¿Justicia o inmediatez? El VAR: de amores y odios

VAR

Foto / EFE. Árbitro hace uso del VAR

A pesar de que el árbitro asistente de vídeo, VAR, por sus siglas en inglés, se empezó a utilizar en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2016, es la primera vez que se usa en una Copa América y hasta ahora ha dado mucho de qué hablar.

Si bien es cierto que la igualdad y justicia en el deporte hace que la competición sea más transparente y real, hay quienes creen que el VAR no es la solución o no al menos como se está utilizando.

Actualmente, la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado), establece que este mecanismo debe ser utilizado en cuatro ocasiones: para ver si se ha producido alguna infracción que impida conceder un gol, evitar decisiones erróneas relativas a la concesión (o no) de un penalti, evitar decisiones erróneas relativas a la expulsión de un jugador y si existe confusión de identidad de un jugador.

Como se puede ver, ayudaría al desglose correcto del juego, pero lo que se ha evidenciado en gran parte de lo que va de la Copa América 2019, es que afecta la fluidez del mismo.

El fútbol se ha caracterizado por tener un juego sin muchas interrupciones, donde el tiempo sigue corriendo en todo momento. A diferencia de otros deportes como el baloncesto. Es por esto que muchos seguidores, futbolistas, directivos y comunidad en general, no están de acuerdo con la utilización del VAR.

Por ejemplo, a los 48 minutos del partido entre la Selección Colombia y la Selección de Catar, donde hubo una jugada dudosa de penal, el VAR y el árbitro demoraron 2 minutos 50 segundos en tomar una decisión. Tiempo de juego que no se recupera.

Lea también: Duván Zapata se vistió de héroe en un juego complicado ante Catar

Y no solo es el tiempo, el VAR también ha quitado un poco la autosuficiencia y determinación de un árbitro de tomar sus propias decisiones sobre algunas jugadas. Desiciones que no deberían retrasar el juego como por ejemplo la disputa de un balón. Así sucedió en el mismo partido de Colombia cuando al minuto 33 el árbitro venezolano Alexis Herrera, detuvo el partido para revisar una jugada, que según el reglamento descrito anteriormente, no era necesario recurrir a la tecnología para tomar la decisión sobre la misma.

Foto / EFE

Pero no todo son contras. El VAR también ha permitido que los equipos reciban justicia y que los resultados de los partidos sean más reales que en épocas anteriores. Donde por errores humanos de árbitros, clubes y selecciones nacionales se veían afectadas.

Es el caso del reciente partido entre Venezuela y Brasil, donde gracias a esta tecnología, se pudieron evidenciar dos fuera de lugar y una aparente mano, que dieron como resultado tres goles anulados para el equipo local. De no haber sido revisados, el resultado hubiera sido muy diferente y Venezuela estaría contando otra historia.

Esto también ha disminuido un poco los intentos de engaños que jugadores quieren hacer para sacar provecho y ganar cobros de tiro libre o penales. Lo que hace respetar más el deporte.

Al igual que aunque disminuye autonomía a los jueces, les ayuda a no tener grandes equivocaciones que no solo les cuesta en ocasiones hasta su carrera si no el escarmiento del público y entorno futbolístico en general.

Aunque el VAR se instala con el fin de disminuir polémicas, estas nunca dejarán de existir. No todo es perfecto, pero al menos se tiene un mayor acercamiento a la justicia. Lo único que pedimos los espectadores de este lindo deporte por ahora, es que haya mayor dinamismo en la toma de decisiones para que el espectáculo continúe.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *