Ir al estadio también es respetar al fútbol femenino

Carlos Marín / Periodista Deportivo

Queremos hacerlo desde el escritorio, desde el trabajo, desde la oficina y cualquier cantidad de lugares, menos en el estadio. Ahí es donde realmente se debe respaldar una apuesta joven en Colombia. 

Por estos días se hace noticia la cantidad de espectadores en partidos disputados en España e Italia, dos países que nos llevan años en el reconocimiento de la mujer, por supuesto, también décadas en el dominio del mercadeo deportivo.

Ya lo había manifestado un artículo previo, el presente del fútbol femenino en cuanto a diálogos se refiere, debe llegar hasta colegios y universidades, hacerlo, extenderá un poco más la discusión, lo que podría permitir entender mejor el panorama. Ahora tendremos que hablar sobre la presencia de aficionados en los estadios, claro, este abordaje suscita una mirada más comercial del punto en cuestión.

En lo estrechamente ligado al respaldo que reciben los equipos femeninos en asistencia a los escenarios deportivos, hay que resaltar que son muchos los factores que intervienen. Siendo el primero de ellos, la publicidad, sí la publicidad. Aunque no lo crean, esto influye poderosamente en la ausencia o presencia de espectadores, sea el partido que sea, sea la categoría que sea. Un evento que mantenga estándares de difusión mínimos, obtendrá respuesta.

El 17 de marzo el Atlético de Madrid acercó al Wanda Metropolitano 60.739 almas a presenciar el duelo entre colchoneras y catalanas. En una cifra que rompió récords en el mundo del fútbol femenino profesional. Luego, el 24 de marzo, la Juventus de Turín apareció con un gesto similar, 39.000 espectadores que se sumaron para ver la cita ante la Fiorentina. ¡Momentos fulminantes para las mujeres!

Foto / Atlético de Madrid

Pero ojo, no ocurrirá en cada fecha,  porque esto ni siquiera ocurre en el fútbol masculino. Fueron asistencias ocasionales. Se enfrentaron Atlético de Madrid y Barcelona, dos grandes de Europa. Lo mismo ocurrió con Juventus, un partido decisivo ante la Fiorentina. La afición bianconera lo sabía y estuvo ahí para alentar.

Después de la final de Santa Fe vs Atlético Huila en el 2017, la presencia de público en partidos de fase regular  no igualaron a aquel momento, precisamente cuando arribaron al estadio El Campín, 33.327 personas. Fue ocasional.

Comparar las asistencias del Wanda y del Allianz Stadium es un despropósito si se relaciona con el crudo momento que atraviesa el fútbol femenino en Colombia. En el país hay que empezar a motivar a los dirigentes deportivos para que aprendan a vender el fútbol masculino, para luego hacer lo mismo con el femenino. Mientras eso ocurre, un buen primer paso es generar consciencia entre la ciudadanía para que se respete al fútbol femenino.  De hecho, dirigentes deportivos que tienen equipos femeninos, no van a verlas jugar. ¡Lamentable!

Foto / Juventus Women

En la relación anterior, es necesario que se empiecen a promocionar más los procesos, incluyendo los de base. Esto implica ampliar la oferta de formación deportiva en categorías menores, e incluso saber cómo atraer a los medios de comunicación y a la empresa privada cuando se decida trabajar un equipo en categorías mayores.

No se puede seguir trabajando bajo el mismo modelo, un modelo que inició cojeando. Los clubes sacan sus equipos femeninos, los ponen a competir y que llegue el público al estadio, no.  ¿Cuál es la figura del equipo?, ¿cuál es esa nueva contratación?, ¿qué atractivo tiene ver al equipo?, todo eso hay que mostrarle a un público esquivo, indiferente, que todavía no comprende la importante del deporte en la sociedad.

En el Wanda Metropolitano habían personas que ese mismo día no sabían que iban a estar allá, lo mismo sucedió en Turín. Lo mismo sucedió en Bogotá en el 2017. ¿Cómo atraer a ese desprevenido que ama el fútbol?, ¿cómo lo hacemos llegar al escenario?.

El resto es reflexión, no podemos abogar por el fútbol femenino sino no asistimos a los partidos. Aún cuando esa mirada machista desacredite, indique que es aburrido verlas jugar. Difundamos, acompañemos y lo más importante, valoremos este fútbol.

Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *