Once Caldas, Deportes Quindío y Deportivo Pereira, ¿qué nos pasa?

Carlos Marín / Periodista deportivo

La realidad de los equipos de la denominada región cafetera es tan desalentadora como asistir a los escenarios públicos donde ofician como locales. Tres equipos, tres procesos, tres futuros fracasos.

Once Caldas nuevamente se quedó por fuera de los ocho mejores de la Liga Águila, con un rendimiento futbolístico que no le permitió sobresalir en la campaña orquestada por la dirigencia, que utilizó como “showman” a Francisco Maturana.

El equipo nunca despegó ni lo hará en los minutos finales que le queda. Lo que no sabían era que el veterano técnico quien además es miembro de la Comisión de Fútbol de la Federación Internacional de Fútbol Asociado, FIFA, se iba a demorar para reitegrarse a la labor. Pues sí, a Francisco Maturana no le alcanzó el semestre para ponerse al día con las necesidades del plantel manizalita, que en lugar de acercar a más aficionados al estadio Palogrande, los alejó.

La única hipótesis que podría ofrecer en el caso de Maturana, es una que he venido conversando con mis colegas. Maturana es un hombre que se alejó un buen tiempo de las canchas, que le hizo ‘lobby’ a su hija, Daniela Maturana, la éxitosa coequipera de Federico Gutiérrez, Alcalde de Medellín. Eso se suma a ese trayecto donde estuvo inmerso en el campo de la reflexión, la teoría, el aporte académico al Fútbol, se alejó el suficiente tiempo como para que regresar le tome otro tanto.

Me decía un docente en la universidad que cuando salía a hacer práctica con sus alumnos ya no era lo mismo, que se le complicaba ejecutar en campo el dominio exquisito que tenía de la teoría, que podría retomarla si se volviera a dedicar a ello de lleno; pero que ya con hábitos distintos, le costaba.

Montaje / Semilleros Deportivos / Fotos: Simón Sepúlveda, Pablo Bohórquez y Jhon Jairo Bonilla.

Es ahí donde entra la realidad del profesor Maturana. Se le olvidó motivar a sus dirigidos, transmitir la dosis de energía que tienen técnicos de envergadura internacional, como el siempre recordado, Sir Alex Ferguson, el hombre que se retiró a los 71 años, después de dirigir 26 al Manchester United. Ejemplifico con Ferguson porque ligeramente algunos refuerzan la contraparte con un argumento de edad, diciendo que ‘Pacho’ ya no está para orientar procesos.

El equipo caldense no tiene una nómina de “pechifríos”, tiene en su cabeza a un entrenador que está regresando al Fútbol, eso es como ubicar de titular a un jugador que recién salió de una lesión y no tiene ritmo de competencia; no se trata de traer a Hugo Rodallega, a Neymar, a Falcao, porque uno trabaja con lo que tiene, y Once Caldas no tiene la peor nómina de la Liga.

Quindío

Con Deportes Quindío el agua rema en contra con el solo hecho de estar en la B. El equipo de la ‘Ciudad milagro’ se tardó cuatro fechas en el Torneo Águila II, para encontrarse, para empezar a generar un equilibrio en sus jugadores. El timonel Alberto Suárez señaló que la pretemporada se había extendido hasta la segunda fecha, que por eso los resultados se empezaban a ver tardíamente. Así fue, así sucedió.

En el desarrollo de la novela, perdió, ganó, empató, y en el épilogo se coló como primero de la reclasificación en la fase regular; sin embargo y para sorpresa en el ámbito del Fútbol nacional, perdió por una goleada aterradora ante Llaneros F.C. en los Playoffs ida un 5-0 que además de quitarle energía positiva a la afición quindiana, los dejó sin público para lo que resta. ¡Qué final de temporada!

Eso sería lo menos trascedente en la realidad del onceno, lo difícil recae en la sombra judicial que reposa en los archivos de los abogados del señor Hernando Ángel, quien deberá según un fallo del Consejo de Estado, pagarle al municipio de Armenia el costo de los derechos de participación del Deportes Quindío ante Dimayor, es decir, Armenia le está reclamando un dinero que podría superar los $ 20 mil millones.

Ángel como cualquier empresario del país no está dispuesto a pagar un solo peso y se acomoda a los tiempos que los procesos con la justicia demandan, a cada recurso que la jurisprudencia le permite. Esos tiempos  administra de espaldas a las necesidades del hincha armenio, del aficionado quindiano. Resulta algo injusto que Deportes Quindío no tenga en sus filas a un número considerable deportistas nacidos en esta tierra.

En el encuentro entre Deportes Quindío y Boyacá Chicó, juego disputado el 14 de agosto y válido por la fecha 7 del torneo, se dio la paradoja en un momento del partido, solo había un jugador quindiano en la cancha, la sorpresa es que estaba jugando en el equipo rival que visitó el estadio Centenario de Armenia.

Hernando Ángel y sus colaboradores le apuestan mucho a escoger a algunos futbolistas de la cantera del Deportivo Cali, jóvenes que llegan cedidos o prestados; pero que entran sin rótulo ni membrete. ¿de dónde llegaron?, de cualquier sitio, menos de Cali.

Pereira

Con Deportivo Pereira la historia no es distinta. En una sociedad con una ambiente pesado, casi o más molesto que en Armenia, los jugadores, cuerpo técnico y directivos empezaron el año haciéndole frente a la adversidad; pero el ambiente nunca menguó.

Durante el año recibió la crítica de la prensa, hubo momentos tensos para jugadores, en especial para el argentino Pablo Rossi, situaciones incómodas para el Gerente Liquidador, que según fuentes fidedignas, no quiere saber más nada del equipo, gesto recíproco de los aficionados que no quieren saber nada de la dirigencia, no por  el presente, mejor por el antecedente. En un intento fue removido de su cargo, acción que solo se dio en el papel, porque no pudo prosperar en la realidad.

Ya en la cancha sufrió su  primer bache de la temporada el primer semestre, cuando terminó eliminado por el Cúcuta Deportivo en los cuartos de final. El escándalo no fue mayor, pues restan más oportunidades de cara al ascenso. La última se define el próximo sábado 11 de noviembre con la exigencia de remontar un marcador adverso de 3-0 en contra, esto lo tendrá que hacer ante Real Cartagena.

En la contratación de jugadores, la apuesta aunque se le dice una cosa a los medios de comunicación y en la realidad se hace otra, tampoco es alentadora. El último ejemplo se expone con la llegada de Nicolás Galvis. ¿No hay talentos en la Liga Risaraldense de Fútbol?

En el panorama judicial también reposa la intención del anterior administrador, el señor Álvaro López, quien presentó un acuerdo de reorganización ante el Juzgado Quinto Civil del Circuito con el objetivo de retomar las riendas del cuadro pereirano. El acuerdo fue rechazado por la cantidad de inconsistencias que tiene. Hasta el sol de hoy, lo único que se sabe es del aplazamiento de una audiencia que estaba programa para el 9 de noviembre sobre las 9:00 de la mañana para dar luces sobre lo que sucederá con el equipo.

A esto se le suma la intención del Municipio de Pereira por recuperar, al igual que Armenia, los derechos de representación (ficha). Aunque no se le ha dado cabida a a esta posibilidad, podría el futuro y las acciones del área jurídica de la Alcaldía, sorprender en el proceso, como ocurrió en la capital quindiana.

Conclusión 

Ninguna región de Colombia padece lo que padece la región cafetera con sus equipos de Fútbol. Malas decisiones, dirigentes que actúan de espaldas a los hinchas, falta de carácter, falta de sentido de pertenencia, ahogo del hincha, desesperanza y desorganización. Tres equipos, tres realidades, tres futuros fracasos.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Instagram
Google +
Google +
http://semillerosdeportivos.com/oncecaldasdeportivopereiraquindio">
Youtube
Youtube
EMAIL