La discriminación en cualquier ámbito del deporte destruye al ser humano

Los comportamientos de discriminación lesionan la salud mental de las personas

Foto / Carlos Marín / Los comportamientos de discriminación lesionan la salud mental de las personas

Infortunadamente se sigue padeciendo estos comportamientos que deterioran los ambientes deportivos y atacan la salud mental de las personas. 

En los entornos de los organismos deportivos es cada más necesario trabajar sobre proyectos que estén fundamentados en valores. El respeto, la tolerancia y la ética se convierten en prácticas esenciales.

Los prejucios sociales han existido a lo largo de la historia de la humanidad, penetrando en diferentes sectores y acosando el autoestima de las culturas; en esa línea el deporte no ha salido ileso a esta problemática global.

Crear sistemas de prevención en los clubes, ligas, asociaciones, corporaciones y federaciones deportivas, mantendrá el tema vigente; pero a su vez servirá como escudo protector frente a los mensajes que a diario se envían a través de prácticas discriminatorias.

Poblaciones

Los niños, niñas, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores deben comprender e interpretar los microsistemas del deporte, así como las virtudes que hacen del ser humano una especie con diversas potencialidades. Sin distingo de raza, sexo, nivel socio-económico o cultura.

La xenofobia, la discriminación y lo que desde la Organización Mundial de la Salud, OMS, se denominan formas conexas de intolerencia, relacionados a todo gesto de desprecio en el ámbito social, destruyen al ser humano en su condición natural.

Equivocarse, un gesto que se castiga duro en el deporte

En la región se carece de procesos que de manera consciente contemplen estas situaciones para el desarrollo integral de los proyectos deportivos, pues los organismos del deporte asociado todavía desconocen los alcances de la discriminación, la xenofobia y cómo el bullying ataca a los actores del deporte.

Situación que refleja una necesidad latente que incluso invitaría al sector público a intervenir, pues no solo se produce rechazo al maltratar a un árbitro afrodescendiente, sino al no permitirle a un deportista con habilidades diversas participar de prácticas deportivas.

Familia

El núcleo familiar juega un papel trascendental en la mirada del desarrollo humano. No se concibe a un deportista integral sin el apoyo de su familia. Así mismo cualquier proceso para combatir una problemática de estas características, pasa por entender la importancia de la misma.

Los miembros del hogar deben estar en sintonía con lo que pasa en la vida deportiva de su familiar y alinearse a esas prácticas sanas, cotidianas y fundamentadas en el respeto. De nada vale trabajar por un deportista integral, si su padre es una persona desleal e intolerante.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *