Boldenona, la sustancia que roba el protagonismo en el mundo deportivo

Foto / Web

Y no es precisamente por su talento que la boldenona pone en entre dicho el deporte nacional e internacional.

Los casos colombianos no son los únicos registrados en el mundo; esta sustancia parece diseminarse por todo el planeta, encontrando en en el ganado y por supuesto en los ganaderos, sus mejores aliado, con la cual buscan ganar en las especies vacunas, mayor masa muscular; la misma sustancia podría permanecer hasta por sesenta días en el cuerpo humano.

Ojalá los pesistas colombianos que desde ayer son noticia por la Federación Internacional de Halterofilia, tengan la misma fortuna que tuvo en su momento Rober Farah, el tenista, también colombiano, que pasó días y noches de angustia preguntándose cómo pudo llegar la sustancia a su cuerpo, hasta poder demostrar que justo la noche anterior a los controles antidopaje realizados por la ITF, había consumido carne en Cali.

De Cali, también son los tres colombianos que desde ayer son noticia nacional por recibir el estigma del dopaje que hoy los pone en el ojo del huracán.

Mientras a la Federación Colombiana de Pesas y por supuesto a las autoridades del Ministerio del Deporte de Colombia les preocupa la situación, especialmente por poner en riesgo la presencia del país en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 en esta disciplina y por el número de posibles medallas que se perderían; no hay muchas esperanzas en defender una realidad que tiene antecedentes en otros deportistas de la misma Federación, también en nuestro país y por lo cual ya habrían recibido las respectivas sanciones, aunque esta situación podría acarrearle también a la Federación, hasta un año de sanción, impidiendo su presencia en los Juegos Olímpicos de Tokyo

Lo que si debería preocupar, y no solo a los atletas de alto rendimiento, si no a la población generalizada y en especial a las autoridades sanitarias, es que la boldenona se encuentre en dosis considerables en las especies de ganado que se consumen cotidianamente como parte de la dieta alimentaria del colombiano promedio, pese a que, como en algún momento lo expresó en su defensa el tenista Farah, la concentración en el cuerpo se refleje como extremadamente mínima.

Gran reto tiene ahora la Federación Colombiana de Pesas y en especial los atletas que esperan que los resultados de las pruebas tipo B resulten negativos, de lo contrario se ratificaría la falta y por ende la sanción impuesta por el organismo internacional – Federación Internacional de Halterofilia (IWF) – a los deportistas y a su federación.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *