No habrá ascenso a la primera A, Pereira y Quindío se quedan en la B

No habrá ascenso a la primera A, Pereira y Quindío se quedan en la B

Editorial

Luego de observar el clásico regional por el ascenso entre el Deportivo Pereira y el Deportes Quindío el pasado 3 abril en el Estadio Centenario de nuestra hermana ciudad de Armenia, no solo estaban en juego los tres puntos; cualquiera de las escuadras, buscaban ganarle al rival directo de la región, algo que implicaba lograr más confianza como grupo, medir el potencial de los jugadores y dimensionar el significado que tiene un duelo (una gran final) por el ascenso.

Foto / Pablo Bohórquez

Deportivo Pereira no se enfrentó a un equipo pequeño, al contrario, Deportes Quindío es una gran institución que lleva el nombre de una gran ciudad y también defienden sus colores y su historia. Claro, al final los tres puntos se los trajo el equipo matecaña, pero con ellos se trajo el orgullo de ganarle de visitante a un fuerte rival, pese a que ambas hinchadas se encuentran descontentas por el fútbol visto.

Observando las tribunas y el mensaje en el Centenario para el profesor Alberto Suarez y la nómina que integra el Deportes Quindío; no son nada diferentes a lo que en Pereira se le exige a Bulleri y sus dirigidos “ascender”.

Foto / Pablo Bohórquez

En este contexto, ascender es una palabra que implica tras de ella muchos significados, quizá el más profundo sea que, ascender, es superar la crisis, no solo de categoría, sino una profunda crisis de identidad, incredulidad y desesperanza; es lo que en muchos casos han expresado los mismos seguidores de ambas escuadras y especialmente el conjunto matecaña. Sólo sirve el ascenso, después de seis años en la B “nos lo merecemos”, mientras Deportes Quindío ya suma 4 años en la misma situación, al final ambos tendrán que “ascender”.

Mientras todos están preocupados por el ascenso, también debería preocupar y contemplarse el no ascenso. En un principio, descender fue una realidad convertida en promesa; el año anterior parecía una realidad volver a la A; pero en el presente suena a obligación y las tensiones cada vez son más fuertes entre jugadores, hinchada, directivos y periodistas. Si no ascendemos no sirve, muchos puntos no son suficientes y solo hasta que el equipo esté arriba en la A, habrá cierto descanso en tal exigencia.

Foto / Pablo Bohórquez

Pero a todas estas, nos preguntamos, ?Y si no ascendemos?… y ¿Si el 2017 tampoco es el año para este supuesto?… ¿qué haremos?, hoy una gran mayoría de actores del fútbol profesional en el Eje Cafetero (especialmente de Armenia y Pereira) distantes o no, tienen la firmeza de que éste será el año del ascenso… lo damos por hecho, cuando en el torneo ya hemos visto equipos que no son mancos y sus propósitos no serán pasar de largo por el mismo.

Así que nuestra pregunta va un poco más allá, ¿realmente estamos preparados para ascender?, pero… y si no?, ¿estamos preparados para no ascender?

Ganar, empatar o perder son tan solo opciones, en términos del ascenso será subir o quedarse… volvemos a la pregunta, ¿estamos preparados para no subir?, ¿qué pasaría si no se logra este año, cómo los anteriores ya ha sucedido?… ¿qué haremos?

Foto / Pablo Bohórquez

La respuesta la tienen cada una de las personas que directa o indirectamente guardan algún grado de afiliación con ambas instituciones. Pero quisiéramos recordar que en el fútbol, hay asuntos más importantes que ascender, como cuidar y respetar la vida. Un claro ejemplo de ello fue el accidente del Chapecoense donde perecieron las vidas de los jugadores y directivos, justo a la madrugada, después de que parecía que el Deportivo Pereira en segundos lo había perdido todo.

Con el Chape, debemos aprender que el fútbol es una opción de diversión, va más allá de hacer goles y ganar clásicos, el fútbol es un espacio de goce y disfrute del tiempo libre, permite el desahogo de tensiones, y ganando o perdiendo, sirve para nuestras vidas, para soñar con lo que no pudo ser o para superar los retos alcanzados.

Foto / Pablo Bohórquez

En esto del ascenso es más importante pensar en lo posible; lo posible es ascender, pero en lo posible también está no ascender, es una realidad y lo mínimo que puede hacer un hincha, es prepararse para ambas alternativas, eso no le quita su interés de exigirle a su escuadra del alma que deje todo en la cancha por lograr el sueño. Sin embargo, hinchas y periodistas debemos prepararnos para una noticia como esta “No habrá ascenso a la primera A, Pereira y Quindío se quedan en la B”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 24 septiembre, 2018

    […] Lea más: No habrá ascenso a la primera A, Pereira y Quindío se quedan en la B […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *