El Balonmano caldense le apuesta a los Juegos de Mar y Playa

Foto/ Suministrada

Luego de conseguir medalla de bronce en la rama masculina en los Juegos Nacionales 2019, la Liga Caldense de Balonmano no solo le apunta a  pelear podio en las próximas justas del Eje Cafetero 2023, sino que también quiere ser protagonista en los Juegos de Mar y Playa 2021. 

Esta Liga que está constituida desde 2017 empezó con grandes retos el 2021, uno de ellos es conseguir la clasificación a los Juegos de Mar y Playa con Balonmano playa el próximo mes de abril en San Andrés, tanto en la rama masculina como en la femenina. Además continuar los procesos en la modalidad de piso para mejorar la presea obtenida en Bolívar con los hombre y clasificar a los juegos con las damas. 

“Esto ha sido un proceso de cinco años, en el 2019 obtuvimos una de las recompensas a todo este trabajo, pero queremos llegar más lejos en los Juegos Nacionales 2023, e igualmente hacer una buena presentación en esto de playa que es en lo que estamos empezando a laborar”, explicó uno de los entrenadores de la Liga, Carlos Flórez. 

Son cerca de 200 deportistas de cinco clubes del departamento los que componen esta Liga, hay uno de La Dorada, uno de Chinchiná y tres de Manizales. El presupuesto de Balonmano para este año, por ser categorizado como estratégico en Caldas, se duplicó, por lo que esperan un presupuesto de $137 millones de pesos para invertir en las modalidades de piso y playa.  

Foto / Federación Colombiana de Balonmano. Caldas en acción.

Las prioridades de este año es conseguir con los clubes una buena participación en la Copa Colombia de la disciplina y escoger a los mejores deportistas sub-21 que integren el seleccionado caldense de cara a 2023. En playa, se espera conseguir la clasificación a Juegos de Mar y Playa a pesar del corto tiempo que se lleva trabajando. 

“Apenas llevamos dos entrenamientos en la cancha de voleibol playa que hay en el Bosque Popular, queremos hacer una buena preparación para ir al clasificatorio, las reglas cambian y la superficie es muy agotadora. Intentaremos foguearnos con una potencia como Quindío y hacer un buen papel consiguiendo el cupo”, expresó el entrenador, Ricardo Andrés Clavijo. 

En la modalidad playera la categoría es libre por eso varios jugadores del proceso de piso, se sumaron a esta iniciativa. Por su parte, para piso la edad es sub-21 con tres refuerzos sub-23, por lo que el proceso para estos juegos tiene que volver a empezar prácticamente. En hombres se destacan Santiago Pachón, Alejandro Hernández, Sebastián Herrera y Miguel Aguirre. 

En mujeres apenas el ciclo inicia porque en 2019 no se contó con un equipo para participar en las justas nacionales. Del equipo se destacan las jugadoras Yurany González, Manuela Cañón y Mariana Alzate. En ambas ramas se están buscando de dos a tres refuerzos de otros departamentos que puedan llegar a aportar experiencia y estatura al equipo. 

Foto/ Suministrada

La meta para los Juegos Nacionales 2023 es mínimo sostener la medalla de bronce alcanzada en la rama masculina, sin embargo se quiere pelear por la de oro. En damas primero se buscará la clasificación, pero desde ya se piensa en hacer podio en el certamen. 

“Unidos somos más. Más deportes más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *