Catarsis con la Copa Ciudad Pereira

Después de lo sucedido con el fútbol del ascenso en Pereira durante el 2018, la Copa Ciudad Pereira volverá a cumplir su función como catalizadora de las emociones reprimidas en los amantes de la pecosa.

Foto / Pablo Bohórquez

Entre sus últimos testimonios, el dirigente deportivo Augusto Ramírez González (Q.E.P.D.), afirmó que la última asistencia a la final de la Copa Ciudad Pereira había sido histórica, obligándole a habilitar tribunas donde los espectadores tuvieron que estrecharse para compartir un momento de buen fútbol. Hecho por el cual expresaba su felicidad, aunque con algo de preocupación al ver tanta gente queriendo ingresar al Estadio Mora Mora de Pereira.

Y este año, se augura una situación similar. Ante el desencanto del fútbol amarillo y rojo en el rentado del ascenso, ahora la Copa Ciudad Pereira comienza a convertirse en ese escenario que llama la atención de los medios de comunicación y el entorno futbolístico.

Ya se establecieron los grupos que disputarán la primera fase, los equipos se han venido conformado paulatinamente e inician su fase culmen de preparación para cada uno de los encuentros que se avecinan. Mientras tanto, los magnates del fútbol, conservan la esperanza de asistir al viejo Fortín de Libaré en busca de una o varias estrellas que puedan rentabilidad; mientras el fanático de a pie, anhela disfrutar de un espectáculo que le fue negado a los aficionados durante todo el año, y que se le ha venido negando por más de siete.

Fotos: Pablo Bohórquez

Si de algo pueden estar seguros los nuevos organizadores del torneo de fútbol más tradicional de fin de año, es que contarán con una sed insaciable en los fanáticos a la redonda, quienes estarán dispuesto a sentir el frío característico que atraviesa el morro de Villa Santana o incluso la lluvia que frecuenta esta zona de la ciudad a cambio de una profunda emoción, que por lo menos, se cultiva en el hecho de ver buen fútbol, protagonizado por juveniles jugadores de nuestra tierra.

El próximo 22 de noviembre, otra vez será la Copa Ciudad Pereira el escenario para sacar con fuerza ese grito de gol ahogado en los anhelos del ascenso, especialmente cuando el actual Campeón Boca Juniors UTP salte al gramado del Estadio Alberto Mora Mora para defender el título del año anterior, y además ratificar el buen año que tuvieron con las Copa Telecafé Élite, donde también se hicieron campeones.

El legado de Ramírez González,  más allá de sus fines organizativos,  servirá para sanar algo de dolor, tristeza y desilusión adquirida con la actuación de un cuadro matecaña que no supo corresponder al amor por los colores, y que ahora tendrá que descargar nuevamente el peso de la responsabilidad, en el grupo de jugadores juveniles que portarán la camiseta amarilla y roja en esta Copa, para demostrar cuales son sus sueños y cómo demostrarán ellos, el amor por los colores, que los mismos profesionales no lograron demostrar.

Siempre será bienvenida la Copa de los pereiranos, que año tras año logra cautivar más adeptos,  ahora con el firme propósito de elevar su nivel de competencia y calidad futbolística.

Que la Copa Ciudad Pereira sea ese espacio de catarsis donde salgan las desilusiones y lleguen las bellas emociones.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte

admin

Editor General. Comunicador Social-Periodista. Candidato a Magíster en Comunicación para el Desarrollo. Cinde-U.Manizales

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Instagram
Google +
Google +
http://semillerosdeportivos.com/catarsis-con-la-copa-ciudad-pereira">
Youtube
Youtube
EMAIL