Hernández, el ‘James’ de la Selección Colombia de limitados visuales

Jhon Hernández (rojo)

Foto / Pablo Bohórquez. Jhon Hernández (rojo) ante la delegación de Risaralda.

El bogotano Jhon Alexander Hernández García es uno de los mejores jugadores de la selección que es considerada como la sexta mejor del mundo. Actualmente juega en Brasil y juega con la Selección desde hace nueve años.

El deporte adaptado día a día se sigue abriendo su propio espacio donde los deportistas le han dado un mayor estatus a las diferentes disciplinas en las que se puede competir. Al principio muchas personas llegan y lo acogen como terapia, pero luego pasa a ser parte fundamental en sus vidas.

En muchas ocasiones la vida no es como se quiere siempre y es allí, que a pesar de todo lo malo que puede pasar, siempre aparece una segunda oportunidad que los puede convertir en personas admirables por su valentía, coraje y por dejar un mensaje claro de vida.

Jhon Hernández

Foto / Pablo Bohórquez. Jhon Hernández

Este es el caso del bogotano Jhon Alexander Hernández quien recientemente estuvo con la Selección Colombia de Limitados Visuales, jugando una serie de amistosos frente a delegaciones de Ibagué, Quindío y Risaralda, donde logró demostrar toda su calidad por la que es conocido como el ‘James Rodríguez’ de esta delegación.

Algunas cualidades

El ‘10’ de la Selección a la cual pertenece ya hace nueve años y que además juega para la Liga del Valle, se considera un hombre inteligente, fuerte en la marca, rápido con el balón en sus pies, aunque reconoce que no es muy goleador.

Le puede interesar: Un partido para la historia del fútbol con habilidades diversas

Jhon que nació con problemas de baja visión (ya que solo podía ver por el ojo derecho), jugaba en cualquier cancha como todo niño de corta edad lo hacía, pero cuando tenía 13 años sufrió un glaucoma congénito mayor, que le imposibilitó seguir con la visión que tenía, debido a eso intentó en tres oportunidades operarse aunque no tuvo mayor éxito y allí perdió totalmente la visión.

Foto / Pablo Bohórquez

Talento de exportación

Hoy el portentoso jugador zurdo y que actualmente muestra todo su potencial en el club Aserguis de Brasil en la ciudad de Porto Alegre, donde ya completa cuatro años jugando en el país potencia y pentacampeón del mundo en esta disciplina del fútbol cinco, es claro ejemplo que todo se puede lograr.

El hoy deportista de 26 años tiene claro que a pesar de sus limitaciones visuales “cada persona busca sus adaptaciones para sobrevivir y estar bien en el contexto que lo rodea”, puntualizó en charla con Semilleros Deportivos.

Jhon Hernández

Foto / Pablo Bohórquez

El fútbol siempre ha estado en su vida y por eso a pesar de todo nunca desistió por conseguir su sueño de jugar profesionalmente:

“Siempre jugué con los compañeros y ya cuando perdí totalmente la visión no sabía que existía el fútbol para ciegos, por lo que optamos por introducir el balón en una bolsa plástica y de esa manera podía jugar con los compañeros que si podían ver y fue a los 17 años cuando me enteré que si habían equipos y selección para ciegos y acá seguimos”, precisó.

En estos momentos Colombia tiene una de las mejores generaciones en este deporte y donde además de Jhon, se destacan otros talentos como el de Juan David Pérez (considerado como el ‘Cuadrado’) o el de Jhon González (considerado el mejor de Colombia y el ‘Falcao’ de la Selección) donde ahora el reto será conseguir el podio en los Juegos Parapanamericanos de Lima en el mes de agosto.

“Yo creo que estamos muy bien preparados, individualmente creo que este equipo que hemos construido es el mejor de la historia y donde queremos seguir adaptándonos para conseguir las cosas que queremos, a Lima vamos con todo a luchar ante grandes rivales como Brasil y Argentina que han sido campeones mundiales, pero queremos demostrar que podemos ganar algo”, indicó.

Foto / Pablo Bohórquez. Jhon junto a Juan David Pérez, dos de los mejores jugadores colombianos.

Datos de interés

El fútbol 5 para ciegos es un deporte basado en las reglas del fútsal y el fútbol de salón, pero adaptado a personas con discapacidad visual.

Cada equipo cuenta con cuatro jugadores de campo – todos categoría B1 (totalmente ciegos) – y un arquero que sí ve.

El balón tiene unas pequeñas cámaras que emiten sonidos parecidos a los de un cascabel, y la cancha, de pasto sintético, está rodeada por vallas de protección para evitar que la pelota salga por los costados.

Cada vez que un jugador tiene el balón o quiere quitarlo, debe decir la palabra “voy”, así, no solo evita accidentes, sino que ayuda a los demás jugadores a ubicarse en el terreno de juego.

Foto / Pablo Bohórquez

El aquero, el entrenador y un guía – que se hace detrás del arco rival – pueden darles indicaciones a los futbolistas, les gritan cuándo deben pasar la pelota o cuándo rematar.

Se juegan dos tiempos de 20 minutos, pero el reloj se detiene cada vez que el partido para y los cambios son ilimitados.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *