Recordando a los ‘del Eje’ que han jugado la Copa América

Fotos / Cortesía. Fernando ‘Pecoso’ Castro (Caldas), Rubén Darío Hernández (Quindío), José Fernando Santa (Risaralda).

De 1963 a 2016 han sido varios los futbolistas del Eje Cafetero que han podido vestir la tricolor y que con orgullo han dejado huellas por representar las banderas de Caldas, Quindío y Risaralda

Más de 100 años tiene en su historia la Copa América, que comenzó en 1916 y que reúne a todas las selecciones de Suramérica, en la que cada versión cuenta con algunos invitados especiales, así como la que se vivirá entre junio y julio en territorio brasileño, cuando Japón y Qatar lleguen para representar con orgullo el continente asiático. Pero así como hay miles de historias por contar en el fútbol y en particular de este torneo, hay que recordar aquellos futbolistas nacidos en el Eje Cafatero que en algún momento lograron vivir esta experiencia, y convertirse en grandes referentes para otros talentos que sueñan con llegar a vivirla.

Para encontrarlos, hay que retroceder hasta el año 1963 cuando la Copa América, antes llamada Campeonato Sudamericano, corría en su versión XXVIII; se realizó por primera vez en Bolivia en el mes de marzo, siendo La Paz y Cochabamba, las sedes oficiales del evento que reunió siete selecciones, dejando como gran campeón al seleccionado local que logró 11 puntos en seis juegos y dejando a Brasil en la segunda casilla. Allí, el elenco colombiano, finalizó en la última posición con un solo punto, pero más allá de eso, hay que decir que en la nómina tricolor habían cuatro caldenses, quienes abrieron el camino a los futbolistas de esta región para competir.

Fotos / Cortesía. Alonso ‘Pipa’ Botero y Gonzalo ‘Chalo’ González, ambos caldenses.

Se trataba de Alonso ‘Pipa’ Botero, Gonzalo ‘Chalo’ González, Orlando Marín y Jairo ‘Niño’ Arias, quienes eran grandes figuras de sus clubes para ese momento, pero que como todos los que hicieron parte de esta selección, no pudieron hacer mayor cosa durante el torneo, incluso se dice que lograron disputar el juego ante Paraguay el 20 de marzo, donde los colombianos cayeron por 3 – 2, siendo el entonces estratega Gabriel Ochoa Uribe el que había incluido a los caldenses.

Al indagar un poco sobre ellos, se puede decir que por ejemplo Alonso ‘Pipa’ Botero, es y será recordado siempre por ser el autor del primer tanto oficial del Once Caldas, cuando este elenco de Manizales acogió este nombre oficialmente y lo consiguió siendo menor de 20 años, un épico episodio que guarda con cariño la gente caldense en su memoria. Además fue autor de 48 goles oficiales con el blanco, pero las lesiones le cortaron las alas con apenas 10 años de trayectoria, siendo un puntero derecho, gambeteador e impecable en los centros.

De Gonzalo ‘Chalo’ González es poco lo que se puede hablar, porque no hay mucho material sobre él, pero se decía que fue figura en su época, siendo excelente como defensa central o incluso como volante, pasó por el Once Caldas, Millonarios y regresó al elenco albo donde se retiró, luego saltó a la Selección Colombia, pero la muerte le llegó siendo aún joven.

Foto / Cortesía. Orlando Marín (Caldas).

Los otros dos caldenses de esa recordada participación, fueron Orlando Marín, quien era considerado entre la generación dorada del Caldas de los 60’s, además jugó en Santa Fe, Millonarios, el Macará de Ambato (Ecuador), siendo reconocido por tener un gran cabeceo, su limpieza al recuperar los balones y su técnica para salir jugando; pero al igual que ‘Chalo’ González, también sufrió problemas en sus piernas y tuvo que ser amputado en una de ellas.

El otro, era Jairo ‘el niño’ Arias, quien fuera mundialista en 1962, figura de Atlético Nacional y quien se destacaba por su velocidad, potencia y gol, arrancando desde la zona izquierda. En Selección Colombia estuvo en la preolímpica contra Brasil en 1958, jugó un partido en el Mundial de Chile 1962 y tres encuentros en la Copa América de Bolivia.

La organización entró en un bache por problemas institucionales que derivaron en que no se disputara durante ocho años, siendo la última edición en 1967 y regresando para 1975. Justamente ese año, un nuevo llamado volvió a poner en el radar el fútbol de esta zona del país, se trataba de Alonso ‘pocillo’ López, quien para muchos historiadores es considerado al día de hoy, el mejor lateral izquierdo de la historia de Millonarios, allí debutó en 1974 y jugó durante 11 años en dos etapas, ya que tuvo un breve paso por el Deportivo Independiente Medellín, luego se fue para Once Caldas donde finalmente se retiró. Su pasión en el fútbol se dividió en sus dos clubes, Once Caldas por ser de su natal Manizales y Millonarios, porque allí vivió los mejores momentos de su carrera.

Las razones, para los entendidos en esa época, eran obvias para ser llamado a la Selección Colombia, donde también hizo proceso en la juvenil en 1973 y 1974, lo que luego le valió para ser convocado a la selección mayor, donde se consagró subcampeón en la edición de 1975.

Fotos / Cortesía. Alonso ‘Pocillo’ López, Fernando ‘Pecoso’ Castro y Jorge Ricardo ‘Chicho’ Pérez, los tres caldenses.

En 1979 el turno fue para otro caldense, Fernando ‘pecoso’ Castro, quien fue un gran central, duro y aguerrido como su carácter, paseó su juego por equipos como Once Caldas, Deportes Quindío, Deportivo Cali, Santa Fe y regresó a su primer amor, el equipo de su tierra, donde se retiró. El ‘pecoso’ hizo parte de la Selección, donde jugó 15 partidos internacionales, siete juegos amistosos, cuatro partidos de eliminatorias en 1981 y otros cuatro partidos durante la Copa América de 1979, donde quedó eliminada rápidamente en el triangular ante Chile y Venezuela.

De allí, tocó esperar hasta 1987 para volver a ver otros futbolistas de la región vistiendo la tricolor, se trataba del caldense Jorge Ricardo ‘Chicho’ Pérez, quien fuese defensor o mediocampista, jugó en Once Caldas y Atlético Nacional, con el que se consagró en la Copa Libertadores de 1989. Pérez, hizo parte de aquel equipo que consiguió el tercer lugar en la Copa América de 1987, que se disputó en Argentina, compartiendo plantel con otro de la tierra, el quindiano Rubén Darío Hernández, quien fue uno de los grandes y letales delanteros que ha dado este departamento al fútbol profesional, marcando un total de 189 goles en su carrera. ‘Rubencho’ como lo apodaban en esa época, se logró destacar a pesar de medir 1,65 metros y es una de las figuras más recordadas por ser el autor del gol de Colombia contra Paraguay, que le entregó la clasificación al país al Mundial de 1990.

Fotos / Cortesía. Rubén Darío Hernández (Quindío), José Fernando Santa (Risaralda) y Jorge ‘el Patrón’ Bermúdez (Quindío).

En las versiones de 1995 y 1997, otros dos futbolistas ya con gran reconocimiento a nivel internacional, llegaban para hacer parte de las selecciones que disputaron las ediciones de 1995 en Uruguay, donde los cafeteros se quedaron nuevamente con el tercer lugar y luego en 1997 en suelo boliviano, donde Colombia quedó eliminada en cuartos de final. La referencia es para el pereirano José Fernando Santa y el quindiano Jorge Bermúdez, más conocido como ‘el patrón’, quienes en la defensa de ambos torneos fueron casi siempre imprescindibles; donde el risaraldense que hizo toda su carrera futbolística en Atlético Nacional, fue constante solución en su salida por el sector derecho, teniendo en su haber 25 juegos con la tricolor, mientras el quindiano, férreo en la zaga central, llamó la atención de equipos de gran envergadura como Boca Juniors de Argentina, logrando varias copas Libertadores, siendo capitán, teniendo gran personalidad y una humildad dentro y fuera de la cancha, que lo hacían más grande.

En 1999, ‘el patrón’ repitió convocatoria, siendo su tercera participación, pero nuevamente el seleccionado cafetero quedó eliminado en cuartos de final a manos de Chile, luego de hacer una gran fase de grupos, ganando los tres juego ante Argentina, Uruguay y Ecuador.

Luego de ese año, los del Eje Cafetero no volvieron a figurar sino hasta el 2011, con la aparición en la lista definitiva del caldense Elkin Soto, más conocido como el ‘sultán’, quien se inició en el Once Caldas, donde consiguió la Copa Libertadores de 2004 ante Boca Juniors de Argentina, mostrando gran despliegue como mediocampista, además del buen remate a distancia. Soto también hizo parte del Mainz 05 de la Bundesliga alemana, convirtiéndose en leyenda del club bávaro. Gracias a su desempeño, Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez lo convocó a la Copa América en Argentina, donde Colombia fue eliminada por Perú en cuartos de final.

Fotos / Cortesía. Elkin Soto (Caldas), Cristian Bonilla (Caldas) y Óscar Murillo (Quindío).

El último en representar con orgullo las banderas del Eje Cafetero en esta competición, fue el golero caldense Cristian Bonilla, quien hizo parte de los planteles que disputaron las versiones de 2015 en Chile y 2016 en Estados Unidos (llamada Copa América Centenario), que además fue una edición especial. El cuidapalos que se destacó por ser titular en los Suramericanos Sub 15 y Sub 17 y de hacer parte de la Sub 20, fue sorprendido por el estratega José Néstor Pekerman, quien lo incluyó en ambas listas oficiales. El guardameta tuvo pasos importantes por Once Caldas, Boyacá Chicó, Atlético Nacional, Equidad Seguros, entre otros.

En la Copa América Centenario hubo un caso extraordinario, ya que también había sido convocado otro quindiano, el defensor central Óscar Murillo, quien ha pasado por Deportes Quindío, Deportivo Pereira, Atlético Nacional, Pachuca (México), Monterrey (México), entre otros, pero lamentablemente una lesión con su equipo en ese entonces, lo dejó por fuera de los 23 elegidos, lugar que ocupó finalmente Yerry Mina, quien jugaba por ese momento en Santa Fe.

Dentro de los candidatos que pueden ser tenidos en cuenta para la Copa América 2019 en Brasil, está los risaraldense Juan Camilo ‘Cucho’ Hernández, José Heriberto Izquierdo e incluso el propio quindiano Óscar Murillo, quienes ya han hecho procesos en selecciones juveniles y mayores.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *