Camilo Arango y su profundo amor por el periodismo deportivo

Foto / Pablo Bohórquez

Nacido en Santa Rosa de Cabal, pero criado en Dosquebradas, este joven sueña con aportar a la sociedad desde el periodismo deportivo, ejercicio que ha realizado a lo largo de siete años de manera empírica.

«Mi primera experiencia en el periodismo fue finalizando el 2009 cuando entré a Colmundo Radio, con Leonel Arbeláez, allí inicié en un programa llamado el ‘Corrillo’, un programa de variedades, después se acabó el programa, pasamos al noticiero y yo me encargaba de la sección deportiva», son la primeras palabras de Camilo.

Colmundo también le dio la posibilidad de abrir un programa deportivo con un grupo de jóvenes, pero por la dinámica de los medios no pudo prosperar, «alcanzamos a estar como dos meses, recuerdo que por motivos económicos no pudimos continuar», complementó.

Camilo Arango Rodríguez, egresado del Colegio Pablo Sexto del municipio Industrial y Administrador Público de profesión, relata que después de estar inmerso en la radio en el 2009, tuvo una para, sin embargo no se alejó lo suficiente como para olvidarse de la locución, del periodismo y las entrevistas.

Ha hecho parte de la emisora Qué Buena, de noticieros regionales como presentador, aprovechando al máximo el tiempo que le queda después de laborar.

Foto / Pablo Bohórquez

Con un profundo conocimiento sobre las realidades del municipio que lo vio crecer, busca que el oficio también le mantenga vivo ese amor por los deportes, pues entrenó 8 años fútbol, pero como un buen número de periodistas deportivos del país, no alcanzó a ser protagonista en la cancha y se dedicó a trabajar al lado de ella, entrevistando a jugadores.

Con 30 años, una carrera profesional y una especialización en camino, le queda tiempo para recordar que en algún momento de su vida se aventuró a estudiar algo que vinculaba al deporte, «estudié deportes en la Universidad Tecnológica de Pereira, lo hice hasta sexto semestre, pero por razones económicas, de tiempo no terminé, dos años después estudié Administración Pública», agregó.

Fue Alcalde Juvenil de Dosquebradas, experiencia que lo marcó y le dio la posibilidad de entender las necesidades de los habitantes del segundo municipio más importante de Risaralda. «En 2010 salí elegido Alcalde Juvenil, no fue por ningún partido político, fue por una organización juvenil, la Fundación Sharlot que funciona en Dosquebradas, porque también practico el teatro y la actuación» narró.

«Hace poco hablábamos en un programa del grupo que a Dosquebradas le falta mucho, que es increíble que Pereira a veces por remodelación del estadio Hernán Ramírez Villegas, tenga que buscar plaza en Cartago, mientras que Dosquebradas podría servir perfectamente para ello; pero lastimosamente un grupo de personas que fueron las encargadas de gestionar la construcción del estadio, prefirieron el beneficio propio que el beneficio de la comunidad, construyendo un estadio que primero está al revés, y segundo está en una zona húmeda, entonces cuando llueve no se puede utilizar, incluso en los partidos de Copa Ciudad Pereira se aplazan fechas por el tema», argumentó.

Foto / Suministrada

Otras de las necesidades que evidencia Camilo son los escenarios deportivos. «Hay que rescatar el Lago La Pradera como uno de los pocos sitios que está siendo bien administrado; sin embargo si faltan muchos escenarios este municipio», puntualizó.

El trabajo de auditor en la Contraloría de Dosquebradas, le brinda la posibilidad de alternar en el periodismo, por eso es frecuente verlo cubriendo los partidos del Deportivo Pereira, equipo del que se hizo hincha y al que puede ver gracias a su labor en el grupo de Marino Sánchez Martínez, donde trabaja hace dos años.

Finalmente Camilo se define como un hombre soñador,  «me inspiran los sueños, he sido una persona muy soñadora, lo que me he propuesto en la vida, lo he alcanzado, gracias a Dios. Lo único que no alcancé fue ser futbolista profesional», además agrega que su familia ahora le inspira mucho, «este proyecto de familia que tengo a lado de mi esposa Valeria López Herrera, estamos esperando un hijo y eso me motiva bastante en la vida».

Arango está próximo a graduarse como Especialista en Planeación y Gestión Estratégica de la Universidad Libre de Pereira, pergamino que le servirá para crecer en su carrera como profesional, y aumentar la experiencia que le ha permitido ser un joven polifacético, amante de la gestión pública, los deportes y el periodismo.

«Unidos somos más. Más deporte, más región»

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *