Conozca el único Capitán del Deportivo Pereira que ha levantado una copa en su historia

Conozca el único Capitán del Deportivo Pereira que ha levantado una copa en su historia

Muchos hinchas del Deportivo Pereira de la vieja guardia, recuerdan aquella época de gloria cuando el onceno matecaña conseguía la hazaña del ascenso a la primera división del Fútbol Profesional Colombiano en el año 2000, pero son pocos los jóvenes hinchas y seguidores de la casaca auriroja, que conocen el capitán de aquel equipo dorado y quien es hoy, el DT de la Selección Risaralda Pre Juvenil, equipo que iniciará competencias nacionales este domingo 9 de abril en Manizales frente a Boyacá. Semilleros Deportivos destaca la historia de “Chiqui” Alzate como uno de los técnicos con mayor proyección en la región.

Por: Pablo Bohórquez

Foto / Nicolás Arbeláez

Jorge Hernán Álzate Gómez, más conocido en el mundo del fútbol como ‘Chiqui’, era el hombre que dentro del terreno de juego, lideraba como capitán a un equipo dirigido en ese entonces por el pereirano Walter Fernando Aristizábal y que estaba plagado de figuras como los delanteros Hugo Sánchez y Guillermo Berrio, volantes de creación como los inolvidables “Rafa” Castillo y Hernán Darío Cardona y una fuerte defensa comandada por el gran arquero Daniel Vélez y los espigados defensas centrales Jairo Serna y Arnold Palacios, entre otros.

El grupo periodístico de Semilleros Deportivos dialogó con el ahora Director Técnico de la Selección Risaralda Pre juvenil, de su trayectoria como jugador y el haber llegado tan joven al equipo profesional, el ser elegido como capitán en medio de tantas figuras que hacían parte del plantel que consiguió la única copa hasta ahora, anécdotas, su vida después del retiro, sus proyectos como DT en las Selecciones Risaralda, lo que le dejó el fútbol y sobre todo recordar aquel momento histórico que le permite ser hasta ahora, el único capitán del Deportivo Pereira en haber alzado una Copa.

Cuéntenos un poquito, su trayectoria como jugador cómo fue ¿cómo empezó?

Yo hice todo mi proceso de formación en algunos clubes de acá de Pereira, en ese entonces no habían muchos, estaban sólo las divisiones menores del Deportivo Pereira y un club ‘Míster Foro’, realmente habían muy pocos clubes. Ya después, arranqué con las divisiones menores del Pereira, hice todo el proceso de selecciones Risaralda y tuve la posibilidad y la fortuna de debutar en la A en el 96, ya había jugado en un torneo de primera B antes de debutar, pero en la A como tal, en el 96.

Foto / Pablo Bohórquez

Esa experiencia de llegar al Pereira, usted siendo joven ¿cómo fue?

Siempre me había preparado, es el sueño de un jugador aficionado poder debutar en el fútbol profesional y ese había sido mi sueño, estaba entre mi proyecto de vida y siempre cada día que me levantaba, trabajaba para ello y así se fue dando, hasta que en el 96 cuando el profesor “Tucho” Ortiz tenía el equipo, se me dio la posibilidad y la oportunidad. Me acuerdo que debuté en un partido que jugaba el Deportivo Pereira con Medellín un miércoles por la noche, fue una anécdota que recuerdo mucho, porque yo creí que ese partido lo iba a jugar de titular y el profe “Tucho” trajo otro jugador de Tulúa y lo puso por encima de mí, pero eso me dio más pie para seguir trabajando. Ese día estuve de suplente, íbamos me acuerdo 3 – 0 perdiendo, entré, el partido quedó 3 – 2 muy apretado, ese día me fue muy bien y de ahí para adelante seguí jugando, fue una muy buena experiencia.

Luego de eso y de consolidarse en el equipo, se volvio el capitán también ¿cómo tomó eso del liderazgo?

A mí siempre me ha gustado dar ejemplo, me considero una persona sencilla, humilde, pero lo que me propongo a hacer, me gusta hacerlo bien hecho y tenía esa trascendencia en el equipo, es decir, había ese respeto frente a mis compañeros, entonces los profesores consideraban que podría ser el capitán y así fue, afortunadamente conservé esa banda por muchos años.

Y cuando se consiguió el ascenso en el año 2000 ¿cómo lo vivió?

Sí, era el capitán ese año cuando quedamos campeones, tuve la fortuna de levantar la copa y devolver el equipo a la A y eso en esta cantidad de años que ha tenido el Deportivo Pereira, ha sido el único título, ha sido el único recuerdo a nivel de campeonato que tiene el Deportivo Pereira, entonces seguimos vigentes (risas).
Devolvámonos un poco a ese momento de levantar el trofeo con el Deportivo Pereira en el campeonato de la B ¿cómo vivió ese momento? ¿Qué sintió al levantar la única Copa que hasta el momento tiene el Deportivo Pereira en sus vitrinas, además siendo el Capitán de ese equipo?

Eso fue único e inolvidable, nosotros estábamos concentrados en un finca por el Colegio La Salle, ese día el estadio estaba lleno, incluso recuerdo que nos tocó bajarnos del bus y caminar al camerino, porque era tanta la gente que había, que no había paso para el bus hasta allá, eso era lo máximo, era indescriptible, uno contarlo es una cosa, pero vivir y sentir lo que nosotros estábamos viviendo y sintiendo en ese momento y como capitán fue algo maravilloso, fue inolvidable y eso quedará siempre en la memoria mía y seguramente de muchos hinchas.

Foto / Pablo Bohórquez

De ese equipo campeón ¿Todavía se sigue hablando con algunos de sus entonces compañeros?

Sí, con algunos, inclusive algunos han tenido la posibilidad de dirigir en el Fútbol Profesional como el ‘Teacher’ Berrio, entonces nos seguimos conversando y hablando, yo creo que eso es lo más bonito del fútbol, que lo deja a uno con esas amistades y esas experiencias vividas.
Anécdotas como jugador que recuerde mucho, ya hablamos del debut, pero ¿Qué otras lo marcaron?

Muchísimas, con jugadores extranjeros, con partidos, en los viajes con jugadores, son muchas, de entrenadores, del modo de ser de los entrenadores, las costumbres que tienen diferentes jugadores, entonces yo creo que eso lo guarda uno para el recuerdo y es lo que les puede transmitir a estos muchachos, aparte del conocimiento y la experiencia que vivió uno, porque yo muchas veces les digo a los dirigidos, que hay muchas cosas para contar y que lo hagamos de una u otra manera y eso no está escrito en ninguna parte, eso simplemente lo tiene uno en su cabeza, en su vivencia y eso es lo más bonito de tratar de transmitirles a ellos y que ellos puedan aprender un poquito de esa experiencia vivida.

En el momento del retiro del fútbol profesional en el 2002 ¿En qué pensó? ¿En qué quería seguir’ ¿Usted siempre quería seguir vinculado de alguna manera al fútbol?
Cuando yo me retiré, de pronto no de la manera como yo quería, pero que ya había decidido dejar el fútbol activo, siempre tenía en mi mente aportarle al Deportivo Pereira en la parte administrativa, porque consideraba que había muchas falencias. Tuve la fortuna de estar jugando fútbol profesional y estudiar, terminé Administración de Empresas en ese entonces, consideraba que podía aportarle al Deportivo Pereira en ese orden administrativo, siempre lo tenía ahí como presente y vigente.

¿Nunca se dio la posibilidad?

Se dio, pero era un cargo donde no contaba con el respaldo de la parte administrativa, simplemente me pusieron ahí, los dueños y dirigentes, eran los que tomaban las decisiones, entonces lo tomé como un cargo que la verdad nunca pude desempeñar como yo quería.

Después de ese proceso de ser futbolista, del retiro, de haber estado en el Deportivo Pereira en el tema dirigencial ¿Cómo llega a las Selecciones Risaralda?
Yo empecé a prepararme en la parte de entrenamiento deportivo y ya cuando vimos la posibilidad de iniciar un proyecto con un club deportivo, se fueron viendo los resultados y creo que debido a eso, tuve la posibilidad de llegar a la Liga Risaraldense de Fútbol y tener como le digo muy buenos resultados, entonces creo que eso lo avala y hace que lo respetan a uno.

Foto / Nicolás Arbeláez

Y ahora como director técnico ¿Qué pretende usted con este equipo Pre-juvenil?

Primero que todo y para mí ante todo, son las personas, que sean buenas personas, que sean humildes, buena gente, sencillas, ya seguramente en lo deportivo, ellos tienen las condiciones y yo soy un convencido de que eso fortalece las condiciones deportivas que tengan, entonces, primero es eso, que sean gente y ya después ir fortaleciendo lo deportivo, pero más con experiencias vividas, con conocimiento dentro del terreno de juego, en la parte táctica aprende uno cositas que se lo enseña a uno la práctica del fútbol y que uno vivió, eso trato de enseñarles y de aplicar en ellos.

Foto / Pablo Bohórquez

¿Qué le enseñó a usted el fútbol en su vida?

El fútbol es una profesión muy hermosa, muy bonita, pero hay que saberla mirar, porque el fútbol te muestra personas buenas, personas regulares y personas malas, entonces es muy fácil uno desviarse del camino, uno tiene que tener el suficiente carácter, la suficiente madurez, para tomar la mejor decisión y lo otro, nunca olvidar de donde viene, yo creo que es lo más importante, cuando uno sabe y es consciente en todo momento de donde viene uno, eso lo ayuda a fortalecerse como persona, porque para nadie es un secreto que el fútbol económicamente, es una profesión que paga bien, de pronto no en todos los lugares, no en todos los equipos, pero en términos generales paga bien, uno no puede desenfocarse de lo que quiere, yo les digo a los muchachos que escriban su propio proyecto de vida, que nunca se desvíen de ese camino, que luchen por sus sueños y eso me enseñó el fútbol, que uno en esto, se vuelve un personaje público, que se convierte en una persona que está en la mira de todo el mundo, entonces como tal, tiene que dar ejemplo, que todo lo que haga, tiene que pensar que va a trascender en otras personas, eso es lo que me dejó el fútbol.

Foto / Pablo Bohórquez

¿Cómo define usted el fútbol?

El fútbol es una enseñanza diaria y es un proyecto de vida, es una profesión que tenemos que dignificarla todas las personas que estemos involucradas allí, eso para mí lo más importante y segundo, tiene algo muy lindo y es que te pagan por hacer lo que a uno más le gusta.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.