Casimiro Ávalos reencarnó en María José Rojas Ávalos, promesa del fútbol femenino

Foto / Suministrada

La deportista vinculada a Jega Pereira hace parte de las promesas que tiene el fútbol femenino regional, aunque esta jugadora en particular, tiene especial relación con el fútbol y Deportivo Pereira. 

Cuando Casimiro Ávalos, goleador histórico del onceno matecaña murió en 1999, no se imaginó que años después nacería María José Rojas Ávalos, la nieta que desea continuar con un legado en el fútbol. ‘Majo’ se inició desde los 5 años, ha pasado por las escuelas de Nacional en Pereira, y sin importar lo que digan, hasta ha jugado con hombres para darle vida a su afición.

Con apenas 15 años y un amor indescriptible por el fútbol, manifiesta que su abuelo es la mayor inspiración que tiene, ese que se convirtió en el máximo anotador de la escuadra pereirana con 141 goles en 10 temporadas. Casimiro Ávalos hace parte de ese cúmulo de jugadores paraguayos que han pasado por Deportivo Pereira; pero él y unos cuantos más, llegaron a la ciudad a mediados del siglo pasado para quedarse, para enamorarse de la tierra y radicar en ella sus deseos y una semilla que sigue dando frutos.

Foto / Casimiro Ávalos /goal.com

Ávalos fue un hombre que comprendió cada uno de los momentos en la naciente historia la divisa risaraldense, se prestó en fútbol y esencia para que esa institución que lo había recibido, fuera su casa por varios años. Compartió con César Santomé, Ovidio Casartelloi, Lorenzo Calonga, Vicente Sánchez, Pedro Fernández. En su recorrido pasó por Lanús, Los Andes, Atlético Nacional, Deportes Tolima y sería con Deportivo Pereira que haría historia. En el rojiamarillo disputó 259, quedando como el máximo artillero.

Ahora, será María José quien continúe el relato del fútbol a través de la redonda. Ya no tanto en el estadio Alberto Mora Mora, como lo hizo su abuelo, sino en el Hernán Ramírez Villegas, hogar actual del equipo en los torneos de la División Mayor del Fútbol Colombiano, Dimayor.

Foto / Suministrada

«Mi madre dice que yo nací gustándome el fútbol, que desde muy pequeña le pegaba a todo, y que desde allí se dieron que cuenta que nací con el don de mi abuelo», comentó quien hace apenas una semana le entregó  a Jega Pereira su primer campeonato del 2019. Sí, a María Jose le correspondió ejecutar el cobro de la presión, el último que definía el trofeo de campeón y con categoría cumplió con esa responsabilidad.

¿Qué pensaría su abuelo si estuviera vivo?, goles son amores, y razones para querer incursionar en Deportivo Pereira Femenino no le faltan;  la volante tiene entre sus objetivos poder vestir la camiseta de la Selección Colombia en un deporte cada vez más asediado por el talento. Pensar en el equipo de su ciudad es apenas una posibilidad, para quien lleva 10 años dedicados a este deporte.

Foto / Suministrada

Con pasos en la Selección Risaralda Infantil y con Atlético Dosquebradas en el Babyfútbol, la jugadora buscará llegar al profesionalismo en los próximos años, esto de la mano de Jega. Para ello deja siempre de presente todo cuanto la motiva «Mi madre, mi familia, mi abuelo».

Y como su abuelo, Casimiro Ávalos, conseguir ese roce internacional para dejar tal vez en otra tierra, lo que aprendió en la Perla del Otún, a jugar al fútbol.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.