Chicó frenó al Matecaña en medio de una fiesta futbolera

Foto / Pablo Bohórquez

El ajedrezado le burló la ilusión a la divisa cafetera con un 2-1. Pereira dependerá de sí mismo y otros resultados milagrosos. 

Deportivo Pereira tuvo el mejor recibimiento desde que se fue al asegunda división en el 2011, la fanaticada premió el rendimiento y motivó a los jugadores antes del partido.

Los alrededores del estadio Hernán Ramírez Villegas se adornaron, y lejos en los barrios más populares, se izó la bandera amarilla y roja de la capital risaraldense.

Foto / Pablo Bohórquez

Los hinchas llegaron desde el vecino departamento, Dosquebradas, desde La Virginia, Mistrató, Belén, Santuario, para apoyar el duelo ante Boyacá-Chicó. Un cotejo histórico que definía clasificación a la final de Torneo Águila 2019-I.

Después del momento simbólico donde toda la parcialidad pereirano entonó el himno, llegó el último envió antes de poner a rodar la pelota. ¡Vamos, vamos mi depor, que esta noche, tenemos que ganar!

Primer tiempo

Deigo Álvarez de dio acción al partido para que el matecaña tomara la posesión de la pelota, ante un sorprendido Chicó, que de entrada respetó a la asistencia pereirana.

Boyacá que venía de ganarle al Deportes Quindío, sacó sus líneas, y el capitán Camilo Pérez orientó a los suyos a jugar un partido más equilibrado desde el arranque.

Foto / Pablo Bohórquez

Edison Palomino amagó con dañar la fiesta Pereira sobre los cinco minutos, pero la pelota se fue por arriba. Boyacá Chicó se tomó confianza, buscó a Luis Páez y la generación de oportunidades con Mateo Palacios.

Jorge Murillo probó a media distancia y el cotejo tomó buen ritmo sobre los 10 minutos, cuando ya los locales leyeron que tenía que marcar con cautela al ajedrezado.

Foto / Pablo Bohórquez

El eco del ¡Ay! Se sintió en las graderías del monumental, el hincha estuvo atento a cada jugada. Sin embargo el partido se puso tenso y el central resolvió con dos tarjetas amarillas para el goleador Diego Álvarez y Edwin Movil, no sin antes llevarse un recado de la tribuna.

Sobre los 17 minutos marcó Boyacá Chicó, el jugador Mateo Palacios aprovechó asistencia y rompió el ánimo de la gente abriendo la cuenta, nada que hacer la Harlen Castillo que se estiró pero la pelota se durmió en el rincón derecho del arco.

Pero Deportivo Pereira no lo aguantó y Jairo Molina reivindicó al equipo a los 22, grito al cielo de los espectadores. El cabezazo para el palo derecho se Sebastián Arango levantó nuevamente el ánimo.

Foto / Pablo Bohórquez

Chicó expuso buen fútbol y se agigantó por momentos usando los carriles, exigiendo al anfitrión y propiciando un ambiente máximo de rivalidad, donde los 22 en cancha estuvieron a la altura.

Edwin Movil y Christián Mejía buscaron las bandas, apoyándose en Mauricio Casierra y Francisco Córdoba, dos experimentados. La visita ajustó marcas y solo hasta el minuto 38 se orquestó una opción de peligro para Diego Álvarez.

Para lamento del Deportivo Pereira, el central pitó penal a los 44, y Boyacá se marchó al descanso con celebración de Luis Páez. 1-2 parcial.

Foto / Pablo Bohórquez

Segundo tiempo

Edwin Movil calentó el partido en medio de la lluvia en una ejecución de tiro libre que pegó en el horizontal, susto para Chicó que sintió cerca el empate a los 49 minutos.

Sobre los 52 el técnico argentino mandó a calentar su gente, mientras el cuerpo técnico de Boyacá Chicó le dio salida a Edinson Palomino, en su lugar ingresó Luis Malagón. Variante para cerrar más a los suyos, ante el cambio de actitud del Pereira.

Chicó respondió a los 56 con tiro libre de Nelino Tapia, evidencia que los boyacenses no querían ser los de menos en el cuadrangular B, menos ganándole parcialmente a un histórico.

Foto / Valentina Jiménez

Minuto 60 y falta de Camilo Pérez a Diego Álvarez, el defensor le entregó brillo al hincha risaraldense en una aparente falta en el área; pero el juez que seguía la jugada, pitó tiro libre. Matías Jaime ingresó y dejó el compromiso Jhony Vásquez, otro aire para el Deportivo Pereira. El misom Matías intentó facturar sin éxito.

El rojiamarillo lució desconcertado ante el resultado por minutos, ansioso, más con el deseo de responderle a su gente, que con la inteligencia para elaborar jugadas que lo llevaran al empate.

Francisco Córdoba apretó el acelerador y en asistencia de Diego Álvarez disparó desde afuera para colorar el ante, pero no fue posible, la redonda se fue desviada.

El partido le dio la posibilidad a Yainer Acevedo a los 70 de trámite, dejó la cancha Christián Mejía, en medio de un aire de incertidumbre, frío y con algo de esperanza entre las tribunas. La popular Lobo Sur, no cesó su cántico.

Llegó el momento para Pereira, Chicó se quedó con 10 hombres ante expulsión del golero Sebastián Arango. Oportunidad para el once de Craviotto.

Diego Álvarez probó suerte con un potente remate de derecha a los 89 minutos. La pelota pasó de largo.

Aunque el habitual ¡Sí se puede! se gritó desde las cuatro tribunas, al Pereira le faltó un centavo para el peso y tendrá que definir su clasificación ante Deportes Quindío de visita y esperar resultado milagroso entre Chicó y Llaneros. (Duelo a jugarse el domingo 2 de junio 5:15 pm)

Nóminas

Deportivo Pereira: Harlen Castillo, Mauricio Casierra, Danny Cano, Sebastián Puerta, Francisco Córdoba, Jorge Murillo, Christián Mejia,  Jairo Molina, Edwin Movil, Jhonny Vásquez y Diego Álvarez.

DT: Néstro Craviotto

Boyacá Chicó: Sebastián Arango, Jordy Monroy, Jhonatan Muñoz, Camilo Pérez, Jarol Martínez, Frank Lozano, Nelino Tapia, Juan Vela, Luis Páez, Mateo Palacios, Edinson Palomino.

DT: Jhon Gómez

Cuerpo arbitral

Central: Diego Escalante

Línea 1: Herminzul Calderón

Línea 2:  Geovanny Padilla

Cuarto: Jhonathan Aguirre

 

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *