La potencialidad del BMX en Colombia

Es una disciplina que demanda preparación, disciplina, conocimiento  y determinación. Sin embargo, también hay que decir que acarrea costos elevados...

Foto/Adrián Rodríguez

Como todas las disciplinas deportivas, el BMX tiene grandes potencialidades, no solo como escenario de renombrados y espectaculares bicicrosistas del orden nacional e internacional, si no también como alternativa válida para el despliegue de capacidades y competencias humanas para niños, niñas y adolescentes que incursionan.

Es una disciplina que demanda preparación, disciplina, conocimiento  y determinación. Sin embargo, también hay que decir que acarrea costos elevados no solo por el equipamiento y la indumentaria que requiere, a lo que se suma el costos de formación y posterior desplazamientos, alojamientos y alimentación, dado que la competición se realiza en diferentes territorios del orden nacional, por lo cual es necesario viajar (a veces largos trayectos) para acompañar a los corredores y también alojarse hasta por dos y tres noches.

La zona andina de Colombia cuenta con dos grandes eventos competitivos en esta disciplina, la Copa CBO (Centro Occidente Colombiano) y la Válida Nacional, que lleva ahora el nombre internacional de Mariana Pajón. La primera sin duda es el evento regional donde el Eje Cafetero con corredores de Caldas, Quindío y Risaralda tradicionalmente ha dominado. Y la segunda, es quizá el evento nacional con mayor fuerza durante el año, y donde solo en algunas categorías el Eje Cafetero se acerca a su dominio.

Se trata de una disciplina que mueve una gran cantidad de deportistas a nivel nacional, a los que se suman familiares, y delegaciones que hacen ingentes esfuerzos para mantener viva la pasión…

Foto/Adrián Rodríguez

Es evidente que en el orden nacional, es Antioquia y Bogotá quienes tienen suficiente fuerza para dominar el evento con corredores de talla nacional e internacional que son bien conocidos en el entorno del bicicross, entre ellos por supuesto los nombres de los medallistas olímpicos Mariana Pajón y Carlos Oquendo resaltan entre otros que vienes haciendo escuela, que también son referentes y muy seguramente serán las nuevas generaciones de corredores para el país.,

Se trata de una disciplina que mueve una gran cantidad de deportistas a nivel nacioanal, a los que se suman familiares, y delegaciones que hacen ingentes esfuerzos para mantener viva la pasión, pese a los elevados costos que implica y más si se contempla la posibilidad de que un corredor asista a algún evento internacional.

Más allá de sus costos, la inversión debe entenderse desde la oportunidad del despliegue de las capacidades humanas. Porque cada manga desde la salida del partidor, la superación de cada montículo o peralte, hasta levantarse de una eventual caída para cruzar la meta, supone un acto de valor que tiene antecedentes de formación, preparación y disciplina. Y donde hasta el manejo de la frustración debería ser un componente de trabajo con los niños, niñas, adolescentes y demás corredores.

Lo cierto es que los escenarios, además de la competencia, acogen también la integración, la socialización y el intercambio cultural, y hasta promueve la comercialización de productos y servicios propias de la disciplina. En conclusión, el BMX en Colombia tienen potencialidades y no solamente de medallas de oro, en definitiva es una oportunidad y todo un mundo de valor que han logrado consolidar las familias y los clubes deportivos del país.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *