La información, un valor esencial para mostrar procesos deportivos

Foto / Weblab

El manejo de los canales, el almacenamiento de datos y la generación de información en los organismos pasa de ser una práctica necesaria a convertirse en una estrategia de promoción y desarrollo. 

Con las nuevas estrategias de mercadeo, a los clubes y ligas deportivas hay que insertarles en el chip administrativo, que el valor de los datos toma cada vez más vuelo. Si bien, los organismos deportivos no son entidades que trabajen de manera arraigada con estos, es necesario que reconozcan el valor que tienen para las dinámicas internas y de relacionamiento interinstitucional.

Un buen dirigente deportivo sabrá que registrar numéricamente todo y cuando se produzca en un evento, generará un conocimiento absoluto acerca del mismo. De la misma manera al poseer cifras y datos suficientes, el organismo podrá ajustarlos a sus procesos internos, incluso selectivamente compartirlos con los medios de comunicación, asociaciones y/o colaboradores de las entidades con el fin de fortalecer el autofinancimiento.

En la era de la información, la comunicación y el manejo de datos, lo que no se muestra no existe, y son precisamente el conocimiento de estos conceptos, lo que generan un valor estratégico a las organizaciones.

¿Cuántos deportistas están adscritos a la liga?, ¿cuántos atletas están vinculados al club?, ¿qué hacen los padres y las madres de familia de los atletas?, ¿cuántas personas intervienen en el acompañamiento del atleta?, ¿qué perfiles tienen los familiares de los deportistas?, ¿cuántos eventos se realizan al año?, ¿qué cantidad de personas se recibe en esos eventos?, ¿a qué dedican el tiempo libre los deportistas?, ¿cuáles son los resultados anuales del club? ¿cuáles son los resultados anules de la liga? ¿cuántas medallas se obtuvo por año?, ¿cuántas participaciones históricas en la última década?

De manera más general, ¿cuántos clubes existen en la región?, ¿cuántas ligas? ¿cuántas personas practican deporte?, ¿cuántas personas practican mi deporte?, ¿están segmentadas en rangos de edades y condiciones socio-económicas?, ¿qué población está apta para la práctica de la actividad física en el departamento?, ¿Cuál es la dinámica en la oferta deportiva?, estas y cientos de preguntas más, que sirven para la recopilación de datos, que después se llevarán a la estructura para convertirlas en oportunidades. No solo el Google Analytics, tiene la capacidad de arrojar datos segmentados.

Tener los datos es sencillo, ordenarlos y saber cómo proceder para su transformación a información, es un reto que muy pocos organismos han querido sumar; pero esto ineludiblemente le compete a los dirigentes en esa línea de mejorar su proyección hacia el futuro.

Hasta se encuentran organismos que pecan por omitir la información de sus desarrollos. Un proceso deportivo no puede lesionarse de esa manera, desconociéndose a sí mismo, aún cuando sus números no son tan alentadores. Corre más riesgo un club que no entrega resultados, que uno que entrega resultados negativos.

La premisa de hacer silencio cuando los resultados no son los adecuados, es una práctica que en la actualidad debe acabarse, pues además de potenciar el anonimato, refleja inseguridad en las organizaciones, y la seguridad es el valor principal que cualquier entidad debería inspirar interna y externamente.

De esta manera, este editorial alienta a los dirigentes deportivos a poner en práctica la recopilación de datos en sus organismos, almacenarlos, clasificarlos y después convertirlos en información que de manera paulatina y organizada se va desarrollando en beneficio de todos y en la búsqueda de los objetivos.

Dato: es todo aquello que se puede obtener de manera concreta, pueden ser cuantitativos o cualitativos: 20 deportistas, 10 balones, 40 bicicletas. Deportistas estratos 6, deportistas estrato 2.

Información: cómo relaciono el dato con un contexto determinado: el club obsequió 40 bicicletas a los deportistas de escasos recursos.

Canales: Medios por los cuales se difunde la información: correos informativos, boletines de prensa, publicaciones en medios sociales, medios masivos de comunicación, radio, prensa, televisión y sitios web.

En el marketing digital el almacenamiento de datos se ha constituido como una práctica poderosa para hacer publicidad programática; sin embargo para la región y la localidad, estas prácticas todavía no están adaptadas al mercadeo deportivo de la zona, por lo que urge la capacitación y cualificación en la materia, cuando menos, para reconocer el valor que existe en el dominio y manejo de la información.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *