El sentido de pertenencia mueve a los deportistas del Eje Cafetero

Fotos / Pablo Bohórquez y Carlos Marín. Jenny Marcela Arias, Diana Carolina Peñuela, Lina Raga y Gerard Nicolás Giraldo.

Una región conformada por 53 municipios, 2.536.000 habitantes, y cerca de 70 ligas deportivas que desde su ejercicio motivan para que el deporte sea visto como desarrollo, esto indudablemente permite que el orgullo aflore en los atletas que representan a Caldas, Quindío y Risaralda. 

La región aporta tan solo el 2.3 por ciento de medallas a Colombia en los eventos del Ciclo Olímpico. En Juegos Nacionales, el departamento de mejor representación en las últimas justas ha sido Risaralda, pero los números tienen una explicación que en no todos los casos se relaciona con la calidad competitiva.

En conversación con Ana Lucía Córdoba Velásquez, secretaria de deportes de Risaralda, manifiesta: “A los deportistas de este departamento les va muy bien  porque también tienen sentido de pertenencia”. Y es que así es, la cuota de emoción antes, durante y después de la competencia juegan un papel crucial en la vida del competidor, pues el ser humano se mueve en un 95 por ciento motivado por emociones.

En la experiencia que Semilleros Deportivos ha tenido asistiendo a los diferentes eventos del orden regional, nacional e internacional, se percibe que no solo los atletas de este departamento trabajan con arraigo, en Caldas y Quindío también sucede. Existe un compromiso mayor al tratarse del lugar de nacimiento de los deportistas, donde viven sus familias, donde los suyos han construido un estilo de vida.

Existe una relación estrecha con el territorio, que pese a las adversarias y las inversiones minúsculas en materia deportiva en comparaciones con las grandes potencias del país, reflejan que el deportista de la región respeta lo que se construye con esfuerzos.

Si bien existen múltiples casos donde han decidido marcharse para representar a otros lugares, también existen ejemplos donde los mismos han querido volver buscando ese sentimiento que invita a trabajar por la identidad local desde el deporte. Quienes se quedan y otros que llegan, lo hacen por el sentido que les entrega representar esta zona del país, es así como la competencia vincula elementos de inspiración. Es así como fluye el sentido de pertenencia.

Este valor fundamental del que por supuesto no disfrutan muchos departamentos de Colombia, se debe seguir trabajando con todos los actores vinculados al sistema regional del deporte. Los deportistas deben ser conscientes que su desempeño levanta la imagen de un departamento y también inspira a quienes viven en él.

Cuanto más conocimiento tenga el atleta de esto, mayores serán los beneficios para él y la población.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *