Boston – Pereira, el equipo que unió el trabajo de clubes en Risaralda

Foto / Valentina Jiménez / Semilleros Deportivos

Boston – Pereira, fue el gran reflejo del trabajo mancomunado que unió el talento de varios clubes de Risaralda, y que edificó un sueño bajo la orientación de dos formadores de gran reconocimiento en la región como Manuel Ramírez y Sebastián Marín.

Fueron 36 equipos los que llegaron desde diferentes partes de Colombia y México a la gran fase final internacional del Babyfútbol, un evento que para esta vigencia reconoció el talento de dos equipos de fútbol del Eje Cafetero.

En la rama masculina, el abanderado regional fue Boston – Pereira, que participó bajo ese nombre por requerimientos de la Corporación Deportiva Los Paisitas y que llegó hasta Cuartos de Final del evento catalogado como el mejor en el país en categoría formativa.

Integrado en su mayoría por jugadores de Talentos Dunga y Boca Juniors Pereira, el proyecto tuvo que ampliarse a otros clubes del departamento, debido al fuerte nivel que presentaban la mayoría de los elencos participantes.

Por eso, bajo la orientación de Manuel Ramírez y Sebastián Marín, se realizó un meticuloso estudio sobre los posibles ‘refuerzos’ que llegarían de otras divisas locales. Fue así como se tocó las puertas de Comfamiliar, Alianza FC y Sócrates Valencia en una primera instancia y luego se sumaría la de Talentos Santa Rosa.

Siendo campeones en la Ponyfútbol local, el equipo se empezó a formar para la fase regional (que se disputó precisamente en Santa Rosa), donde no solo se alzaron con el título, sino también consiguieron el anhelado cupo para sueño antioqueño.

Foto / Suministrada

Recordando ese momento, justamente Manuel Ramírez en charla con Semilleros Deportivos dijo que “el proceso se inició desde enero de 2019, se hizo una primera unión con Boca donde se escogieron los mejores jugadores de la categoría 2007 de ambos clubes. Luego, se observó que faltaban algunas piezas más en el armado y buscamos abrir las puertas a otros clubes”, puntualizó.

De igual forma, el dirigente deportivo agregó que “primero, se tocó las puertas de Comfamiliar, quienes nos prestaron tres jugadores (Tomás Pérez, Lucas Herrera y Juan Camilo Díaz), después fue Alianza FC, quienes nos facilitaron un jugador más (Santiago López), así mismo, Sócrates Valencia prestó otro jugador más (Juan José Bedoya) y finalmente, para afrontar la fase en Medellín, sumamos un refuerzo más del equipo de Santa Rosa (Santiago Álzate)”, precisó.

Luego de un tiempo de este hecho, el propio Ramírez tiene claro que las conclusiones que dejo esta estrategia, sin duda es buena y que “está claro que si uno no se une con otros clubes, es muy difícil volver a Medellín”, indicó.

Finalmente, añadió que sería interesante volver a repetir en algún momento la misma estrategia, pero que aún existen algunas barreras con colegas que son ‘celosos’ con sus talentos juveniles.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.