Los Juegos Nacionales Naranja 2023 deben ser en el Eje Cafetero

Foto/Facebook Liga Risaraldense de Gimnasia

Señores congresistas del Eje Cafetero; a ustedes también les queda “…el compromiso, para la promoción del Eje Cafetero en los Juegos Nacionales Naranja para el 2023… también se toma atenta nota de eso”.

Nunca antes el Eje Cafetero había estado tan unido como ahora. La RAP (Región Administrativa de Planificación) sin duda ha sido una alternativa que ha puesto en sintonía a los tres gobernadores de Caldas, Quindío y Risaralda y sus respectivos gabinetes. La apuesta, no es solo en materia de infraestructura vial y comercio, también existen otros frentes de trabajo (ocho grandes proyectos) que preparan esta región entre las que tienen mayor potencialidad en Colombia, por todas las condiciones que la describen.

En lo corrido de este segundo semestre del año, ya son varios los encuentros que los diferentes actores de los gobiernos territoriales han realizado, entre ellos un Congreso que involucró el Departamento de Planeación Nacional con el fin de entrar en diálogo y trazar rutas comunes. Son tres gobiernos territoriales que se han dispuesto a la integración regional, y la Revista Semilleros Deportivos con su equipo periodístico ha logrado escuchar de viva voz las autoridades que en materia de deporte aseguran que el Eje Cafetero puede responder a las justas deportivas más importantes que tendrá Colombia en el 2023.

Pero un anuncio, quizá prematuramente interpretado, ha puesto en la cartelera de interesados al departamento del Meta para esta misma finalidad. Y en verdad, desde un ejercicio de reconocimiento y respeto por nuestro territorio nacional, debemos aceptar que cualquier región del país tiene el derecho y posiblemente las condiciones para aspirar a la realización de los Juegos Deportivos Nacionales 2023.

El rumor, que no es oficial, y que según se interpreta después de conocer las palabras del reciente Director Nacional de Coldeportes, Rodrigo Lucena y el mismo Presidente de Colombia, Iván Duque, alertan de gran manera sobre la necesaria gestión que debe agenciarse ante los organismos nacionales, y donde con firmeza deben actuar los parlamentarios que representan al Eje Cafetero, para incidir con mayor fuerza en el proceso que le permita a esta región cafetera de Colombia ser anfitriona de unas justas nacionales.

Dice el Director de Coldeportes que “…parte del éxito de que logren los llanos orientales tener esos juegos, son los escenarios deportivos…”, y que además, después de Bolívar, las siguientes justas deportivas de Colombia deben llevar el nombre de la economía naranja, para referirse a esa tendencia que se ha ido posicionando como una apuesta de las artes y la creatividad con relación a la innovación y al emprendimiento desde una mirada de exportación de las mentes o talento creativo a través de la conectividad y la herencia cultural. Que mejor escenario que el Eje Cafetero para aunar propósitos ambientales, creativos, artísticos y culturales en un entorno de conectividad y herencia cultural, con un evento deportivo de la magnitud de los juegos nacionales.

En ese sentido, el centro occidente del país cuenta con el aeropuerto de mayor crecimiento en el 2018 como lo es el Internacional Matecaña de Pereira. Manizales ha sido recientemente la ciudad anfitriona de eventos internacionales a nivel panamericano; y nacional a nivel regional en materia deportiva. El Quindío además, cuenta con una amplia oferta hotelera y de servicios turísticos, a los que también se suman las dos capitales anteriores, y en general la región y sus municipios se caracterizan a nivel internacional por su desarrollo comercial y de servicios.

Es necesario entonces que las voces trasciendan en el plano nacional, que sean lideradas por los congresistas y senadores que tienen asiento por cada uno de nuestros departamentos, quienes con voz y capacidad política de gestión, acompañen a los tres gobernadores y sus equipos de trabajo, para fortalecer las relaciones y presentar propuestas estructuradas que permitan argumentos técnicos, presupuestales, de infraestructura, logísticos, de servicios y un agenciamiento del voluntariado,  para que el Eje Cafetero reciba los Juegos Deportivos Nacionales Naranja 2023.

Es allí donde se requieren los esfuerzos conjuntos, y una digna representación política en el orden nacional. Aún estamos a tiempo, porque según se entiende será octubre el mes en el que se publique por Coldeportes, el manual de candidaturas que establezca los requisitos para acoger dichos juegos, por lo cual seguiremos unidos como región, y no solo por una vocación territorial, sino también por una figura administrativa que desde la RAP nos convierte en centro de grandes proyectos para el país.

Y así como en el caso de los llanos orientales, el Presidente Iván Duque expresó a Ernesto Lucena estar atento al ofrecimiento del Meta para los Juegos Nacionales 2023; también es necesario que ustedes, señores congresistas del Eje Cafetero; a ustedes también les queda “…el compromiso, para la promoción del Eje Cafetero en los Juegos Nacionales Naranja para el 2023… también se toma atenta nota de eso”.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.