereira disputó el partido de vuelta de la Promoción, frente al Bucaramanga, para ese momento el Pereira aseguró su permanencia en la A, ganó 3 goles a 2 y fueron Cartagena, Uribe y Barahona los encargados de llevar el balón al fondo de la red, pero no me voy a desviar dado que el partido como tal no es el tema de esta opinión.

 

Por. Andrea Mesa Quiceno

Evoco ese partido porque allí tuve la oportunidad de conocer a Juan Carlos Osorio, junto al periodista Esteban Jaramillo, vimos el partido desde la tribuna, nos ubicamos en la parte alta de Sombra, aún el Hernán Ramírez Villegas no había sido renovado.
Osorio, un caballero, silencioso, observador, noble y muy analítico sobre todo. En esa noche profirió algunos conceptos muy relevantes del equipo Matecaña, tanto que en aquel momento, me atrevo a decir que confirmó su idea de llevarse a Diego Arias, Fernando Uribe y Fernando Cárdenas al Once Caldas, equipo que para ese momento, Osorio dirigía.
Pocas sonrisas en esa noche, las únicas realmente fueron sinceras y me permitieron desmentir algunos comentarios en los cuales describían al santarrosano como un técnico altivo y petulante.
Han pasado algunos años en los cuales su carrera como Técnico de Fútbol ha madurado y ha engrandecido su nombre, hoy es mencionado en las altas esferas del balompié, no es casualidad que dirija la Selección Mexicana de Fútbol, con argumentos y gran recorrido se ganó ese lugar, que a pesar de las criticas de muchos, lleva hoy a los «manitos» a semifinales de la Copa Confederaciones.
El Risaraldense de 56 años se preparó en la Premier League de Inglaterra, acreditado con el mayor grado que otorga la UEFA, y volvió a su tierra natal con el propósito de entregar lo aprendido, hizo su carrera de forma intachable, con errores, altas y bajas, logró el respeto del entorno deportivo, a pesar de las múltiples opiniones contrarias, sobretodo por su planteamiento de rotación en nómina, comenzó a marcar la historia.
Millonarios, Chicago Fire, Red Bull New York, Once Caldas, Puebla, Atlético Nacional y São Pablo, fueron los equipos que recibieron la dirección de Osorio, desde el 2015 oficia como entrenador de México, ya ustedes saben sus buenos números, tiene los mejores en la historia de la Selección Mexicana, también sabemos de la derrota 0-7 frente a Chile en Copa América Centenario, un declive de la Selección que le significó a Osorio cantidad de críticas y burlas, él pidió perdón y continuó ordenando la casa mexicana.
Las criticas para este técnico llueven por doquier, no solo en México, también su país natal, bien dicen que nadie es profeta en su tierra, sin embargo, los números hablan por sí solos. Defiendo a Osorio, no critico su forma de juego y menos la rotación de su nómina pues guste o no, esta le ha dado resultados.
No renuncio a la idea que tengo del fútbol, donde el juego bonito gusta, pero muchas veces no sirve para nada. No conozco una tabla de posiciones por el buen juego, simplemente la tabla ubica al mejor y el mejor es el que gana.
Aplaudo a Osorio, le agradezco el dejar en alto el nombre de nuestra gente. Su meta es dirigir a nuestra Selección, de ser así, de esto llegarse a dar, espero que lo dejen trabajar, que lo apoyen y no quieran manejarle la nómina.
Ese día en el estadio, viendo el partido de la promoción junto a él, soñé en que algún día dirigiera al Deportivo Pereira, eso no será posible, ahora Osorio hace parte de los grandes, quedando en la historia como de los mejores técnicos colombianos y sé que le esperan grandes equipos y cantidad de alegrías. Ánimo Osorio! Siga firme en este camino, marcando la diferencia y logrando lo inimaginable. Que grande Risaraldense, inmenso!
Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. jorge palacios dice:

    Osorio si es un estudioso del fútbol, aplica los conocimientos que tiene, falla y corrige y sigue pa lante…. un táctico al límite, este sí sabe lo que hace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *