“El deporte es un instrumento para la paz”, Adriana Ospina, entrenadora de Voleibol

“El deporte es un instrumento para la paz”, Adriana Ospina, entrenadora de Voleibol

Foto / Suministrada

La entrenadora del Colegio Juan Manuel González de Dosquebradas, es hoy una pieza importante en la formación deportiva de jóvenes en el  departamento, a través de sus conocimientos ha aportado para el fortalecimiento de las bases. 

De pocas palabras pero de amplia experiencia en el deporte formativo, así es Adrián Ospina, la risaraldense que hoy le apuesta a los Juegos Supérate Intercolegiados, Torneos Nacionales en categorías Menores con el Voleibol de este departamento.

“Hace 22 años me inicié en la Institución Educativa Fabio Vásquez Botero, después pasé al Colegio Pablo Sexto y ahora estoy en el colegio Juan Manuel González de Dosquebradas”, reseñó, quien en algo más de dos décadas ha entregado su vida a la enseñanza.

Nacida en Pereira pero criada en el municipio Industrial, es mucho más lo que le debe al biquebradense que a la capital, pues allí ha sembrado los mejores recuerdos en el Voleibol, desde allí el aprendizaje y la enseñanza han sido sus baluartes a entregar a las juventudes.

Foto / Suministrada

“Conoce todos los aspectos de la motricidad, de las diferentes formas físicas, la fuerza, la velocidad, la resistencia, la flexibilidad, los tiempos de entrenamientos, conoce muy bien lo que son las etapas del entrenamiento deportivo, toda la planificación del deportista y y sus diferentes momentos para la competencia”, refirió Jorge Colorado, presidente de la Liga Risaraldense de Voleibol.

Son estos conocimientos los que la tienen aportando en las últimas semanas a la liga de este deporte, “es una institución que le permite crecer deportivamente, porque no había tenido la posibilidad de dirigir equipos de carácter departamental en torneos nacionales federados, entonces la liga le abre las puertas para que ella lo puede hacer”, complementó Colorado.

Foto / Suministrada

Además en el pasado ha logrado que sus dirigidos puedan salir protagonistas en los Juegos Supérate Intercolegiados e importantes torneo de Voleibol a nivel regional y nacional, aportes que no olvidan quienes han estado celebrando con ella campeonatos.

Ospina afima que: “Soy un ser que quiere la paz y siempre he creído que el deporte es el mejor instrumento. Como docente he trabajado en sector oficial donde hay mucho talento y se pierde por falta de apoyo. Ademas siempre he querido hacer una labor social”, agrega.

Foto / Suministrada

Esa labor social ya la emprendió con diferentes equipos, donde ha triunfado en el marco de la competencia; pero para ella el éxito no se logra solo con trabajo, el componente familiar es importante. Es así como su madre, Zenaida Garzón, sus hermanos y los 11 sobrinos y sobrinas, ocupan esas horas cuando no está entrenando a los estudiantes. “Mi familia es mejor regalado que me ha dado el universo”, refiere.

Si de hablar de familia de trata los estudiantes le complementan ese aspecto tan importante, en cada foto, en cada evento está ahí al lado de ellos. Luis Miguel Rincón, referente de la Selección Risaralda Juvenil de Voleibol, quien ha estado con ella por cerca de cinco años, no se mide en elogios y palabras de agradecimiento para Adriana, realizó una carta que a través de Semilleros Deportivos quiere que su entrenadora conozca.

Es una persona íntegra, con cualidades de otro mundo según mi criterio. Tiene una vocación por ayudar a formar y a educar intachable, peleadora y guerrera de lo justo, es sentimental y carismática, puedo atreverme a decir que una gran parte de su razón de ser, de la misión de su vida somos nosotros sus deportistas y también sus estudiantes. Como entrenadora mantiene un hambre para aprender y aprender (a pesar de sus innumerables títulos a nivel nacional) que siempre está buscando la manera de cambiar su esquema para evolucionar positivamente; es tan humilde que reconoce que no se las sabe todas y siempre de manera autodidacta se enriquece y se empapa de todo lo que nos ayude a crecer como equipo. Es consciente que lo más importante no es ganar de que incluso se aprende más perdiendo por lo que no nos mete presión cuando entramos a un campo de juego, al contrario nos motiva y nos alienta para que seamos la mejor versión de nosotros y consecuentemente sin esa presión salimos a dar el 100% a jugar tranquilos confiando en todo el trabajo y proceso que hay detrás de cada torneo lo que en gran parte considero que no tener esa presión juega un papel de oro y nos ayuda a conquistar la meta propuesta, trabaja de una manera muy limpia, sin intereses personales, al contrario siempre buscando el bien para cada uno de sus deportistas de largo o corto proceso. En lo personal me siento muy agradecido de que Dios, la vida, el destino o cualquier entidad o fuerza superior me la haya puesto en el camino, porque me ha enseñado de todo, a crecer como persona, como deportista, a tomar decisiones, a tener los pies sobre la tierra y comprender que a pesar de todo lo que hayamos conseguido colectiva  e individualmente siempre hay alguien por encima de nosotros que nos debe servir como referente para superarnos y, estoy seguro de que a todos mis compañeros les ha servido de la misma manera cumpliendo el rol de maestra, entrenadora, amiga e incluso me atrevo a decir que de mamá. Claramente no todo funciona 100 por ciento perfecto, pero de eso se trata la vida, un constante aprendizaje que nos ayuda a tropezar dos veces con la misma piedra; a veces hay errores de comunicación fallida que da espacio para que terceros entren y traten de opacar todo lo excepcional que es éste ser. Pero sinceramente todos deberíamos tener la fortuna de conocer personas así con estas cualidades y hacer lo posible para que se queden en nuestra vida“, le manifiesta Luis Miguel a su entrenadora.

Amante de las flores, los países, el tenis y las mariposas, Adriana es hoy una de las entrenadoras que mejor conoce este deporte en Risaralda, pero ella no se queda con dichos conocimientos porque todo lo entrega a quien se lo pide.

Foto / Suministrada

Finalmente la Licenciada en Educación Física, concluye haciendo alusión a sus propósitos, que no distan mucho de los que hasta ahora viene logrando. “Solo quiero algo y es continuar con este proceso.  Llevar a estos jóvenes al Menores Juvenil y por qué no unos juegos Nacionales” resalta.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

admin

Editor General. Comunicador Social-Periodista. Candidato a Magíster en Comunicación para el Desarrollo. Cinde-U.Manizales

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Instagram
Google +
Google +
http://semillerosdeportivos.com/el-deporte-es-un-instrumento-para-la-paz-adriana-ospina-entrenadora-de-voleibol">
Youtube
Youtube
EMAIL