El deporte caldense está en deuda

El deporte caldense está en deuda

Duvan Marín. Periodista Acord Caldas

Por. Duvan Marín

Como en la mayoría de departamentos de Colombia, el deporte en Caldas no anda por el camino deseado por todos los que estamos en su entorno.

Y para comprobarlo basta con citar algunos motivos de la situación problemática por la cual atraviesa debido a la falta de continuidad en los programas que cada administración hace en su comienzo, una vez las elecciones estén a su favor.

Por ejemplo, hace apenas ocho días asumió como Secretario de Deportes, el exconcejal de Manizales Ronald Bonilla quien tiene una excelente hoja de vida, al menos por  los estudios realizados, pero estamos seguros de que su gestión dependerá de las decisiones adoptadas por el Gobernador de turno o por su jefe político.

Su antecesora, Claudia Chica encargada mientras que hubo  interinidad en la gobernación, trató de superar varios obstáculos hasta avanzar en el más importante, el de la salud para los deportistas, lo que en parte garantizará una buena participación en los próximos Juegos Nacionales.

Por lo demás, hay múltiples dudas respecto al manejo del recurso para las ligas, no todas comprometidas con la causa por falta del acompañamiento desde la secretaría y porque los técnicos, monitores, preparadores físicos o entrenadores tampoco tienen la continuidad adecuada para cumplir cabalmente con los proyectos.

Disciplinas como fútbol, fútbol sala, baloncesto en parte, fútbol de salón y ciclismo, quizás por ser deportes de conjunto, en resultados deportivos, llevan leve ventaja frente a las demás gracias a algunos patrocinios, de la Alcaldía de Manizales, por ejemplo o mínima presencia de la empresa privada, amén del esfuerzo de padres de familia o acudientes. Otras tienen falencias porque los dirigentes no han cumplido con requerimientos de Ley para acceder a los giros oficiales y unos no hacen la tarea por nadar en aguas turbulentas, debido a acciones equivocadas de ex directivos.

Caldas, debe mejorar sí a las ligas les entregan el poder decisorio, sin la intervención del partidismo que al deporte le causa mucho daño. Son los dirigentes y entrenadores los que deben orientar sus proyectos. Solo ellos y que el secretario se encargue de liderar las causas en procura del aspecto económico.

Estamos a tiempo de enderezar el camino hacia las justas nacionales. En las anteriores, el fracaso estuvo marcado por el escaso número de medallas, comparado con regiones de similar tamaños en general.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.