Ausencia de deportistas: deserción, migración o recuperación en algunas disciplinas

La lejanía del deportista sobre la práctica de su disciplina deportiva, también debe llamarnos la atención e invitarnos a la pregunta sobre aquellas razones que le invitaron a desertar, migrar o pausar el proceso formativo y hasta competitivo.

Hace un año, por esta misma temporada, se difundía la noticia de que Diego Armando Zuluaga, el luchador olímpico de Risaralda, se alzaba con la medalla de oro en el podio de los Juegos Supérate Intercolegiados, en la división de los 46 kilogramos. Hoy, registramos con orgullo su presentación en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Argentina, como resultado de un proceso formativo y competitivo que trae continuidad.

Una situación similar se percibe con Daniela Restrepo, la judoca que hace más de un año se colgaba la medalla de oro en el Campeonato Nacional de Mayores y que actualmente se resalta por ser la única deportista mujer del Eje Cafetero presente en el Campeonato Mundial Junior de Bahamas. Y aunque no figuró en el podio, hay que decir que continua un proceso de competencia internacional, fruto de su preparación y el apoyo de los entes deportivos. Como ellos dos, son varios los casos que por fortuna tienen continuidad en las diferentes ligas y clubes de la región.

Sin embargo también está la contraparte. Hace una año, por esta misma temporada se difundía la noticia del oro conseguido por Ana Sofía Cadavid, en la mismas justas de los intercolegiados; sin embargo un año después, a diferencia de Diego Zuluaga y Daniela Restrepo, no se tienen noticias de la corredora del BMX, ni siquiera en las válidas regionales y nacionales donde venía siendo figura y proyecto indiscutible de alta competencia, no solo para Risaralda, si no incluso para Colombia. Conocedores de la cadena de lesiones a las que se ha visto enfrentada, es necesario preguntarnos, cómo garantizar la pronta y óptima recuperación del deportista a fin de no perderlo en la competencia, y mucho menos correr el riesgo de su deserción deportiva.

Como el caso de Sofía, también se registra el de Kevin Osorio Giraldo, también en el BMX, otro risaraldense que hace algo más de un año, se subía al podio de la I Copa Profesional de Supercross en Envigado al lado del medallista nacional Carlos Mario Oquendo, esto después de asistir a la Copa Mundo de Supercross en Holanda 2017. Pero, 18 meses después, no se conocen noticias del talentoso corredor que portaba con honores la bandera de las 14 estrellas.

Otros deportistas deciden migrar a otras disciplinas, como es el caso de Carlos Marío Álvarez, K-yú, quien después de un trasegado recorrido por las pistas del BMX, hoy se inclina por el Ciclismo de Pista, lo cual no es un pecado, pero igual genera la inquietud si hubo deserción de un lado o enamoramiento del otro. Por lo pronto, será mejor entenderlo como una combinación complementaria que por su gusto y pasión pueden traerle ciertos beneficios.

Sin embargo los casos en mención, son solo algunos ejemplos de cómo el contexto deportivo también genera, en casos extremos, la posible deserción de una disciplina, la necesidad percibida de migrar hacia otra quizás más atractiva o incluso, verse en la obligación de pausar el proceso.

Quizás ninguna de estas tres opciones sea un buen indicador para el curso del proceso deportivo y en todo caso debe llamarnos a la reflexión e indagación, sobre cuáles son las razones que llevan u obligan al deportista a cambiar, ausentarse o parar su proceso. Esto con el fin de acompañarlos, motivarlos u orientarlos sobre los caminos ideales que respondan a sus intereses, sin perder el talento que representan para la región. En todos los casos, deseamos ver el talento de ellos en cada uno de los escenarios de Colombia, pues somos testigos de su capacidad, su talento y el orgullo que despiertan como región.

Que el año 2018 haya sido un periodo de receso, revaluación y recuperación es posible. Ojalá en el 2019 los volvamos a ver en la plenitud de sus condiciones y llevando las 14 estrella con el honor de ser grandes deportistas de esta región cafetera.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *