A Quindío se le vino la noche y cayó con Valle en Cartago

Foto / Jorge Andrés Monsalve

En Cartago, al seleccionado quindiano prejuvenil se le “perdió la tortuga” como dice el dicho, iba empatando 1×1, desperdició una ocasión más que clara para ponerse arriba 2×1, y terminó perdiendo 3×1 con los vallecaucanos.

Un verdadero revés sufrió ayer la selección cafetera en el cuadrangular Interligas prejuvenil, que luego de un flojo arranque de partido se fue tomando cada vez más y más confianza, generando buenos ataques sobre el campo valluno; su medio campo comenzó a ganar duelos y sus delanteros a desequilibrar y ganar mano a mano. Sin embargo, su defensa nunca pudo adaptarse del todo al ritmo del partido y su rendimiento era como como un ascensor, subía y bajaba. Por momentos resolvían bien los duelos y daban seguridad al fondo quindiano, pero a los pocos minutos se convertía en una defensa muy frágil que dejaba filtrar balones fácilmente, teniendo que ser el portero cuyabro el jugador que se las arreglaría contra el rival.

Valle se fue en ventaja iniciando el segundo tiempo con complicidad de la defensa cafetera, que no pudo detener los pases largos y pelotazos a sus espaldas; pero lejos de caer, Quindío fue retomando de apoco la confianza que mostró en la primera parte del juego y de esa manera logró el empate con una bonita jugada en el área rival que fue finalizada con un formidable remate al arco donde el portero valluno nada pudo hacer.

El envión anímico empujó al cuadro cuyabro pero las opciones nunca se capitalizaron de la manera correcta, en esa misma tónica y en un momento clave del juego, los delanteros quindianos lograron hacerle superioridad numérica a la defensa de Valle y cuando solo tenía que pasarla a su compañero para que este simplemente empujara la esférica, el delantero cafetero prefirió hacer “una de más” y finalmente fue superado en marca, desperdiciando así la opción más importante que le había otorgado el partido, aparte del gol.

Foto / Jorge Andrés Monsalve

El popular dicho futbolístico reza que “el que no hace los goles, los ve hacer”, Valle entendió a la perfección el significado de esta frase y le cobró a Quindío su falta de eficacia, casi que inmediatamente que el equipo cuyabro fallara su opción; los vallunos convirtieron el segundo tanto y a partir de ahí el partido entró en un trámite con un Quindío caído anímicamente, hasta que los Del Valle convirtieron el tercer tanto para liquidar el partido y hacerle pagar a Quindío todas sus imprecisiones en la defensa y sus desperdicios en ataque.

Foto / Jorge Andrés Monsalve

Ahora el DT quindiano Jorge Iván Mejía deberá revisar el asunto y pensar cómo mejorar la estrategia del equipo de cara a su segunda presentación contra la Selección Caldas, por los juegos amistosos que se extenderán hasta el fin de semana en el norte del Valle.

“Unidos somos más. Más deporte, más región”

Compártelo para hacer grande nuestro deporte
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *