En nuestro deporte, que no se postergue lo esencial

Foto / Pablo Bohórquez. Jenny Marcela Arias en una de sus peleas (Azul / Risaralda / Boxeo)

Vivimos en un tiempo de gran velocidad, la información fluye con inmediatez y las alternativas comunicativas son tan amplías y diversas que hasta hay que tener cuidado con ellas.

Cuidado de qué?… cuidado de la mala información, del tratamiento errado del acontecimiento, cuidado de una inmediatez que parece no comprender el impacto social que trae a las nuevas generaciones.

El deporte también cae en la trampa de la velocidad, pretende que en la inmediatez también salgan a relucir los triunfos, el éxito exige que el reconocimiento se logre en poco tiempo, sin mucho esfuerzo y sin trasegar el lugar de la experiencia.

Sin embargo, del otro lado el panorama es adverso. Algunos procesos siguen siendo insípidos, limitados, adormecidos en los intereses particulares y con pocas contribuciones al desarrollo deportivo de la región.

Ya transcurren dos meses de este año y el silencio de algunas ligas y disciplinas deportivas, dice mucho. Seguimos esperando alternativas y oportunidades perdidas con ligas que no operan, existen en el papel, existen incluso con reconocimientos deportivos, pero en la realidad unos cuantos clubes movilizan las prácticas.

Lea también Infinitas gracias selecciones de fútbol infantil Caldas, Quindío y Risaralda

Cómo hacer que esta ligas adormecidas y postergadas en sus propósitos, despierten por el bien de una sociedad que urge de alternativas sociales para su población? Es hora de despertar, es momento para dar un paso al costado si es necesario, pero hay que elevar la oferta, dinamizar los procesos y generar alternativas de oportunidad para las nuevas generaciones.

Que no se postergue lo esencial, que no se aplacen más las buenas oportunidades y que las excusas se acaben para ampliar la oferta deportiva, porque tenemos razones para ello; se acercan los Juegos Nacionales, tendremos muy pronto los Juegos Centroamericanos, están en la mira los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y no podemos repetir la historia del 2016 en Río de Janeiro, cuando nuestra representación deportiva como región quedó reducida a un supuesto.

No más excusas, quiénes serán nuestros deportistas en Tokio 2020? Semilleros Deportivos sigue indagando y observando cómo y quienes cumplen el ciclo olímpico para que no llegue la inmediatez de las olimpiadas y estemos nuevamente en la búsqueda de revisar dónde quedaron los procesos.

Por eso es necesario cuidar y potenciar los procesos deportivos, pero también iniciar con aquellos que se han quedado en promesas. Caldas, Quindío y Risaralda, tendremos deportistas en Tokio 2020?

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

admin

Editor General. Comunicador Social-Periodista. Candidato a Magíster en Comunicación para el Desarrollo. Cinde-U.Manizales

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Instagram
Google +
Google +
http://semillerosdeportivos.com/deporte-no-se-postergue-lo-esencial">
Youtube
EMAIL