El valor de la fotografía en el entorno deportivo regional

...una imagen deportiva no solo vende marcas, también vende inspiración, refleja el sueño de una persona deportista por superarse a sí mismo...

Foto / Pablo Bohórquez

Para nadie es un secreto que las nuevas generaciones de consumo informativo son más visuales, y esto se ha ratificado no solo en estudios e investigaciones académicas, si no también en una amplia oferta de dispositivos móviles y medios sociales (redes digitales) que han privilegiado el enfoque visual.

Semilleros Deportivos ha procurado en esa misma tendencia, re-descubrir el deporte regional a partir de la reportería gráfica, esto con varios intereses. Uno de ellos es rescatar el valor que tiene la fotografía para el mundo deportivo regional, es la posibilidad que desde lo visual, se puedan apreciar esos momentos únicos, inéditos, que quedan congelados en un instante, donde se puede apreciar el gesto, el movimiento, la técnica, las emociones, las exigencias, las condiciones y un sin número de detalles que también invitan a los protagonistas de las mismas a reafirmarse en su rol como deportista, incluso a los mismos órganos deportivos y organizadores de los eventos a re-plantearse aspectos de logística y organización de sus eventos.

Otro de los importantes aspectos que resalta el ejercicio fotográfico en materia deportiva, es la demanda de marcas que en materia de publicidad y patrocinio genera y dinamiza para la misma economías del deporte regional. Es entendible, que muchas de las empresas privadas, prefieran estar visibles en vallas de escenarios deportivos y uniformes de equipos o delegaciones deportivas, y esto se potencia si desde el campo visual, dichas marcas también son protagonistas.

Foto / Pablo Bohórquez

Dinamizar el proceso de reportería gráfica, también pone en un lugar de privilegio a quienes desarrollan su profesión, especialmente para quienes se han visto amenazados por las nuevas tecnologías y los dispositivos móviles, para seguir vigentes en su oficio y determinar que el mismo, depende  no solamente de condiciones o aspectos meramente técnicos, también exige y requiere creatividad, exploración, interpretación del hecho deportivo, conocimiento de las diferentes disciplinas deportivas y hasta de los mismos deportistas, y por supuesto establecer una estrecha relación con el ecosistema del deporte.

De esta forma, una imagen deportiva no solo vende marcas, también vende inspiración, refleja el sueño de una persona deportista por superarse a sí mismo, por asumir con compromiso su rol y su lugar en la competencia. Por ello, el valor de la fotografía en el entono deportivo regional cobra gran relevancia y más cuando esta profesión ha necesitado reinventarse para no desaparecer en el mundo del deporte globalizado, internacionalizado y segmentado para el consumo de masas, olvidando la identidad de lo local y lo regional.

Disfrutar de una buena fotografía, será siempre una sensación que encierra profundos aprendizajes y bellas emociones.

Foto/Carlos Marín

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

admin

Editor General. Comunicador Social-Periodista. Candidato a Magíster en Educación y Desarrollo Humano. Cinde-U.Manizales

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *