Patrocinar y potenciar el talento deportivo regional

Si la lógica del deporte es por el orden de los privado, entonces que la inversión privada se haga de verdad en el talento deportivo regional.

Foto/Archivo Semilleros Deportivos

A solo dos meses de finalizar el año, cuando ya se contempla el cierre y evaluación de los procesos de mercadeo, publicidad, promoción y difusión de marcas, desarrollo y realización de eventos y demás situaciones por parte de la empresa privada… es necesario contemplar la posibilidad de financiar durante el 2019, procesos deportivos cuyo protagonismo esté centrado en el talento local y regional. No solo porque los deportistas lo necesitan, si no también porque lo merecen y pueden convertirse en grandes referentes del deporte regional y nacional.

Y es que, ante la lógica privada en que se mueve el deporte, es necesario potenciar lo nuestro, los talentos regionales deben ser la gran inversión. Y ello no va solamente en los deportistas, si no también en los dirigentes, en los profesionales que le sirven al deporte, en la empresa privada y hasta en los mismos periodistas.

La idea de un mundo globalizado, permeado por los grandes avances tecnológicos y en especial por el atractivo mundo comercial que intenta vendernos los ideales de un sueño cuya meta es la prosperidad, dibujada en protagonistas externos, con cuerpos, figuras, actuaciones y modelos perfectos, nos hace mucho daño.

Hoy, los niños y niñas del Eje Cafetero incluso Colombia; saben más del contexto deportivo internacional, pero desconocen su contexto más cercano de realidad. Y no está por demás entenderlos, pues si bien el fútbol como ejemplo, canaliza y atrae mayores atenciones por sus niveles de masificación y difusión, tampoco logra (por lo menos en el orden de lo regional) generar grandes dinámicas de identidad, dado que los equipos locales como el Deportivo Pereira y el Deportes Quindío, aunque no tienen que ser los mejores del mundo, tampoco han hecho mucho por cultivar sus seguidores, a los cuales desilusionan frecuentemente, torneo tras torneo, poniendo en riesgo incluso su valor simbólico, que debería ser en primera instancia el mayor patrimonio de su institucionalidad.

Y si que hay razón en ello, el fútbol nos llenó de ilusiones, nos distrajo de los verdaderamente esencial, y ante la insatisfacción es oportuno volver al llamado por lo nuestro, por los talentos regionales que debemos acoger con amor, con respeto y con dignidad.

Son los deportistas regionales los que merecen el patrocinio de las empresas privadas locales, regionales y nacionales. Las empresas y sus marcas, de forma inteligente, deben invertir sus recursos en los deportistas de nuestra región, para apoyarlos, reconocerlos, dignificar su existencia y sentido, y a la par,  todo lo que en su alrededor se mueve, la logística, los entrenadores, el personal directivo, los medios de comunicación.

Si la lógica del deporte es por el orden de los privado, entonces que la inversión privada se haga de verdad en el talento deportivo regional.

 

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

admin

Editor General. Comunicador Social-Periodista. Candidato a Magíster en Educación y Desarrollo Humano. Cinde-U.Manizales

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. DENIS DARIO CORREA PESCADOR dice:

    Buena crónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *