Deportivo Pereira deja más que trofeos en el 2019

Foto / Pablo Bohórquez

Desde hace ocho años se instauró en el ambiente futbolero de Risaralda, la idea de recuperar la confianza por parte del onceno matecaña, ahora en primera división, el plantel está invitado a mostrar su cara más amable para conseguir la simpatía del aficionado fútbol, para lo cual ya labró el camino en su último año en segunda. 

Campeón del Torneo Águila I, Campeón del Torneo Águila II, y Acenso a nivel de fútbol profesional. En sus fuerzas básicas, los juveniles se contagiaron del buen ambiente y lograron también el campeonato de la Copa Ciudad Pereira con la categoría Sub 20, y sin ser suficiente, la categoría 2010, se coronó en el primer lugar en el certamen doméstico.

Sin embargo el cuadro matecaña ha sido más que trofeos en el 2019, ha sido el resultado de la madurez que ha alcanzado con cada paso en falso durante ocho años en la segunda división. No todas las temporadas fueron catastróficas, ni todas le enseñaron al 100 por ciento, pero de cada uno se sacó un balance, para llegar al nivel que tiene hoy la institución.

Ahora, un sector de la prensa deportiva empieza a reconocer en el gerente liquidador una figura que con la toma de decisiones, tiene la posibilidad de empoderar a la ciudad con el Deportivo Pereira y fortalecer en el hincha la ilusión por conseguir la primera estrella en su escudo.

Un año 2019 exitoso por donde se le mire y  aunque la cantidad de trofeos generan impacto, lo que se está consolidando desde el interior permitirá sostener una institución que estaría en la capacidad de mantenerse en primera división por varios años. Los campeonatos son el reflejo de estructuras internas que propician una dinámica que fluye.

Esto no quiere decir que se esté hablando de un equipo perfecto, a todas luces, no lo es y tendrá en el 2020 que asumir retos, lo mismos que ahora lo posicionan como uno de los clubes profesionales más maduros del interior del país.

Enamorar al hincha

El calor de las fases finales convoca público a los estadios, generando dividendos que terminan engrosando las finanzas internas por aquello de la taquilla; sin embargo, en el fútbol profesional colombiano siempre ha existido el reto de acercar a los ciudadanos a los estadios, para sostener en materia de ingresos, algunos procesos que son transversales a la filosofía misma.

Si bien el cuadro pereirano recibe una serie de recursos por parte de la División Mayor del Fútbol Colombia, DIMAYOR, también es cierto que tendrá que gestionar otros con la empresa privada y los hinchas. Para ello llega con una excelente carta de presentación a la liga, donde hay empresas que ya están buscando a un equipo que recuperó la confianza.

Lo anterior no solo potencia la imagen del Deportivo Pereira, podría llevar a aumentar la simpatía que siente el risaraldense con el equipo, lo que también determinaría una posibilidad de apoyo en los partidos que la divisa oficie como local en la fase regular, que es uno de los mayores retos.

Será en la liga, donde más se necesite el apoyo de los aficionados al fútbol, entendiendo que esto repercute en la taquilla. Por eso, este 2019, el equipo es más que trofeos, es estructura, es confianza y eso sumarán como activos para el 2020.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.