Deportivo Pereira: una guerra de poderes

Deportivo Pereira: una guerra de poderes

Andrea Mesa Quiceno
Asociada Acord Risaralda

Por: Andrea Mesa Quiceno

Hace muchos años escuché que al Deportivo Pereira le pasaba lo inimaginable, eso que pareciera imposible, seguro le iba a pasar al equipo Matecaña, estoy convencida que así ha sido, desde brujería hasta negocios ilícitos, tenerlo  todo dado para el regreso a la A  y perderlo en un segundo, de eso ya en esta ciudad sabemos mucho.

¿Qué decir hoy en día? Sigue pasando lo mismo, es común el ambiente de incertidumbre frente al futuro del equipo, donde a pesar de tener buenos resultados, siendo segundo en la tabla de posiciones y aparentemente estar buscando la reclasificación, cualquier cosa en lo deportivo podría pasar, además se suma a esto la condición administrativa en la cual el panorama es más inestable, hoy lamentablemente el orgullo de ciudad se perdió.

Cada vez más distantes de la realidad Matecaña, desde la barrera se emiten conceptos frente a lo perceptible, los comentarios de pasillo crecen y las ideas frente a lo que sería ideal, son el debate continuo de los que de una u otra forma están cerca al equipo. El gerente liquidador por ahora sigue al frente, el mayor acreedor Álvaro López sigue rondando con fuerza y la Alcaldía quiere la ficha ¿Qué es lo mejor?

La pregunta  no tiene una respuesta clara, lamentablemente hace mucho tiempo que los intereses Matecañas se perdieron y se convirtieron en los intereses de particulares, en mi concepto, hay guerra de poderes entre Candamil y López, Deportivo Pereira es el trofeo para ellos, se lo ganará el más fuerte, el que más influencias pueda tener, el que logre ser más ágil y no es un trofeo que busquen por el amor que le tienen al equipo, o por las ganas de rescatar el patrimonio de ciudad, el trofeo lo buscan por lo que pueden hacer a través del equipo, sin duda, es un negocio redondo.

Ambos personajes han administrado mal al equipo, claro está que bajo este mandato no se han perdido puntos por falta de reconocimiento deportivo, recordemos que bajo la tutela de Álvaro López este equipo descendió, perdió el reconocimiento deportivo y fue el hazmerreír de todo el país, no digo con esto que lo hecho por Candamil  sea justificable y menos cuando sale a la luz pública una posible malversación de dineros, además su función era liquidar, pero se metió en terrenos prohibidos, vendiendo humo a la ciudad con el retorno a la A, y en esto la deuda es total.

Por otro lado…

El Alcalde dice que reclamará la ficha porque el Deportivo Pereira es de todos los pereiranos, pero es que la cosa no es tan fácil, realmente el Pereira necesita quien lo vea como un negocio rentable, pero como un negocio serio, que de la mano de una buena administración vengan las decisiones deportivas en pro del bienestar del equipo.

Mucho se ha dicho que el Pereira es un equipo de la A, pero no, la verdad es que el Pereira es un equipo de la B y mientras no se le vea con seriedad ahí seguirá.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. jorge palacios dice:

    El terreno legal es cosa jodida, y los interesés de poder mmm… aún más. Solución por lo pronto yo tampoco veo y nuestro amado depor es el grande matecaña pero en deudas y problemas…. estamos llevados del xxxxxxxx… ojalá aparezca un man con harto billete monedas de oro y petróleo que se arriesgue a invertir en este proyecto llamado DEPORTIVO PEREIRA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *