Crear empresa, una manera de ayudar al sector deporte en Colombia

Foto / Pablo Bohórquez

La generación y materialización de ideas de negocio en el sector respaldan la reducción del desempleo para los nuevos profesionales que egresan semestralmente de las universidades en el país, y amplía el rango de oportunidades para personas económicamente inactivas.

Colombia, con una tasa de desempleo del 9,4 por ciento, donde cientos de miles de ciudadanos buscan una oportunidad para ocuparse y pertenecer a ese segmento de la población económicamente activa (PEA), que sí percibe ingresos, tiene un camino largo y ancho que recorrer en el deporte.

Algunas federaciones deportivas están asimilando modelos organizativos que desde hace una década se están implementando en Estados Unidos y Europa. La Dimayor, es el ejemplo más claro y reciente de la situación, donde pondrá a prueba el canal de televisión Premium para los partidos de la Liga Águila, esto indudablemente le permite estar a la vanguardia de economías deportivas más potentes, como la norteamericana y la europea.

La NBA, la NFL, la MLB y la MLS, abarcan grandes mercados, atrayendo de manera masiva a la población estadounidense hasta persuadirlos en consumir productos deportivos. En Europa ocurre lo mismo con la Premier League, la Liga Española, el Calcio Italiano, que se posicionan anualmente como escenarios de ganancias que superan los cientos de miles de millones de dólares.

En Baloncesto, Tenis, Ciclismo, Natación, los mercados en el país siguen abiertos para una población que ya se empieza a habituar a los resultados positivos; año a año se encariña más con el deporte, teje una relación más cercana con aquello que le produce sensaciones positivas.

Aunque  no hay que fijarse solamente en las federaciones deportivas, los organismos del deporte asociado. También los eventos, pues dentro de la economía del deporte siguen causando impactos mayúsculos en inversión y dividendos: Los mundiales de fútbol, los eventos del ciclo olímpico, los juegos olímpicos de verano, el súper bowl, etc, todos estos representan generación de empleo, modernidad y activación de las economías.

Escalando las situaciones a las regiones, un evento necesita de un espacio, el espacio de una logística, la logística de personal, el personal de indumentaria, la indumentaria de mantenimiento, el mantenimiento de periodicidad, la cadena económica que genera produce consecuencias en la ocupación de la población. No es solo hablar de campeonatos, ligas y federaciones, es todo lo que vincula al ecosistema del negocio.

Allí se tendrá que involucrar a los mánager deportivos en Natación, Fútbol, Baloncesto, Ciclismo, Voleibol, Boxeo, etc. Ese personal que no vende productos, pero está orientando procesos. Entrenadores, psicólogos, motivadores, metodólogos, administradores deportivos, fisioterapeutas, médicos, economistas, abogados, etc.

Los nuevos profesionales del deporte, sea cual sea su especialización, encontrarán un terreno fértil por aprovechar. Un sinnúmero de ideas para emprender, desde la comercialización de calzado deportivo, hasta la organización de talleres empresariales de actividad física.

En ese contexto se hace necesario pensar en la proyección que tienen las regiones, porque se puede transformar una realidad adversa en una solución de negocio; ofertar servicios que la gente necesita y propender por la creación de empresa, apuntará a mejorar el sector, reducir el desempleo y activar a la población en el entorno.

En Colombia hay todo por hacer y los deportistas siguen justificando que hay un mercado amplio por abarcar.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *