Buenas sensaciones dejó Colombia femenina en suelo peruano

Foto / Tomada de FF Colombia

Con dos victorias en los dos juegos que disputó ante las peruanas, la Selección Colombia femenina volvió al ruedo con miras a los Juegos Panamericanos, donde la risaraldense Marcela Restrepo volvió a tener minutos.

Después de 250 días y varios escándalos que salieron a la luz pública, la Selección Colombia femenina se volvió a reunir para afrontar su preparación de cara lo que será su participación en los Juegos Panamericanos en Lima, bajo la dirección de Nelson Abadía donde la risaraldense Marcela Restrepo fue una de las llamadas.

Luego de la convocatoria que salió sobre los últimos días de marzo y de reunirse en la sede de la Federación Colombiana de Fútbol el 1 de abril, las colombianas viajaron a Perú para afrontar doble fecha amistosa, que dejó gratas sensaciones para el futuro.

El primero de los juegos se realizó el 4 de abril sobre las 10:30 a.m., hora colombiana y que se realizó en el complejo deportivo de la Federación Peruana de Fútbol, donde el juego colectivo y la memoria futbolística reaparecieron en una mezcla de jugadoras de experiencia y algunas juveniles que han aparecido durante las dos ediciones de la Liga Profesional.

Foto / Federación Colombiana de Fútbol

Las emociones se volvieron a sentir en las arcas colombianas, que lucieron el nuevo uniforme con orgullo, valentía y mucho corazón, que de paso se notó en cancha con la entrega de cada balón. El invitado especial que era el gol, se hizo esperar, pero por cosas del destino, la encargada de lograrlo fue una de las jugadoras que encabezó todos los entredichos que habían surgido en los últimos meses y que por ende las tenían en el limbo, sin un rumbo claro, se trata de Isabella Echeverry quien para esta ocasión no lució su habitual número 15, sino que utilizó el cinco homenajeando a su gran amiga y compañera Melissa Ortiz, quien no fue convocada.

Con la ventaja a su favor, Abadía mandó a la cancha a una delantera que ha dado mucho de qué hablar en el Junior de Barranquilla, Yisela Cuesta quien con su velocidad, potencia y olfato goleador, supo capitalizar otra jugada colectiva que dejó en solitario a la jugadora colombiana, quien no dudó para colocar su primer grito con la tricolor, mientras las ‘Incas’ desubicadas en la cancha y confundidas en su juego, encontraron un error en la defensa colombiana, que les permitió el descuento. En este juego la risaraldense Marcela Restrepo ingresó sobre el minuto 85, mostrándose muy activa y participativa para sus compañeras.

Foto / tomada de la Federación Peruana de Fútbol

Allí, las diferencias entre ambas selecciones durante su preparación no se notó, ya que Colombia con solo dos entrenamientos mostró muchas cosas más interesantes que una delegación peruana que contaba con siete micro ciclos en su recorrido.

Segundo amistoso y nueva victoria

Con la victoria que llenó de confianza a todo el plantel colombiano, llegó el momento de la segunda confrontación, esta vez en el Estadio Mayor de San Marcos, jugándose a puerta cerrada. Las ‘chicas súper poderosas’ volvieron a hacerse sentir, aunque esta vez el juego dictaba que sobre los 15 minutos, la capitana Natalia Gaitán era expulsada por un supuesto codazo a una jugadora peruana, hecho que cambió el planteamiento del estratega Abadía, quien había incluido dentro de las titulares a Marcela Restrepo (salió a los 83 minutos) en reemplazo de Lady Andrade, quien se quedó entre las suplentes.

Foto / Tomada de Instagram de Jessica Caro. Marcela Restrepo (número 20) junto a su compañera en Cortuluá.

Las cafeteras sin embargo, fueron las que crearon las mejores opciones durante el juego, pero que no encontraban el destino deseado. Solo hasta la segunda parte, el vendaval de goles apareció, primero con Mayra Ramírez a los nueve minutos, luego con Yisela Cuesta a los 25, seguido de un autogol de Aranza Vega y finalmente Manuela González cuando ya se jugaba tiempo de adición, le dieron cifras concretas al juego.

Foto / Federación Peruana de Fútbol. Marcela Restrepo durante el segundo amistoso.

Un resultado que reconforta y deja un gran balance en suelo peruano, con seis goles a favor y solo uno en contra, que vuelven a poner en el radar al seleccionado tricolor que busca llegar de la mejor manera a sus terceros Juegos Panamericanos, luego de participar en Guadalajara 2008, donde quedaron eliminadas en primera fase y de Toronto 2015 donde se logró la medalla de plata.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *