Nos sigue faltando unión como región para promover procesos deportivos

Carlos Marín / Periodista Deportivo

La propuesta del Eje Cafetero no ha generado el suficiente impacto dos semanas después de la postulación oficial ante Coldeportes, esto en un proceso que está siendo adelantado por unos cuantos y al que le falta el grueso de la población para generar ruido. 

Desde que se notificó una nueva postulación del Eje Cafetero para recibir los Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales 2023 he manifestado que el aprendizaje será el mejor recaudo que se pueda sacar de este suceso, tanto en la construcción de la propuesta como en una posible ejecución si la región sale beneficiada ante Coldeportes y el Gobierno Nacional.

Sin duda uno de los aprendizajes que se empiezan a tejer en medio de la expectativa, a apenas dos meses de conocerse la respuesta de Coldeportes, es que como región nos hace falta unión para trabajar en comunión por un objetivo específico. La postulación se ha quedado en la mera noticia, sin repercusión frecuente ni constante en los medios masivos de comunicación; sin un respaldo irrestricto de la empresa privada, ni otros sectores que de manera participativa debieron unirse a la iniciativa.

La propuesta ha quedado como una mera diligencia político-administrativa, sin embrague de ningún nivel en el Eje Cafetero, y tal vez fue porque desde el inicio se concibió así. Como una responsabilidad del ente territorial ante el respaldo que necesitaba la Región Administrativa de Planificación, RAP, en generar esas estrategias de primer impacto para posicionar la idea del trabajo articulado en regiones que no cuentan con músculo financiero para emprender proyectos de gran envergadura.

Foto / Suministrada

Luego la adición del sistema deportivo regional ha posibilitado desde hace algo más de una década que se piense al Eje Cafetero como sede de eventos deportivos, no solo de calado nacional, sino de alcance internacional. Esto sin importar si se gestiona de manera individual o de manera conjunta, desprendiendo además un sinnúmero de peticiones fallidas que no seducen a las federaciones deportivas al ser una región que no sabe publicitar sus virtudes y desnuda sus carencias.

Todo esto porque existe un desconocimiento de lo que se tiene como región. El Eje Cafetero tiene más que el Paisaje Cultural Cafetero para mostrarse ante Colombia y el mundo; aunque a simple vista sea este un argumento de peso, pues el verde de sus montañas, los matices de sus cafetales e idiosincrasia y arquitectura fueron aplaudidos por la Unesco, organización internacional de bastante peso cultural.

¿Qué existe en el Eje Cafetero aparte del Paisaje Cultural Cafetero? 

Es una buena pregunta para consolidar ideas que beneficiarán una posible articulación de otros sectores como la academia, (colegios y universidades), cultural (colectivos y organizaciones artísticas), salud (clínicas privadas y hospitales); transporte (sistemas de medios alternativos-y tradicionales); toda una gama de sectores que pueden mostrar lo mejor de sí para no quedarnos solamente en la excusa del Paisaje Cultural Cafetero.

La idea de acoger los Juegos Deportivos Nacionales 2023 técnicamente fue bien asesorada, la voluntad de la clase político-administrativa fue evidente, la tardía pero diciente vinculación de los deportistas se ha visto; pero aún así falta más. Quienes han venido trabajando en el proceso post postulación necesitan de respaldo para que ese gesto cobre la fuerza que debería tener.

Los medios de comunicación podrían empezar por apropiarse de una idea que los beneficiaría en el futuro, difundiendo antes que debilidades fortalezas que nos permita ver en esta región, un territorio diferente. La academia motivando a sus estudiantes a realizar estudios en diferentes áreas que den cuenta de todo lo que tenemos como sociedad al interior del país. El sector salud exponiendo lo mejor en materia médico-deportiva, avances y proyecciones, etc…

Es decir, desconocemos todo lo que somos como región y eso repercutirá en la unión… Somos aparentemente una región tan minúscula, que pensar en unir esfuerzos nos parece una tarea dispendiosa. ¡Y así no es!

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *