Ciudadano, todas las disciplinas deportivas merecen su presencia, apoyo y acompañamiento

Foto/Carlos Marín. Buen público asistió en Cartago e juego amistoso entre Ráptors Caney de Risaralda y Cafeteros del Quindío.

Foto/Fausto Castañeda

Es frecuente escuchar en los testimonios cotidianos, que Colombia carece de oportunidades para los jóvenes, que el Estado no responde a sus expectativas y que las acciones del Gobierno se quedan cortas para dar respuesta a sus necesidades. Algo hay de cierto en ello, pero también es cierto que en ocasiones la ciudadanía tampoco apoya, ni acompaña lo suficiente.

Los jóvenes por su parte se abren oportunidades, son creativos, la gran mayoría se inclina por relaciones sanas, por lo menos así es en el mundo deportivo, aunque algunos que no encuentran en el deporte un lugar de inspiración, también lo hacen en otros frentes. Pero lo cierto, es que la juventud, la infancia y en general las presentes y venideras generaciones, requieren más atención y acompañamiento de la ciudadanía en general, para evitar caer en situaciones denigrantes que ya son bien conocidas por todos.

 

También es frecuente cuestionar el estado de abandono de los escenarios deportivos, donde esos jóvenes buscan seguirse inspirando, los usan a pesar del estado, a veces con poca iluminación, a veces en escenarios fríos y poco saludables, pero al fin y al cabo lo hacen, porque es más sano estar entusiasmado con el deporte, que con el facilísimos de otras prácticas que son lesivas para el desarrollo social.

Me cuestiona entonces que los ciudadanos del común no acudan con mayor presencia a los escenarios deportivos a disfrutar del talento de niños, niñas, jóvenes, incluso adultos que asumieron el deporte como un estilo de vida y que hoy por hoy le imponen categoría y hasta profesionalismo.

A lo mejor, si los ciudadanos se dieran la oportunidad de ir, observar y disfrutar del Voleibol, del Baloncesto, del Microfútbol o hasta del Patinaje, tendríamos mejores escenarios deportivos, y por supuesto mejores procesos con nuestros jóvenes.

Anoche, el Coliseo Menor de Pereira contó con algunos espectadores, muy pocos a mi parecer; la mayoría familiares o amigos de los deportistas, y los mismos jugadores que crearon un ambiente de fiesta en un juego de voleibol, donde vi más que talento. Observé decisión, pujanza, fuerza, ánimo, actitud, lealtad, respeto, convicción, técnica, entrenamiento y un gran espectáculo entre las escuadras de Vit Voley y el representativo de la Fundación Universitaria del Área Andina.

Foto/Semilleros Deportivos

Un juego digno de admirar, punto por punto, los jugadores se entregaron y cerraron un encuentro que obligaba definir un ganador. Un marcador estrecho de principio a fin, con emociones en cada jugada, de esos partidos que ponen los pelos de punta y que quienes admiramos esta y otras disciplinas, pensamos… ¿Cómo es posible que la ciudadanía se pierda un espectáculo como éste?. No se cobra la entrada, queda en pleno centro de Pereira donde hay suficiente oferta de transporte público, es programación en un horario de fácil disposición para quienes trabajan en horario de oficina, en fin.

Lea más: Vit Voley y el Área Andina se sacaron chispas en la red

A lo mejor, si los ciudadanos se dieran la oportunidad de ir, observar y disfrutar del Voleibol, del Baloncesto, del Microfútbol o hasta del Patinaje, tendríamos mejores escenarios deportivos, y por supuesto mejores procesos con nuestros jóvenes. De ahí, que asistir y demandar la oferta de eventos deportivos, como hasta ahora lo viene logrando el Boxeo en el Coliseo Mayor de Pereira y como espera lograrlo el Baloncesto en el mismo escenario, ayudaría a que la infraestructura no estuviese tan deteriorada, a que los jóvenes tuvieran lugares más dignos, y a que se valorara su esfuerzo y dedicación en prácticas saludables y potenciales para el desarrollo de la ciudadanía.

Hoy quisiera compartir con los lectores la buena sensación que me queda después de ver un buen partido de Voleibol en Pereira. También la expectativa que tengo con el inicio del Torneo Nacional de Baloncesto y la representación que tendremos con el nuevo Club Ráptors Caney, o quizá las válidas nacionales de BMX que, por ejemplo se cumple este fin de semana en Manizales; seguramente continuarán otras ofertas deportivas  en la región como el Rugby, el Fútbol, las vías activas y a las que sin duda, invito a los ciudadanos a que asistan, la mayoría de ellas no tienen costo, o mejor, el costo lo veremos como sociedad, si no asistimos o apoyamos.

En definitiva se necesita más presencia de la ciudadanía en estos escenarios, para que observen los deportes en altos niveles de competencia, los aprecien, se maravillen, sobre todo para que apoyen y más aun para que demanden el uso de los escenarios que son nuestros, que son publicos. Sólo así podemos demostrar que la inversión es estos tiene peso político y que el presupuesto del deporte debe ampliarse cada vez más, porque esta es una forma real de hacer paz en Colombia.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

admin

Editor General. Comunicador Social-Periodista. Candidato a Magíster en Educación y Desarrollo Humano. Cinde-U.Manizales

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Vivían Lorena dice:

    Excelente artículo, aunque muchas veces lo que falta es que tanto las ligas como los clubes promocionen más los eventos por redes sociales, notas periodísticas etc. para que la comunidad se entere de dichos eventos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *