¡Oh gloria inmarcesible!, Colombia está en octavos de final de Rusia 2018

Foto / FIFA.com

Colombia mejoró su registro en los partidos ante equipos africanos y clasificó a los octavos de final después de superar 1-0 a Senegal, con mágica anotación de Yerry Mina a los 74 minutos. 

Sonó el himno de Colombia y en el estadio Samara Arena, todos con la mano al pecho, a entonar las letras a todo pulmón, buena dosis de orgullo nacional a 12 mil kilómetros de distancia.

A los 11 minutos una jugada de peligro, falta a favor de Colombia para que Quintero ejecutara la primera opción clara. El paisa remató de izquierda y el ciudapalos Ndiaye la sacó al tiro de esquina, sonó la amarilla.

La marea africana no se achicó, salió a responder, a cerrar esa zona derecha donde Colombia fue superior ante Polonia. Mostrando además concentración y respuesta en primera línea y zona defensiva.

Foto / FIFA.com

Sobre los 16 una jugada confusa exigió VAR, Davinson Sánchez sacó una pelota al interior del área cruzando con un jugarodr, que el central vio como penal; susto que se resolvió con la ayuda de la vídeo asistencia, se corrigió la jugada y no se pitó la desgracia. Respiro para los aficionados en Samara y el mundo entero que presenciaron el encuentro.

Senegal complicó más a Colombia en el medio campo, intersecciones  al uno a uno, sin dejar opciones para que los nacionales se lucieran como lo hicieron ante los polacos. La rapidez en la marca pesó porque cuando Quintero tomó la pelota, le llegaron; cuando Cuadrado quiso desbordar no lo dejaron.

Mientras en Samara se jugaba la honra africana y suramericana, en el Volgogrado la europea y asiática vivieron una historia similar, al acecho de la victoria.

Sobre los 30 minutos llegó la inquisición del cuerpo, lo que pide cuando hay desgaste. Malestar de James para que José Néstor Pékerman viera su salida, en su lugar entró Luis Fernando Muriel. A rabiar salió, se fue directo al camerino, donde se van las estrellas cuando del alma no puede. Ausencia crucial para la selección, la bota de oro estaba en el vestuario.

Foto / FIFA.com

Después de la partida el encuentro no matizó alegrías, a los 22 hombres en la cancha les faltó buscar «los cielos de la gloria o los abismos de la ruina» como escribió Eduardo Galeano en algún momento de euforia narrativa.

Senegal, que incomodó por su izquierda en los primeros 20 minutos, quiso probar por su derecha, malogrando opciones y desgastando a Johan Mojica, tal vez también, por la izquierda para arremeter contra Santiago Arias, que se vio pequeño en varias jugadas, no por perder la pelota, sino por la arremetida negra.

Hace cuatro años, en esta misma instancia, a este mismo tiempo, Colombia empataba 1-1 ante Japón, en un duelo donde el segundo tiempo fue de fantasía. La Colombia de Yepes ganó 4-1 y se vio en octavos.

El primer tiempo terminó 0-0, y la gente, el hincha, el no hincha, el incauto, el desconocido se quedó con la sed en la boca de gritar el gol.

SEGUNDO TIEMPO

Con más ímpetu ingresó el cafetero para el periodo final, los últimos 45 minutos de la primera ronda, la sufrida ronda en Rusia 2018 donde ya cayeron en el camino Alemania, Perú, Nigeria, Korea del Sur.

La zona de influencia por la derecha, resucitó para los colombianos, Cuadrado, Quintero y Mateus Uribe hicieron la gestión necesaria para entrar por ahí y pasarla al ‘Tigre’ Falcao, que timó como en la sabana africana. Este fue el mejor momento del equipo en lo corrido del partido.

El africano sin más no pudo responder ante tanta insistencia, Muriel se fue metiendo el partido para ejercer presión en el área y confundir a la férrea defensa de Senegal.

Sobre los 74, un nuevo grito, ¡Oh Gloria Inmarsesible! golazo de cabeza de Yerry Mina que se levantó nuevamente como los dioses y la metió de cabeza, mágica anotación que vio pasar Khadim Ndiaye.

Foto / FIFA.com

A los 76 respondió con enojo Senegal, se fue en traste contra el amarillo, azul y rojo sin importarle que el Samara Arena, fuera de los suramericanos, por mayoría de Colombia.

Pero qué va, los amarillos no disminuyeron, por el contrario encararon con más corazón el partido, mostrando mejor fútbol, dominando, y apostándole al contragolpe.

Colombia ganó en un encuentro monumental donde revalidó su jerarquía, sin juego exquisito pero con respeto y admiración con la pelota se quedó con 6 puntos, como líder del grupo H.

Ahora Colombia depende del partido entre Inglaterra y Bélgica para conocer su rival en octavos de final.

NÓMINAS 

Colombia

David Ospina, Santiago Arias, Yerry Mina, Johan Mojica, Davinson Sánchez, Carlos Sanchez, Mateus Uribe, Juan Guillermo Cuadrado, Juan Fernando Quintero, James Rodríguez y Radamel Falcao.

Senegal

Khadim Ndiaye, Kalidou Koulibaly, Idrissa Gana, Salif Sane, Cheikhou Kouyate, Sadio Mane, Youssouf Sabaly, Ismaila Sarr, Mbaye Niang, Keita Balde y Lamine Gassama.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *