Rhinos se quedó con el clásico de La Perla del Otún en el Súper 20 de Rugby

Foto / Pablo Bohórquez

Este domingo 26 de agosto se midieron Arrieros y Rhinos en la quinta fecha del Súper 20, el campeonato que reúne a los mejores equipos de Rugby XVs en Colombia. La victoria fue para el equipo rayado que sacó ventaja con un 32-17. 

Desde muy temprano fueron llegando los integrantes de los equipos, la cancha de la Plaza de Ferias de Cerritos se sirvió para este partido. No era uno más, era el más esperado del Súper 20 entre los risaraldenses, pues estaban los dos mejores equipos de la región cafetera ad portas de escribir un nuevo capítulo.

El calentamiento previo anunció lo que vendría después, la intensidad en las palabras, el ánimo de los deportistas, y la mirada de reojo al adversario, eso sí, sin perder el respeto, en esa familia llamada Rugby de Risaralda.

Foto / Pablo Bohórquez

Sobre las 10:00 de la mañana se inició el partido, y los acompañantes expectantes vieron desde el minuto uno lo que se estaba disputando. Arrieros salió a buscar su primera victoria del campeonato, mientras Rhinos se acomodó en el terreno para hacer frente a lo que venía. No solo tackles, scrum, sino historia.

El clásico entre Rhinos y Arrieros data del 2003, un evento deportivo con memoria que la ciudad poco conoce, pero que ha mantenido la rivalidad tan viva como la primera vez. Un duelo que pese llegar a los 15 años en el presente, no pierde el valor especial para este deporte en la Querendona, Trasnochadora y Morena.

Sobre los 6 minutos de juego, quien abrió la cuenta para Rhinos fue Juan Pablo Martínez, el popular ‘Poca Luz’, quien se convertiría después en el mejor jugador del compromiso, no precisamente por su talla, por su estatura; sino por la bondad en el corazón. Como pocos, Martínez entiende este deporte desde interior. Luego de cada jugada, asumía el espíritu deportivo, alentando al rival, respetándolo, siendo fiel a los valores de esta amada disciplina. Fue él quien abrió con un try, para poner el 5-0 parcial, el hombre de los primeros aplausos.

Ese try fue molesto para Arrieros, porque no podía dar ventajas, tenía que estar concentrado, y apelar a la disciplina que pidió el entrenador Atahualpa Quintero. Fue así, con ese llamado al orden, que el fullback, Héctor Serna, imitó el gesto de Martínez, try sobre los 20 minutos para Arrieros y el sello del 5-5.

Arrieros se mostró mejor, se tomó confianza, dejando ver que algunos deportistas de Rhinos estaban un tanto desprevenidos ante jugadas de rapidez, no solo física, sino mental. Aunque los scrum los luchaba el equipo blanco, los de negro se hicieron sentir.

Foto / Pablo Bohórquez

A los 37 el Apertura de Arrieros, Cristián Correa, logró sacar distancia en el registro con un nuevo try, este levantó el ánimo entre las líneas que vieron que se podía sacar un resultado, hasta el momento parcial, 12-5.

SEGUNDO TIEMPO

Sobre las 11:00 de la mañana la temperatura en el occidente pereirano cambió, el calor aumentó y los deportistas vieron una prueba más, mantener el ritmo. No fue solo un examen para Arrieros, también lo fue para Rhinos, 30 atletas a merced del sol.

Para este segundo periodo la necesidad fue para Rhinos, que llegó con indumentaria nueva, uniforme blanco. Y no podía desperdiciar el marco del clásico para generar la cábala del triunfo con la nueva piel. Consecuente con esto, a los 4 minutos José García se adjudicó un try con conversión, puntos que le sirvieron a los suyos para empatar 12-12, en marcador parcial.

Llegó el turno para los orientados por el profesor Jorge Avecedo, el trabajo en equipo se hizo evidente, y la clave en aprovechar los lineup y scrum cobró vida ante el rival de patio.

Foto / Pablo Bohórquez

A los 10 minutos, Felipe Osorno se fue por el costado derecho de la cancha, y con complicidad batalló otro try para ofrecerse en carne y hueso a la victoria parcial. 17-12 arriba Rhinos. Mirada incrédula para Arrieros que no bajó los brazos ante el marcador. Un resultado que tampoco expresaba máximas diferencias entre uno y otro.

Rhinos además de tener a Jorge Acevedo en la línea, tuvo a Juan David Herrera en la cancha, el Selección Colombia que también manejó los hilos al interior. Con la orientación externa, la motivación interna, lograron aumentar más. Pelear con personalidad los scrum, 500 kilos de combatividad, presión y espíritu en el terreno de Cerritos. ¡Glorioso para el Rugby! ¡glorioso para el clásico!

Cuando el reloj marcaba los 30 minutos del segundo tiempo, 70 en el tiempo general, llegó una jugada de peligro contra Arrieros, fue el deportista José Baena quien anotó el try, sumando conversión, para quedar con una diferencia más amplia. 25-12.

Foto / Pablo Bohórquez

Ya los minutos de juego le estaba pasando factura a los jugadores más experimentados de Arrieros, mientras en el banco se miraban sin responder mucho sobre las jugadas. En una de ellas Franklyn Minú tomó desprevenida a la defensa contraria, agarró la ovalada desde la mitad de la cancha, protagonizó el sprint más importante del partido, y alcanzó a llegar a la zona para anotar. Rhinos tuvo la fortuna que se sumó con la conversión 32-12 parcial.

En el epílogo del partido ya los esfuerzos estaba dados, la resistencia física indicó protagonismo sobre las habilidades técnicas y las lecturas tácticas. Con ese resultado se había brindado un buen espectáculo; sin embargo para el ‘Lobo’ no fue suficiente. Andrés Arroyave, el jugador más veterano en los clásicos de la Perla del Otún, logró sacarse la espina en su rendimiento personal, y anotar un try para dejar el marcador 32-17, gesto de rebeldía siempre importante en estas competencias.

HABLARON LOS PROTAGONISTAS

Jorge Acevedo (Técnico de Rhinos)

“Es resultado es muy positivo para nuestro club porque se cumplen los objetivos, aunque tuvimos un primer tiempo un poco embolatado por la ansiedad de cumplir el plan de juego; sin embargo en el entretiempo ajustamos algunas fichas, realizamos unos cambios y en el segundo se nos dio el juego y le ganamos el partido a Arrieros, que es siempre un rival muy difícil”, expresó. El estratega agregó que trabajarán “en la defensa” de cara al próximo partido.

Juan Pablo Martínez (Jugador Rhinos) 

“Jugamos contra un rival demasiado fuerte, es un equipo que desde hace siete años que juego, ha sido duro; se enfrentaron los dos mejores equipos, los dos que han estado representando bien la región. Ahora en el primer tiempo no se pudo concretar parte del plan, ya en el segundo con las palabras del entrenador, mejoramos mucho y pudimos sacar el partido adelante”

Foto / Pablo Bohórquez

Atahaulpa Quintero (Entrenador Arrieros)

“Rhinos es nuestro rival de patio, histórico, más de una década jugando juntos. Siempre es un gusto que Arrieros pise la cancha con un rival tan bueno… Desde que empezamos el torneo Súper 20, nuestros primeros tiempos han sido a un muy bien nivel competitivo, incluso superiores al rival, pero no hemos logrado sostener ese ritmo hasta el final del partido, una de las tareas de entrenamientos y preparación es alistarnos para que en los segundos tiempos podamos mantener el rigor deportivo y competitivo”.

‘LOBO’ Andrés Arroyave (Jugador histórico de la cancha) 15 años jugando el clásico.

Foto / Pablo Bohórquez

El próximo rival de Rhinos será Sultanes del Valle, otra prueba difícil para la nómina risaraldense; mientras Arrieros tendrá que visitar en tres semanas, a equipos de Bucaramanga, Águilas y Alianza.

ESPERE GALERÍA DEL CLÁSICO EN WWW.SEMILLEROSDEPORTIVOS.COM*

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Instagram
Google +
Google +
http://semillerosdeportivos.com/rhinos-se-quedo-con-el-clasico-de-la-perla-del-otun-en-el-super-20-de-rugby">
Youtube
Youtube
EMAIL