Club Tigres de Voleibol: dejar huella en el deporte sí es posible

Algunos integrantes del Club Tigres

Foto / Suministrada. Algunos integrantes del Club Tigres de Voleibol

Con la entrenadora Ximena Castaño, este organismo deportivo ha venido mostrando que más que la difusión, le interesa es el crecimiento de los deportistas. 

Su entrenadora, ni siquiera contesta al teléfono cuando se le consulta sobre una participación; pudiera parecer un gesto de escaso tiempo; pero simplemente está pensando en cómo generar la estrategia para lograr una victoria, de esas victorias que no tienen mucho que ver con el marcador, sino con el rostro de satisfacción en los deportistas.

Para nadie es un secreto que María Ximena Castaño Vásquez, y su club Tigres, trabajan de manera reservada y aunque son contadas las oportunidades que ofrecen declaraciones a los medios de comunicación, su presencia siempre se hace notar por la oportunidad que le brinda a los jóvenes de asistir a diferentes eventos deportivos. Niños, niñas, adolescentes encuentran en este proceso, una manera de verse en el deporte.

Este editorial podría parecer un publirreportaje; sin embargo el sentido de reconocer el trabajo que marca la diferencia, convoca a evidenciarlo a través de este espacio, pues es uno de los pocos clubes de la región que transita por el territorio nacional llevando esperanza. Sí, cada vez que el club Tigres viaja a otra ciudad, o incluso, a otro país, lleva lo mejor de esta tierra consigo.

En los viajes cargan con un equipaje valioso, el talento humano, las virtudes de sus deportistas. Los mismos que siembran ideas en otros lugares, algo así como pequeños embajadores. Tigres se ha convertido en un referente regional del Voleibol y eso hay que contarlo, mal se haría al no documentarlo.

Una pasión que se transmite

El club Tigres nació en el 2015 y la clave para generar procesos sólidos en tan poco tiempo, está en el corazón, todo parte desde allí. Una idea que inició con 30 niñas y hoy se han multiplicado, hasta el punto de necesitar no una entrenadora, sino cinco, para las categorías Bejamín, Mini, Infantil y Menores.

Desde el cuerpo de entrenadores se transmite inspiración. La misma Ximena ha sido una fiel apasionada por este deporte, y es de esta manera como llega a los jóvenes. La mejor enseñanza es el buen ejemplo.

La labor es complementada por Felipe Marín, Jhon Edward Jaramillo, Diego López y Jessica Rodríguez, quienes se encargan de propiciar los ambientes formativos idóneos, pensar en los torneos y acompañar cada objetivo, cada viaje, cada historia, cada momento por contar.

Impacto social

Su área de incursión está en Pereira, pero su funcionalidad, dinamismo y compromiso le permiten impactar socialmente al departamento, logrando llegar a jóvenes de diferentes zonas.

Es así como un club, que sin el afán de ser protagonista en los medios, sin apuntarle a quitar titulares de prensa, ha conseguido dejar huella en Risaralda.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *