En el Quindío hay una relación por generar en este 2020

Foto / Nuestros Deportes

Inicia un nuevo año y el Fútbol aficionado no parece encontrar ese lazo de comunicación con el Deportes Quindío, ni viceversa. Al final los más perjudicados son los jóvenes que buscan una oportunidad de mostrarse.

El onceno milagroso estará por sexto año en la B y sigue sin comprender un camino que le ayudaría a mejorar el ambiente en torno a la participación en el Fútbol profesional, como sucedió en Pereira y yendo más lejos, como ocurre en otros cielos del país.

Ni la llegada del profesor Óscar Héctor Quintabani ha provocado cambios significativos al interior del equipo de Armenia. El primero de ellos, se esperaba, era construir un proyecto de cara a la gente, de frente a la ciudadanía; sin embargo nada de eso ha ocurrido.

El Torneo Betplay tendrá su segunda fecha este sábado 8 de febrero y el debut de Quintabani en el Centenario estará rodeado de un aire donde el hincha ha renovado el optimismo. El empate en el Hernando Maestre Pavajeau, ante Valledupar, no ha encendido alarmas y todo parece que tendrá un cauce natural en el primer semestre.

Sin embargo, no deja de llamar la atención que Hernando Ángel, como máximo accionista no haya escuchado las voces y el ejemplo de su vecino, Pereira, para estrechar una relación con la comunidad que gusta del fútbol, pero a la vez con esa población que conoce de este deporte.

A Quindío le sigue faltando esa comunicación con el Fútbol aficionado, con la gente. Brindarle la oportunidad a los deportistas de este departamento, para encontrar en su tierra la idea de desarrollo individual y colectivo. Las selecciones departamentales están desamparadas, porque Hernando Ángel, está buscando el capital humano en el Valle del Cauca.

Hoy, para nadie es un secreto que la Liga del Fútbol del Quindío requiere de mayores esfuerzos, de respaldos que motiven a generar procesos alrededor del Fútbol y para el Fútbol.

Deportes Quindío hoy es un cuento aparte, uno porque desde la dirigencia se cree que le están haciendo un favor al municipio por aquello de hacerlo sonar en televisión, y segundo porque no se ha percibido un sentido de pertenencia en cuanto a los jugadores locales.

El equipo que participa en el torneo de ascenso, no cuenta con un grupo base de juveniles que hayan sido prospecto en ninguna de las categorías de la Selección Quindío. Dejando en el contexto ese malestar; pero además desprotegiendo el capital social que existe en el deporte de dicho territorio.

Son varios los equipos que sin tener un escenario de competencia allá, deciden buscar la participación en torneo en Risaralda o incluso Caldas. La falta de proyección de algunos dirigencias dejan al descubierto que este 2020, tampoco será un año llamativo para el Fútbol aficionado.

Sobre le final, el Quindío tal vez logre el ascenso, pero no basado en una re-estructuración administrativa y deportiva como debe hacerlo.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Esa situación con hernando angel es la que le da impotencia e ira al Quindiano. seria aceptable que haga lo que hace con el deportes Quindio pero que al menos lo haga con los semilleros deportivos del departamento del Quindio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *