El Eje Cafetero sigue aportando talento al Rugby nacional y su crecimiento

Foto / Pablo Bohórquez

En tan solo cuatro años, el Rugby ha logrado posicionarse como uno de los deportes de conjunto más importantes en Colombia y uno de los de mejor proyección a nivel mundial. Varios deportistas del Eje Cafetero se perfilan para hacer historia en una disciplina que en la mayoría de los casos, ni escenarios adecuados tiene.

Desde aquella histórica participación del elenco femenino en Rio 2016, el Rugby nacional ha logrado que todos los amantes a los deportes lo miren de otra forma y que de alguna manera saquen pecho por los excelentes procesos que se realizan. Tucanes como es conocido el elenco nacional, ha logrado en poco más de cuatro años, lo que muchas disciplinas no han podido: participaciones en Sudamericanos, en eventos del Ciclo Olímpico, Olímpicos y ahora su más reciente hazaña, Juegos Olímpicos de la Juventud en Argentina.

No es para menos, y es que luego de ocho años de haber creado la Fecorugby (Federación Colombiana de Rugby) por allá el 4 de septiembre, cuando logró constituirse jurídicamente en Bucaramanga – Santander, el trabajo día a día ha dejado grandes beneficios y mayores alegrías a nivel mundial.

El Eje Cafetero no ha sido esquivo a este éxito, ya que sus constantes torneos internos que tienen lugar casi siempre en Risaralda, han tenido muy buena acogida no solo de los clubes locales, sino también a nivel regional, donde las selecciones Caldas en ambas ramas o equipos como Caciques Rugby Club Quindío (masculino) o Caciques Femme (femenino) ambos de Armenia, han podido foguear a sus deportistas para torneos nacionales.

Otro de los grandes aportes al crecimiento de esta disciplina que lleva cerca de 25 años de existencia, es la participación en el Torneo Nacional Interclubes Súper 20, donde los conjuntos risaraldenses como Rhinos Rugby Club y Arrieros Rugby Club, ambos en la rama masculina, han demostrado su gran nivel por las canchas del país, dejando alma, sudor y felicidad en cada una de ellas.

Fotos / Fecorugby. Delegaciones de Tucanes ya en suelo boliviano – Archivo.

Como si eso no fuera suficiente, Tucanes también ha sido una constante alegría para el talento regional, donde los que han llegado se han destacado, no solo hablando de deportistas sino también de dirigentes, como los casos de Jorge Acevedo, hoy entrenador de la Liga y quien ha hecho parte de algunos cuerpos técnicos en torneos nacionales e internacionales con la Selección, como ocurrió en Santa Marta en los Juegos Bolivarianos 2017 o de Atahualpa Quintero Zapata, quien fue miembro en el 2008 del organismo de transición de la Comisión ante la CONSUR y la International Rugby Board, para la constitución jurídica de la Fecorugby y el Plan de Desarrollo a nivel nacional en el período 2008 – 2012.

Del lado de los deportistas, hay que destacar el aporte en ambas ramas que ha hecho el Eje Cafetero, teniendo en los risaraldenses Daniela Álzate Moncada y Geovanni Carvajal a sus mayores exponentes, con la obtención de medallas de oro en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla 2018, aunque detrás de ellos ya hay otra cantidad que ha tenido oportunidad de vestir los colores del seleccionado y que prometen con ser futuras estrellas, entre ellos están: Kennya Arango (Risaralda), Manuela Marroquín (Quindío), Manuel Rojas (Caldas), Sebastián Benítez (Risaralda), Juan David Henao (Risaralda), Nicolás Cadavid (Risaralda), Elizabeth Marín (Risaralda), Sara Montoya (risaraldense aunque juega en Bogotá), Susan Muñoz (Risaralda), Andrea Ramírez (Risaralda), María Camila Muñoz (Risaralda), María Camila Castrillón (Risaralda), Cristian Londoño (Caldas) y Daniela Román (Caldas) entre otros, que han tenido roces tanto en Tucanes como con Cafeteros, que es el equipo B de la Selección Colombia.

Con todo esto, hoy Colombia puede decir que el Rugby ha tenido un notorio crecimiento no solo deportivo, sino en cuanto al número de inscritos en todo el país, ya que según la propia Federación Colombiana de Rugby, se pasó de 50 atletas en 1993 a 2.400 deportistas en el 2007 y que hoy asciende a un total de 18.407 practicantes de esta disciplina en sus dos modalidades (Sevens y Quinces), repartidos en 28 de los 32 departamentos del país, de los cuales solo ocho cuentan con el Reconocimiento Deportivo, siendo Risaralda el único representante del Eje Cafetero.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *