Mujeres firmes en el deporte

Mujeres firmes en el deporte

Andrea Mesa Quiceno. Periodista Asociada Acord Risaralda

Por: Andrea Mesa Quiceno

El Deporte es un gran generador de beneficios para el desarrollo de la sociedad y de los países, en nuestro caso, Colombia goza de grandes deportistas que enorgullecen a los colombianos y hacen que en medio de un panorama desalentador en otros ámbitos, haya esperanza y constante alegría. Cuanto orgullo hemos sentido al ver como la bandera tricolor y el himno nacional han sido protagonistas en importantes certámenes deportivos.

En definitiva se trascienden muchas barreras, los muros divisorios de nacionalidades y sexo, son derribados por el deporte en sus múltiples expresiones, y precisamente haciendo alusión al género, el panorama actual del deporte tanto a nivel nacional como local, nos permite tener unos escenarios importantes en los cuales la mujer  en el deporte ha desafiado adversidades y esquemas mentales para entrar en un rango de alta importancia.

Volviendo al escenario global, hemos visto como las mujeres se han abierto paso en la escena deportiva, la cual ha sido exclusiva para los fuertes, no muy apta para el sexo «débil», gracias a ese impulso, hoy se vislumbra un mejor escenario para esas deportistas incansables. Como iguales, tanto hombres como mujeres, han logrado destacarnos como un departamento potencia en muchas disciplinas deportivas, motivo de gran orgullo que se convierte en un aliciente esperanzador para las nuevas generaciones.

Qué podemos decir de Sara José López Bueno, Jenny Marcela Arias, Natalia Muñoz, Sofía Múnera, o de una entrenadora como Luz Adriana Soto Echeverri,  de una dirigente como Rocío Cardona Tamayo o Julieta Castro, o de esas jóvenes seleccionadas para conformar el primer equipo de fútbol profesional de Pereira, ellas y tantas otras mujeres por mencionar, además de lograr una medalla para el departamento y hasta en nombre del país, cada una de ellas ha dejado el alma en sus respectivos escenarios, han desmitificado que el deporte es para el hombre y que deben preferir mejor las danzas o un arte.

También debemos mencionar esas pequeñas enamoradas de sus disciplinas que apenas inician en semilleros de diferentes ligas, que a pesar de la oposición familiar, se mantienen firmes en su sueño en aquellos deportes de contacto que a los ojos de muchos, son rudos y poco femeninos. Para todas ellas un aplauso y un reconocimiento porque están ganado un importante terreno.

Con su persistencia, la mujer en el deporte ha demostrado como el amor, la pasión, la disciplina, el sentido de pertenencia  y ese toque especial femenino, ha sido crucial para aportar nuevas ideas y mostrar otra forma de hacerlo posible. Ellas también han dejado en evidencia que el camino aún es largo, con muchos retos para lograr la igualar en su totalidad, es una realidad que las mujeres obtienen menores recursos y menos patrocinios, para las disciplinas femeninas falta credibilidad, pero ellas lo están haciendo bien y con ese liderazgo incuestionable llegarán al momento de la igualdad, brillando con luz propia, bañadas de oro y demostrando el empoderamiento  y el gran potencial que tienen en el deporte.

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.